Eillyn Jiménez B., Carlos Arguedas C.. 12 diciembre, 2019
El alcalde de Limón fue detenido ocho horas como sospechoso de malversación de fondos. Foto: Archivo
El alcalde de Limón fue detenido ocho horas como sospechoso de malversación de fondos. Foto: Archivo

El alcalde de Limón, Nestor Mattis Williams, fue liberado este jueves por la tarde, apenas ocho horas después de que fuera aprehendido como sospechoso de malversar fondos públicos del municipio caribeño.

Según su abogado, Ewald Acuña, el proceso de captura estaba viciado desde el principio porque Mattis cumple una incapacidad por salud que vence hasta el 18 de diciembre.

El jerarca municipal, de 57 años, salió el 3 de diciembre de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Tony Facio, donde se recuperaba de una dolencia que no trascendió.

Acuña explicó que el juez penal de Hacienda, en una audiencia realizada mediante videoconferencia desde Goicoechea, resolvió anular la captura y la indagatoria porque se violentó el derecho de la persona a defenderse estando en condiciones adecuadas de salud.

Para ello, el juez se amparó en los artículos 1.°, 72 y 174 del Código Procesal Penal, alegó Acuña, quien agregó que ya interpuso un recurso de habeas corpus ante la Sala Constitucional.

En el procedimiento de este jueves también se detuvo al jefe de Ingeniería de la Municipalidad de Limón, de apellidos Babb Reid, de 52 años, quien también estaría involucrado en los mismos hechos.

A ambos se les siguen dos investigaciones como sospechosos de cometer los presuntos delitos de malversación de fondos, falsedad en la recepción de bienes y servicios contratados, pago irregular de contratos e influencia en contra de la hacienda pública, informó la Fiscalía en un comunicado de prensa.

En apariencia, los funcionarios habrían cometido irregularidades en licitaciones para la construcción del mercado de Limón y un proyecto de aceras.

El Ministerio Público había ordenado la captura luego recibir un informe del Organismo de Investigación Judicial (OIJ). En ese documento constan los resultados de las pruebas recabadas durante unos allanamientos dirigidos por ese despacho en distintos departamentos de la Municipalidad de Limón, en setiembre del 2018 y en julio de este año.

A Mattis lo capturaron en el barrio Siglo Veintiuno, en la entrada a la ciudad de Limón; mientras que Babb fue detenido en barrio Roosevelt, cerca del Hospital Tony Facio.

Los dos fueron trasladados a las celdas judiciales de Limón y, posteriormente, a la Fiscalía. Tras lo resuelto por el juez penal de Hacienda, Mattis fue liberado y Babb continuaba en una audiencia.

“De acuerdo con la investigación, el alcalde ordenó diversidad de actos que involucran el manejo de fondos que administra la Municipalidad de Limón a favor de empresas constructoras que, al parecer, no terminaron las obras, por lo que se lesionó así el deber de probidad”, informó en la mañana la Policía Judicial por medio de su oficina de prensa.

Respecto al ingeniero de apellidos Babb Reid, en la audiencia de solicitud de medidas cautelares, la Fiscalía pidió que se le impusiera la suspensión del cargo, sin embargo, el Juzgado Penal de Hacienda rechazó la solicitud, por lo que la Fiscalía presentó una apelación. Ahora será necesario esperar que se programe una audiencia en la que se reiterará la solicitud de imponer contra Babb dicha medida cautelar..

El caso

La Fiscalía Adjunta de Limón comenzó, en setiembre del 2018, la investigación contra el jerarca del ayuntamiento, después de detectar supuestas anomalías en los contratos para la construcción de algunas aceras y el mercado municipal de la ciudad.

En esa fecha, el Ministerio Público indicó que Mattis, de 57 años, pudo haber incurrido en los delitos de peculado, enriquecimiento ilícito, malversación, falsedad en la recepción de bienes y servicios contratados y pago irregular de contratos administrativos.

Las pesquisas se agruparon en los expedientes 18-001394-472-PE y 18-000806-472-PE.

En el primero se investiga una contratación administrativa directa de urgencia, por existir órdenes sanitarias de cierre, para reconstruir una parte y levantar una nueva sección del mercado de Limón.

En un examen preliminar se determinó que se hicieron las obras nuevas pero no hay divisiones, y no se efectuó la reconstrucción, a pesar de que se pagó la obra al contratista (aproximadamente ¢2.600 millones) y se canceló la garantía de la misma.

El otro asunto investigado tiene que ver con una licitación pública que adjudicó la municipalidad para construir las aceras del centro de Limón.

La Fiscalía comunicó que, posteriormente, se determinó que el gobierno local aprobó el cobro de un impuesto a la población del cantón central, para el rubro de construcción de aceras.

Obras importantes

El remozamiento del mercado municipal de Limón estaba previsto para ser terminado en octubre del 2017. Estaba previsto que en el primer piso albergara un área de comidas y, en la segunda, más locales comerciales.

La idea era descongestionar el hacinamiento que sufrían los 130 inquilinos del antiguo mercado –declarado patrimonio histórico y arquitectónico en 1998– y generar espacio para 100 comercios más.

La edificación está ubicada al norte de la cuadra que ocupa el actual inmueble, en un sector donde antes había unas piezas que se construyeron como “agregados” y que también hospedaban vendedores.

En cuanto a las aceras en el centro de la ciudad, en principio, el ayuntamiento tramitó, en diciembre del 2014, la licitación pública N° 2014-LA-000010-01PM para la construcción de aceras de concreto por un monto máximo de ¢410 millones y la adjudicó en 2015 a la compañía Grupo Mercantil TVT-S.A.

No obstante, en marzo del 2016 decidió construir las aceras con adoquines y no en concreto, también destruyeron aceras de concreto en buen estado para sustituirlas por adoquines.

Estas variaciones provocaron que el costo del proyecto ascendiera. Para cubrir los nuevos gastos la municipalidad local creó un impuesto anual por ¢46.041 que deben pagar los propietarios de bienes inmuebles de comunidades como Envaco, Atlántida, Los Cocos, Siglo XXI y otros, que no se benefician de las aceras.

Nota del editor: Esta información fue actualizada a las 4:12 p. m. del jueves 12 de diciembre, cuando la edición impresa del diario ya había cerrado. Por esta razón, la totalidad de los ejemplares no consigna el cambio en la situación de Nestor Mattis, quien fue liberado tras ocho horas de captura.