Judiciales

Hombre condenado a 145 años de prisión por perpetrar cinco crímenes

Masacre ocurrió en marzo del 2020 en Roxana de Pococí, en una posible disputa por tierras.

Un hombre sin oficio conocido fue sentenciado este miércoles a 145 años de prisión al ser señalado responsable de cinco asesinatos y una tentativa de homicidio.

La sentencia la dictó el Tribunal de Juicio de Pococí, Limón, para José Victorino Mora Granados, de 32 años, quien descontará solo 50 años de la condena, pues es la pena máxima que se puede purgar en Costa Rica.

A él se le atribuyen los homicidios de tres adultos y dos adolescentes, perpetrados el 17 de marzo del 2020 en Llano Bonito del distrito de Roxana, en el cantón de Pococí, Limón.

En el debate se concluyó que Mora y uno de los asesinados se disputaban un terreno que es propiedad del Estado y eso habría desencadenado los crímenes.

Un hermano del sentenciado, quien también figuraba como acusado de los hechos fue absuelto por duda.

Durante la lectura del Por Tanto, los jueces a cargo del debate Kristopher Durán Solano, Jeannette Mena Rodríguez y Juan José Bonilla Monge ordenaron la prórroga de la prisión preventiva del sentenciado José Victorino Mora por el plazo de seis meses que corren desde el 19 de julio del 2021 hasta el 19 de enero del 2022.

Asimismo, se ordenó el cese de la medida cautelar de prisión preventiva que ha venido sufriendo el otro imputado Mora Granados y se mandó ponerlo libertad si otra causa no lo impide.

Uno de los aspectos que pesó en la absolutoria fue que el tribunal anuló el el anticipo jurisdiccional de prueba que había rendido uno de los sobrevivientes de la masacre.

Recuento del caso

Este debate inició el pasado 14 de junio y en él se juzgaron los asesinatos perpetrados a las 10 p. m. del 17 de marzo del 2020, en Llano Bonito.

Aquella noche se presume que varios individuos ingresaron a un rancho y mataron a balazos a una joven de 14 años, un muchacho de 17, así como a Stward Javier Aguilar Vars, de 31 años; José Alexánder Barrantes Barboza, de 21 (hermano de la adolescente) y a Aron Isaac Marín Arguedas, de 27.

Un sexto ocupante de la casa, de 18 años, resultó herido y sobrevivió. Un niño de tres años que estaba en el sitio salió ileso.

Al día siguiente (18 de marzo del 2020), agentes del OIJ detuvieron en San Jorge de Roxana, a ocho kilómetros del lugar de la masacre, a Victorino y su hermano por presuntamente participar en los crímenes. Estos habitaban un apartamento alquilado detrás de una pulpería.

En una audiencia que se realizó el 20 de marzo, el Juzgado Penal de Pococí impuso a los hermanos Mora seis meses de prisión preventiva. Sin embargo, por un error judicial, Victorino Mora fue dejado libre y lo capturaron el 15 de mayo del año pasado, en el centro de Juan Viñas, en el cantón de Jiménez, Cartago, cuando oficiales de la Fuerza Pública lo interceptaron, mientras intentaba abordar un automóvil.

Durante las investigaciones se determinó que las víctimas eran vecinos de Pavas, San José, y que el hombre de apellido Aguilar se había mudado a esa finca en Llano Bonito, la cual estaba tratando de obtener de forma definitiva, pues aparentemente se trata de tierras del Estado.

Aguilar, quien se encontraba en silla de ruedas luego de haber sido baleado hace casi cuatro años por una disputa con la banda de Erwin Guido Toruño, alias El Gringo, tenía una relación impropia con la menor de 14 años, que falleció en la masacre.

En la acusación que presentó el Ministerio Público se atribuyó a los hermanos siempre actuar sobre seguro, pues cuando ingresaron a la vivienda eran acompañados por otros tres hombres (dos desconocidos y otro de apellido Medina Méndez cuya causa se tramita por aparte) y todos portaban armas de fuego.

“Aprovechando que los ofendidos se encontraban desprevenidos sin posibilidad de defensa, en el caso de Aguilar Vars, imposibilitado de caminar ya que utilizaba una silla de ruedas, no representándoles esto ningún riesgo para su plan delictivo, ingresaron a la vivienda y amenazaron con dichas armas a las víctimas”, señaló la acusación fiscal.

Las víctimas fueron llevadas a diversas habitaciones donde les dieron muerte e incluso les quitaron dos cadenas, dos piezas de joyería tipo esclava y unos tenis.

José Victorino Mora, todavía tiene otra causa pendiente, pues las autoridades le atribuyen matar en asocio con su compañera sentimental de apellidos Sáenz Jiménez, de 24 años, a Douglas Ramírez Sánchez, cuyo cuerpo enterrado fue localizado el 2 de mayo en San Jorge de Roxana de Pococí.

A este hombre lo mataron para robarle la motocicleta, según había indicado el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.