Carlos Arguedas C., Reiner Montero. 13 mayo
Mora Granados fue detenido el 18 de marzo en San Jorge de Roxana, de Pococí, a ocho kilómetros del lugar de la masacre. Foto de Reiner Montero.
Mora Granados fue detenido el 18 de marzo en San Jorge de Roxana, de Pococí, a ocho kilómetros del lugar de la masacre. Foto de Reiner Montero.

Un error judicial permitió que uno de los dos sospechosos detenidos por presuntamente participar, el 17 de marzo anterior, en la masacre de cinco personas en Llano Bonito de Roxana, en Pococí de Limón, quedara en libertad.

Cómo y cuándo fue liberado el implicado es incierto, pues ni el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), ni el Ministerio Público, ni el Juzgado Penal de Pococí quisieron aclarar los pormenores, con el argumento de que el asunto es investigado por la Inspección Judicial.

El individuo beneficiado es de apellidos Mora Granados, de 32 años, y de nacionalidad nicaragüense. En su contra se giró una orden de captura. Es una persona que no tiene oficio conocido y desde el 2010 registra problemas con la justicia.

En el 2016 fue condenado en un proceso abreviado sin que le diera ningún beneficio, según el expediente 16-001039-0485-PE. Esa pena la cumplió y este año, antes de ser capturado por los homicidios, se le abrió otra causa en la Fiscalía de Pococí, por el delito de receptación.

Incluso, este sujeto fue detenido el 14 de marzo (tres días antes de la masacre) en horas de la noche y llevado a celdas del OIJ de Pococí pues tenía una orden de presentación ante el Juzgado de Ejecución de la Pena. Esto por una causa del 2010 por el delito de robo agravado.

Sin embargo, fue dejado en libertad por duda, debido a que Mora no portaba ninguna identificación, y además tenía un documento judicial en el cual se detallaba que había cumplido la pena la sumaria del 2016.

Antes de dejarlo ir, le solicitaron que se presentara el lunes 16 de marzo. Sin embargo, Mora nunca acudió y al día siguiente ocurrieron los cinco homicidios.

Cadena de hechos

El caso que llevó a la captura y liberación de este sujeto tiene su origen en la masacre de cinco personas que ocurrió a las 10 p. m. del 17 de marzo en Llano Bonito de Roxana.

Esa noche se presume que tres individuos ingresaron a un rancho y mataron a balazos a una joven de 14 años, un muchacho de 17, así como Stward Javier Aguilar Vargas, de 31 años; José Alexánder Barrantes Barboza, de 21 (hermano de la adolescente) y a Aron Isaac Marín Arguedas, de 27. Un sexto ocupante de la casa, de 18 años, resultó herido y un niño de tres años salió ileso.

Al día siguiente (18 de marzo), agentes del OIJ detuvieron en San Jorge de Roxana, a ocho kilómetros del lugar de la masacre, a los dos hermanos Mora Granados por presuntamente participar en los crímenes. Estos habitaban un apartamento alquilado detrás de una pulpería.

Un tercer participante en el hecho delictivo y quien es vecino de Cuatro Esquinas de Cariari, no ha sido detenido.

El móvil del quíntuple homicidio fue atribuido a una disputa por la tierra, donde habitaban las víctimas.

En una audiencia realizada el 20 de marzo, el Juzgado Penal de Pococí impuso a los hermanos Mora seis meses de prisión preventiva.

Esta es la vivienda en en Llano Bonito de Roxana, en Pococí de Limón, donde asesinaron a cinco personas el pasado 17 de marzo. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN
Esta es la vivienda en en Llano Bonito de Roxana, en Pococí de Limón, donde asesinaron a cinco personas el pasado 17 de marzo. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN
Desacierto

Siempre que hay un detenido y va a una audiencia de fijación de medidas, cuando concluye la diligencia, el juez firma una boleta, en la cual deja en libertad al imputado o lo remite a un centro penal. Esa boleta la reciben los oficiales de Cárceles del OIJ, que son los que se encargan de ejecutar la orden del juez.

¿Qué sucedió con el caso de Mora?, es lo que los órganos judiciales son omisos en dar una explicación.

El Juzgado Penal de Pococí, por medio de la oficina de prensa del Poder Judicial, comunicó: "En el caso se dictó prisión preventiva por un plazo de seis meses contra dos personas quienes figuran como imputados en dicha causa.

“Asimismo le confirmamos que las actuaciones jurisdiccionales de este asunto se encuentran en investigación en la Inspección Judicial, bajo expediente número 20-1088-31-DI, la que determinará si se incurrió en alguna irregularidad y si amerita una eventual sanción”.

Por su parte, el Ministerio Público comunicó que conocieron sobre la liberación del sospechoso el 24 de abril, luego de una comunicación del OIJ.

“Ante esa situación, la Fiscalía Adjunta de Pococí realizó una revisión del expediente y constató que, a pesar de que la resolución era de que el imputado debía estar seis meses en prisión preventiva, la boleta elaborada por el Juzgado Penal, que debía ser entregada a Adaptación Social omitía que, específicamente ese imputado, debía ir a prisión. Ante ello, se pidió a OIJ buscar al imputado y proceder con su detención”, señala el comunicado fiscal.

El OIJ consultado sobre el mismo asunto, respondió que "no tuvo relación, intervención o responsabilidad para con la liberación del sujeto mencionado. Existe una investigación atinente a ese hecho y presuntamente se dirige contra funcionarios de estamentos distintos a la Policía Judicial y la cual es desarrollada por el Ministerio Público de Guápiles”.

El OIJ, desde el 21 de abril, publicó la foto de Mora Granados y pidió ayuda a la ciudadanía para localizarlo. El sospechoso todavía está en fuga.

Pidieron que cualquier dato sobre su ubicación lo comuniquen a la línea confidencial 800 8000645.