Eillyn Jiménez B.. 6 enero, 2017
La pluma de material volcánico alcanzó los 1.500 metros de altura este viernes.
La pluma de material volcánico alcanzó los 1.500 metros de altura este viernes.

La dirección de los vientos y las condiciones climáticas en la cima del volcán Turrialba harán que la ceniza del coloso caiga la tarde y noche de este viernes con más intensidad en el Valle Central.

La pluma de material volcánico alcanzó los 1.500 metros de altura sobre el cráter activo durante este viernes, confirmó Eliécer Duarte, vulcanólogo del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori).

El experto mencionó que el tremor (sismos) volcánico ha registrado una amplitud media y pocos descensos, así como varios picos de emanación de columnas oscuras cargadas de ceniza.

"El comportamiento del tremor volcánico es el que nos ayuda a afirmar que son aspectos meteorológicos como el viento y el fenómeno de convección los que hacen que la pluma sea más alta y oscura. Las cenizas se han enriquecido e impactarán en las cercanías del volcán y los mismos sitios del Valle Central que hemos reportado", explicó Duarte.

De acuerdo con el Ovsicori, las emanaciones más fuertes ocurrieron después de las 2 p. m., por lo que comunidades como Coronado, Tibás, Heredia, Alajuela y aquellas situadas cerca del volcán han reportado caída de ceniza, entre otras.

Desde el jueves la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) declaró alerta verde por las erupciones del volcán.

La medida obliga a las instituciones y Comités Municipales de Emergencias de sectores específicos de San José, Cartago, Alajuela y Heredia a estar vigilantes ante cualquier situación de emergencia y a mantener los inventarios de recursos actualizados.

Además, la institución hizo un llamado a la población para que se mantenga informada con los reportes de caída de ceniza en los diferentes cantones del Valle Central.

La CNE recomienda tomar medidas de precaución como usar lentes protectores, lavar cuidadosamente los vegetales y usar sombrero y ropa especial para salir a la intemperie.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) informó de que para este viernes los vientos mantendrán velocidades de entre 60 y 90 kilómetros por hora en el Valle Central, Pacífico norte, zona norte y las cordilleras.

El modelo computacional de dispersión Aermod del Laboratorio de Química de la Atmósfera (LAQAT-UNA) junto con los valores meteorológicos reportados por el IMN calcula que la dispersión de material ocurre hasta 50 kilómetros alrededor del volcán.

La actividad del Turrialba se incrementó el pasado 28 de diciembre. Desde entonces, las erupciones y emanación de cenizas han sido constantes, con pequeñas pausas en momentos determinados.

Para el fin de semana se prevé que el país se vea afectado por un empuje frío, el cual podría generar ráfagas de hasta 100 kilómetros por hora.

Duarte prevé que ante esa situación climática las partículas afecten más que todo las comunidades cercanas al volcán y no tanto al Valle Central.

Información actualizada a las 5:41 p. m.