Carlos Arguedas C.. 3 abril, 2018

El Ministerio Público solicitó la tarde de este lunes que se imponga una pena de 60 años de prisión contra un hombre identificado como Danny Hernández Fernández, alias Ratón, principal sospechoso de matar a dos hombres durante una fiesta con carne asada y cerveza en Pacuare de Limón, hace casi tres años.

La gestión la hizo el fiscal Luis Quesada Brenes, al finalizar el período de conclusiones de un juicio que se realiza, por razones de seguridad, en los Tribunales de Goicoechea. Este comenzó el 25 de agosto del año pasado.

El fiscal Luis Quesada (saco negro y lentes) se encargó de hacer la petición durante la audiencia de este lunes. Foto: Grupo Nación
El fiscal Luis Quesada (saco negro y lentes) se encargó de hacer la petición durante la audiencia de este lunes. Foto: Grupo Nación

El representante del ente acusador del Estado también solicitó que se imponga igual pena a otros dos acusados en este hecho. Se trata dos sujetos identificados como Louige Scott Simpson y Divan Michell Bustos.

A los tres se les atribuyen dos delitos de homicidio calificado y un delito de intento de homicidio, pues en los hechos resultó herido de bala Andy Roldán Sánchez.

Quesada terminó las conclusiones el lunes a las 5:30 p. m. Luego el Tribunal de Juicio de Limón decidió suspender y se programó la continuación del debate para el próximo jueves 5 de abril.

Lío de bandas

En este juicio se juzga a Hernández, Scott y Michell por los asesinatos a balazos de Álvaro Ramírez Ugalde, de 25 años, y Shadid Jalell Hudson Linton, de 18.

El primero falleció el día del ataque, el 16 de junio del 2015, en Pacuare Nuevo de Limón. El segundo murió el 23 de junio en el Hospital Calderón Guardia, en San José, donde fue trasladado debido a su gravedad.

Los abogados defensores de los tres acusados en este juicio darán las conclusiones este jueves. Foto: Melissa Fernández
Los abogados defensores de los tres acusados en este juicio darán las conclusiones este jueves. Foto: Melissa Fernández

La agresión se dio cuando los fallecidos, junto con otros amigos, realizaban una parrillada en vía pública. En determinado momento, llegó un vehículo del cual bajaron dos individuos y comenzaron a disparar.

Uno de las personas que estuvo en el lugar y resultó ileso fue Maikel Boxx Luna.

Este testigo, de 24 años, en una declaración anticipada que fue incorporada al proceso el 8 de enero de este año, hizo una detallada descripción de cómo sucedieron los hechos. Precisó que pudo ver a quienes ejecutaron la agresión, y además, afirmó de que él era el objetivo del ataque perpetrado el 16 de junio.

"Michell iba conduciendo, Danny iba en el asiento del acompañante y atrás venían Jeanthy y Louige", dijo Boxx, quien precisó que pudo verlos pues se encontraba de pie mirando hacia la calle.

Esa balacera, según el Ministerio Público, se dio dentro de una disputa que mantienen las organizaciones criminales para controlar la venta de drogas en los barrios limonenses.