Edgar Chinchilla, corresponsal, Hugo Solano C., José Andrés Céspedes. 7 enero
En Brasilia de Dos Ríos, Upala, los vecinos están alarmados por la seguidilla de muertes esta semana. Foto: suministrada por Edgar Chinchilla.
En Brasilia de Dos Ríos, Upala, los vecinos están alarmados por la seguidilla de muertes esta semana. Foto: suministrada por Edgar Chinchilla.

La muerte de cinco vecinos de Upala y cuatro de San Pablo de Heredia, durante la presente semana, podría estar relacionada con el consumo de alcohol adulterado con metanol.

El caso lo investigan agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y personeros del Ministerio de Salud.

Aparentemente, en la comunidad de Brasilia, en Dos Ríos de Upala, varias personas compraron el licor con metanol y estuvieron tomando en los últimos días.

Al menos diez personas se vieron afectadas y algunas de ellas fueron trasladadas de emergencia al Hospital de Upala. Debido a la gravedad, varios fueron llevados luego al Hospital Enrique Baltodano, Liberia.

El primer deceso ocurrió el lunes en una casa. Aunque originalmente se pensaba que había sido por muerte natural, luego comenzaron a morir otros lugareños y fue ahí donde empezaron las sospechas de que pudo haber haber sido una intoxicación por metanol.

(Video) Vecina dice que el licor lo conseguían en la zona

Preliminarmente, se identificó a esa primera víctima como José Ángel Jirón. Dos días después ocurrió el deceso de su esposa, llamada Isolina Obando, quien falleció este miércoles en el Hospital de Liberia.

El martes se registró la muerte de otro adulto y este miércoles también se investiga el deceso de Omar Jirón Téllez, fallecido en el Hospital Liberia.

Otra de las víctimas fue identificada solo como Damason Obando, nicaragüense.

Sobre las víctimas de San Pablo de Heredia, el Ministerio de Salud no brindó más detalles, aunque aseguró que realiza los decomisos correspondientes con el fin de que los alcoholes sean analizados por Inciensa. Además, ese despacho solo contabiliza dos fallecimientos en Upala.

Todos los cuerpos fueron trasladados a la morgue judicial para que, por medio de la autopsia, se determine con exactitud si obedecen al consumo de metanol.

De momento todo apunta a que la causa de muerte es por la ingesta de licor adulterado.

El año pasado la Unidad de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud contabilizó, hasta el 17 de diciembre, un total de 48 muertes en el país relacionadas con la ingesta de metanol. Se trató de 41 hombres y siete mujeres, con rango de edad de 23 a 82 años.

De esas muertes, 23 ocurrieron en San José, seis en Alajuela, cinco de Cartago, tres en Heredia, seis en Puntarenas y cinco se encuentran en investigación.

Hubo un total de 92 casos sospechosos de intoxicación con ese producto.

De igual forma en el 2020 se inspeccionaron 706 establecimientos en seguimiento a las investigaciones de posibles bebidas adulteradas con metanol.

En total se decomisaron 16.453 productos, se retuvieron 12.398 envases y muestreado un total de 676 recipientes de bebidas alcohólicas.

Además, se dio seguimiento a 141 incidentes relacionados a posibles bebidas alcohólicas adulteradas, reportados a través del 9-1-1.

El Ministerio de Salud recordó a la población que la alerta sanitaria emitida por la venta de productos adulterados con metanol sigue vigente para las siguientes etiquetas: “Guaro Chonete”, “Guaro Cuerazo”, “Guaro Sacheto”, “Guaro Gran Apache”, “Aguardiente Estrella Roja”, “Guaro Montano”, “Aguardiente Barón Rojo”, “Aguardiente Timbuka”, “Aguardiente Molotov” y “Guaro Fiesta Blanca”.

Las autoridades hacen un llamado a no consumir productos sin registro sanitario y denunciar ante el Ministerio de Salud aquellos establecimientos, personas o empresas que se sospeche que están comercializando productos sin registro sanitario en el territorio nacional.

Para ello se puede acudir al Área Rectora de Salud más cercana o escribir al correo dac.denuncias@misalud.go.cr.

Información actualizada a las 5:55 p. m. con más datos