Marco Marín. 19 noviembre
Los hechos ocurrieron en el barrio La Verbena, en San Felipe de Alajuelita, este domingo. En apariencia, el sospechoso habría sido asaltado, una hora antes, por el ahora fallecido. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
Los hechos ocurrieron en el barrio La Verbena, en San Felipe de Alajuelita, este domingo. En apariencia, el sospechoso habría sido asaltado, una hora antes, por el ahora fallecido. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

El hombre asesinado este domingo en Alajuelita, identificado como Carlos González Madrigal y conocido como ‘Frijol’, habría asaltado a su presunto homicida 40 minutos antes.

De momento, esa es la hipótesis que maneja el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), según confirmó Marco Carrión, jefe de la Sección de Homicidios.

El funcionario precisó que los hechos ocurrieron a eso de las 10:00 a. m. en el barrio La Verbena, en San Felipe de Alajuelita, cuando cuatro desconocidos asaltan a un hombre de apellidos Porras Hernández, quien no cuenta con antecedentes penales.

"Parece ser que después (el asaltado) se topa con uno de los supuestos agresores y se da una riña en la que resulta herido mortalmente González Madrigal”, confirmó Carrión.

Se presume, agregó Carrión, que Porras atacó al presunto asaltante con un arma blanca y le provocó una herida en la parte superior derecha del pecho.

“No sé si la palabra adecuada sea venganza, pero sí hay un estado de emoción que le causó el toparse a uno de los sujetos que lo habría agredido, previo al desenlace fatal. Hay un encuentro violento. Hay un reporte en Fuerza Pública del asalto; sin embargo, no hay denuncia formal porque los hechos ocurren en un espacio muy reducido de tiempo”, explicó Carrión.

El agresor fue puesto a las órdenes del Ministerio Público para que enfrente el debido proceso por homicidio.

De acuerdo con los datos de la Policía Judicial, en lo que va del año se han registrado 523 asesinatos. Durante el 2017, a la misma fecha, se reportaron 527.

¿Legítima defensa?

Según el jefe de Homicidios, en lo que va del año más de 10 personas han dado muerte a sus atacantes al momento de una agresión. Sin embargo, recordó que la figura de legítima defensa solo aplica cuando hay un peligro de muerte inminente.

“Es importante que las personas sepan que nosotros damos el consejo de mantener la calma y no oponer resistencia para evitar o minimizar el riesgo de que las personas salgan heridas. Hay una norma jurídica que es la legítima defensa y que faculta a las personas a defenderse, siempre y cuando su vida o la de un tercero está en un peligro inminente.

“Cuando el delito ya pasó y el victimario o los victimarios no representan un peligro para la persona, nosotros hacemos el llamado para que (los afectados) vengan y formulen la denuncia y no tomarse la ley en sus manos. No es lo correcto. Sabemos que muchas personas tal vez no tienen la confianza adecuada en las autoridades, pero lo correcto es denunciar y no tomarse el papel de juez y verdugo ya que se pueden dar situaciones indebidas en el uso de la fuerza”, indicó Carrión.

El jefe explicó que si el delito ya ocurrió, hacer un daño a la otra persona ya está al margen de la ley.

“Lo correcto es denunciar los eventos y permitir a las autoridades hacer el trabajo que por ley nos corresponde”, reiteró.

Antecedente

Uno de los casos más recientes de legítima defensa en nuestro país ocurrió el pasado 25 de junio, en Curridabat.

En esa ocasión, una familia vecina de la urbanización José María Zeledón estaba departiendo, cuando cuatro de sus miembros salieron a la acera alrededor de las 10:00 p. m. En ese momento fueron sorprendidos por dos sujetos que les obligaron a entregar sus pertenencias, amenazándolos con un arma de fuego, que fue accionada en una ocasión.

Los ladrones iban con los rostros cubiertos y, una vez que obtuvieron las billeteras y celulares de los presentes, se disponían a huir de la zona cuando uno de los afectados trató de observar la ruta de escape.

Uno de los tipos, al ver que los observaban, se devolvió y disparó por segunda vez, por lo que la persona que los enfrentó saca un arma y repelió el fuego. Producto de este enfrentamiento, uno de los sospechosos murió en el sitio con una herida en el pecho y otra en el costado izquierdo del dorso.

El OIJ determinó que la persona que disparó contra el ladrón lo hizo en legítima defensa, según precisó en esa oportunidad Luis Ángel Ávila, subdirector interino del OIJ.

(Video) OIJ: Ciudadano repele tiroteo y mata a asaltante en legítima defensa