Crímenes

Policía halla cuerpo desmembrado de un hombre en río de Naranjo

Autopsia reveló de que a la víctima le habían cortado tanto los brazos como las piernas

El cuerpo de un hombre, al que le cortaron tanto los brazos como las piernas, fue localizado la tarde del lunes sobre una piedra en el cauce del río Pitiguirra, en la carretera Bernardo Soto, a unos 500 metros de la entrada hacia Naranjo, Alajuela.

El hallazgo lo hicieron las autoridades luego de que vecinos alertaron sobre un fuerte mal olor que salía del fondo del río.

Pablo Calvo, jefe de la delegación del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de San Ramón de Alajuela, a cargo de las pesquisas, dijo que inicialmente se trató de la localización de una osamenta, de la cual no se sabía si era de una persona que pudo morir ahogada o algún otro tipo de causa de muerte natural.

Sin embargo, agregó que cuando los restos fueron revisados por médicos forenses, se determinó de que las extremidades habían sido cortadas con algún tipo de herramienta, que puede ser un cuchillo o una sierra y eso generó que el caso sea tratado como un homicidio.

“Recibimos una información de Patología Forense que nos indica que la osamenta que se envía para análisis presenta algunos cortes los cuales son compatibles con un arma cortante.

“Sí, nos llama la atención el tipo de homicidio que estamos manejando ahorita porque la información que nos brinda patología fue importantísima para mantener una línea de investigación. Obviamente, sin el resultado de la autopsia, todo hacia apuntar a que se trataba del hallazgo de una cuerpo, pero esos cortes evidenciaron que efectivamente la causa de muerte fue homicida”, manifestó el jefe policial.

Este martes oficiales del OIJ, en conjunto con miembros de la Fuerza Pública, realizaron un rastreo por las inmediaciones del cauce del río en procura de localizar alguna evidencia sobre el homicidio. Al parecer, alrededor de las 2 p. m. localizaron algunos otros huesos, pero los agentes están a la espera de la confirmación de que se trata de huesos humanos.

En cuanto a la identidad de la víctima, todavía se desconoce, pero los agentes judiciales estiman que podría ser una persona que habitaba en la región del occidente de Alajuela.

“De momento manejamos una información de que podría tratarse de una persona consumidora de acá de la zona que también se dedicaba a la venta de estupefacientes. La información es muy escueta. No se ha identificacdo plenamente esta persona solo manejamos un alias (...)

"Aparte de eso esa persona no tiene familiares acá en Costa Rica se trata de una persona al parecer extranjera, pero esa es una información que estamos manejando de momento. Como les indiqué es muy escueta la información que manejamos”, concluyó Pablo Calvo.

Los casos de personas desmembradas no son muy frecuentes en el país, pero al menos durante el año 2018 se tienen dos casos.

Uno de ellos sucedió el 7 de noviembre del 2018, cuando aparecieron los restos desperdigados de Stephannye Paola Castro Mora, de 28 años. Las partes estaban en una vía solitaria cerca de un lugar conocido como calle las Torres, en Bebedero de Escazú.

Paola Castro era oriunda de Buenos Aires de Puntarenas. Habitó en Calle Fallas de Desamparados y en las últimas semanas residió en barrio México. La fallecida se desempeñó como guarda de seguridad pero no fue factible conocer a qué se dedicaba en los últimos meses.

Las partes las metieron en bolsas plásticas las cuales fueron lanzadas a dos metros de distancia de la calle y posiblemente fueron abiertas por animales que se encargaron de sacarlos. Este caso todavía permanece en investigación.

Posteriormente, el 18 de diciembre del año anterior apareció el cuerpo desmembrado del comerciante Wálter Nelson Antay Rodríguez, un hombre de origen peruano, con residencia en Costa Rica. Los restos estaban dentro de un congelador que se encontraba en una vivienda de barrio Los Cocos, en el centro de Limón.

Como sospechosos del crimen se detuvo a dos hermanos nicaragüenses de apellidos Gutiérrez Alfaro, de 30 años, y Gutiérrez Arce, de 22.

Más recientemente, el 18 de mayo anterior, aparecieron los restos de un hombre todavía no identificado que fue asesinado, quemado y lanzado en una bolsa plástica al río Danta, en Bellavista de Pococí, Limón.

Las primeras investigaciones determinaron que el sujeto fue asesinado hace unos 22 días o un mes. La víctima tenía pelo negro y corto. Era de piel trigueña clara y calzaba unas tenis, las cuales también tienen rastros de quemaduras. Vestía una camiseta color turquesa con las letras HCO al frente.

Entre los huesos del cuerpo que faltan están el de un brazo y una pierna, informó el OIJ.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.