Sucesos

Fuerza Pública decomisó 200.000 unidades de pólvora ilegal

Entre las unidades se encuentran dos tipos de productos ilegales: los que no tienen documentación para la venta y los que se fabrican de manera clandestina

En lo que va del año, la Fuerza Pública ha decomisado 200.000 unidades de pólvora ilegal; la mayoría de los decomisos se produjo en operativos y el resto por denuncias sobre puestos informales de menudeo.

Entre las unidades decomisadas se encuentran dos tipos de productos ilegales: los que no tienen documentación y se venden de manera irregular; y los que son fabricados de manera clandestina y sin permisos del Ministerio de Salud.

Según el director de la Fuerza Pública, Daniel Calderón, los artículos pirotécnicos decomisados son fabricados tanto en el país, como en el extranjero. “Se propuso como operación regional para las Policías de Centroamérica de manera que está coordinando todo ese esfuerzo a nivel de las Policías que comparten fronteras, porque sabemos que en esta época el trasiego ilegal de todo ese tipo de de material aumenta”, comentó Calderón.

Además de las fronteras, estos operativos involucraron puestos de ventas autorizados, para confirmar si operaban dentro de la legalidad. Asimismo, se inspeccionaron ventas irregulares que se dedican a la fabricación de pólvora artesanal, explosiva, no permitida por ley y que constituye un riesgo para la salud pública “especialmente para los niños que la manipulan sin supervisión”.

La Policía solicitó que se denuncien las ventas no autorizadas de pólvora, al tiempo que recomendó comprar únicamente la pólvora permitida por ley y solo permitir su uso por parte de mayores de edad, con experiencia y conocimiento en el manejo de estos productos.

Fátima  Jiménez Quirós

Fátima Jiménez Quirós

Estudiante de periodismo y comunicación en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe noticias de última hora nacionales e internacionales. Anteriormente trabajó en la sección de verificación de datos: No Coma Cuento.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.