Hugo Solano C.. 25 junio, 2018
De acuerdo con la versión del OIJ, la persona que repelió el asalto en barrio José María Zeledón, actuó en legítima defensa. Fotos Melissa Fernández
De acuerdo con la versión del OIJ, la persona que repelió el asalto en barrio José María Zeledón, actuó en legítima defensa. Fotos Melissa Fernández

El dueño de una vivienda que dio muerte a un asaltante, la noche del domingo en Curridabat, San José, actuó en legítima defensa, según la información brindada esta mañana por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Los hechos se registraron cuando cuatro hombres departían en las afueras de una vivienda y tres individuos que iban en un vehículo intentaron asaltarlos. Entre ellos se suscitó un tiroteo que dejó a delincuente muerto y a otro herido.

La rápida acción de la Policía también permitió detener al tercer sujeto involucrado y dar con el vehículo que usaban para asaltar.

(Video) OIJ: Ciudadano repele tiroteo y mata a asaltante en legítima defensa

El delincuente fallecido fue identificado por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como Michael Delgado Chinchilla, de 32 años.

urbanización José María Zeledón, en Curridabat.

Luis Angel Ávila, subdirector interino del OIJ, precisó que una familia vecina de la urbanización José María Zeledón, en Curridabat, estaba departiendo y antes de las 10 p. m. cuatro de sus miembros salieron a la acera. Fue en ese momento cuando fueron sorprendidos por dos sujetos que les obligaron a entregar sus pertenencias, amenazándolos con arma de fuego y realizando un disparo.

Los ladrones iban con los rostros cubiertos y, una vez que obtuvieron las billeteras y celulares de los presentes, se disponían a huir de la zona cuando uno de los afectados trató de observar la ruta de escape.

A raíz de eso uno de los tipos, al ver que los observaban, se devolvió y disparó por segunda vez, por lo que la persona que los enfrentó saca un arma y repelió el fuego, impacatando a Delgado Chinchilla en el pecho y el costado izquierdo del dorso, lo que le causó la muerte en el sitio.

El otro delincuente también fue alcanzado por una bala del hombre que se defendió del asalto, pero aún así logró huir de la escena.

Escapó a bordo de un vehículo que lo esperaba en la zona. En ese momento ya la alerta había entrado al sistema 9-1-1 y varias patrullas se movilizaban al lugar.

Una de ellas llegó al sitio y junto al asaltante encontraron parte de las pertenencias de las personas asaltadas, lo mismo que un arma hechiza, es decir, de fabricación casera.

Por protocolo hospitalario, también la Policía recibió una alerta sobre el ingreso de una persona herida por arma de fuego que estaba en sala de emergencias del Hospital Calderón Guardia. Cuando la Fuerza Pública llegó al centro médico encontró el carro en que minutos antes llegó el herido.

El conductor de apellido Salazar, dijo que él había trasladado a una persona herida en un asalto. Sin embargo, en la requisa del carro se encontró un arma en el piso, junto a los asientos de atrás, por lo que retuvieron al conductor con custodia policial mientras llegaba la Policía Judicial, que luego lo entregó a la Fiscalía como sospechoso.

El arma hallada en el carro resultó ser de juguete, pero el subdirector del OIJ afirmó que era muy parecida a las reales y en caso de un asalto, donde los afectados no saben si es real o no, se cataloga como un arma efectiva.

El herido en el hospital fue intervenido quirúrgicamente y fue identificado como Oscar Isaías Osaba Navarrete, conocido como Flaco y de nacionalidad nicaragüense.

Tanto el conductor del carro, como Michael Delgado, tenían antecedentes por robo agravado. Del herido no se sabe aún si tiene antecedentes.

El carro, las armas y el chofer detenido quedaron a la orden de la Fiscalía. Mientras tanto, el OIJ envió a la Medicatura Forense el cuerpo del fallecido y en el hospital se mantiene bajo custodia policial al otro sospechoso del asalto.