Crímenes

Policía confirma muerte de empresario investigado por colocar en negocios guaro con metanol

Hombre oriundo de Rumania falleció por causas naturales el 31 de enero pasado en su casa en Granadilla de Curridabat

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó este miércoles que en enero pasado falleció un empresario de origen rumano, quien era investigado como sospechoso de colocar en negocios guaro con metanol, el cual habría causado la muerte de al menos 48 personas.

La noticia la dio a conocer la entidad al informar sobre un nuevo allanamiento a la vivienda del hombre, en Granadilla de Curridabat, San José, en busca de más evidencias para el caso del metanol.

En este caso, el investigado era un hombre de apellidos Radulescu Radulescu, de 54 años, quien de acuerdo con el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), se hizo costarricense por naturalización, pues en agosto del 2010 se casó con una costarricense de quien se divorció dos años después.

El OIJ, de manera escueta, comunicó que la muerte de Radulescu fue natural.

Sobre el objetivo del allanamiento, hecho por oficiales de la sección de Homicidios, en coordinación con la Fiscalía Adjunta del Primer Circuito Judicial de San José, era obtener más evidencia sobre la producción y distribución de alcohol, ya que esa casa era utilizada también como oficina y centro de distribución del licor.

Este miércoles decomisaron gran cantidad de documentos, teléfonos celulares y, además, se dio la fijación de artículos utilizados para la producción de licor.

Actualmente, en ese inmueble habitan otras personas de origen rumano.

Guaro asesino

La investigación en la cual figuraba Radulescu se abrió el 13 de octubre del 2020, cuando seis hombres y una mujer que vivían en Ciudadela La Carpio, en La Uruca, San José, fallecieron luego de consumir licor contaminado con metanol.

En los días siguientes continuaron las muertes de personas por esta misma causa, hasta que el 23 de octubre pasado, la Policía Judicial allanó la casa del rumano en Granadilla donde decomisaron 15.378 unidades, que después de un análisis resultaron positivas con metanol.

Asimismo, dieron a conocer que el empresario tiempo antes había importado varias tanquetas de guaro desde Panamá y, después de envasarlo, lo colocó en 66 negocios en las seis provincias de Costa Rica. Se trató de 32 locales en San José, siete en Alajuela, 18 en Cartago, nueve en Heredia, cuatro en Guanacaste y seis en Limón.

La Unidad de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud contabilizó, hasta el 17 de diciembre del año anterior, un total de 48 muertes en el país relacionadas con la ingesta de metanol. Se trató de 41 hombres y siete mujeres, con rango de edad de 23 a 82 años.

De esas muertes, 23 ocurrieron en San José, seis en Alajuela, cinco de Cartago, tres en Heredia, seis en Puntarenas y cinco se encuentran en investigación.

Durante enero de este año se tienen registradas las muertes de cinco vecinos de Upala y cuatro de San Pablo de Heredia, relacionadas con el consumo de alcohol adulterado con metanol.

En ese momento el Ministerio de Salud informó a la población que la alerta sanitaria emitida por la venta de productos adulterados con metanol sigue vigente para las siguientes etiquetas: “Guaro Chonete”, “Guaro Cuerazo”, “Guaro Sacheto”, “Guaro Gran Apache”, “Aguardiente Estrella Roja”, “Guaro Montano”, “Aguardiente Barón Rojo”, “Aguardiente Timbuka”, “Aguardiente Molotov” y “Guaro Fiesta Blanca”.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.