Marco Marín. 21 diciembre, 2018
Greivin Santana Lacayo, un nicaragüense de 26 años, fue asesinado el 15 de diciembre cuando se encontraba en un taller de motocicletas en barrio Quebradas de Río Azul, en La Unión de Cartago. Foto: Rafael Pacheco
Greivin Santana Lacayo, un nicaragüense de 26 años, fue asesinado el 15 de diciembre cuando se encontraba en un taller de motocicletas en barrio Quebradas de Río Azul, en La Unión de Cartago. Foto: Rafael Pacheco

Un integrante de la banda narco dirigida por Luis Ángel Martínez Fajardo, alias Pollo, habría sido asesinado el sábado pasado por orden del capo.

Se trata de Greivin Santana Lacayo, un nicaragüense de 26 años asesinado el 15 de diciembre cuando se encontraba en un taller de motocicletas en barrio Quebradas de Río Azul, en La Unión de Cartago.

Hasta ahora, la hipótesis de que Pollo ordenó el crimen es la más fuerte para el Organismo de Investigación Judicial (OIJ); sin embargo, tampoco se descarta que el crimen haya sido ordenado por una banda rival, manifestó Walter Umaña, jefe regional de la Policía Judicial en La Unión, Cartago.

Santana era conocido en el ámbito policial ya que durante varios años fue el encargado de dirigir los búnkeres de esta zona para el grupo de Martínez Fajardo.

A principios del 2017, cuando las autoridades comenzaron a desarticular la organización, Santana Lacayo escapó hacia Nicaragua.

Recientemente, en una fecha que las autoridades no han logrado determinar, el individuo volvió a territorio nacional utilizando una identificación falsa. En apariencia, regresó para retomar su actividad en la zona que tenía a cargo.

De acuerdo con la investigación, se presume que tras su regreso, Santana fue contactado por Pollo con el objetivo de reorganizar una célula en estos lugares. No obstante, el fallecido se habría negado con la intención de apoderarse de la venta de drogas y sacar a Fajardo del negocio.

Por esta razón y a pesar de encontrarse detenido en el país vecino, Martínez Fajardo habría dado a hombres de confianza que siguen su liderazgo la orden de matar a Santana.

“Alias Pollo lo llama y le dice que se reintegre a la banda, él no acepta (...). Tenemos indicios fuertes de que sicarios de la banda del Pollo lo asesinaron”, afirmó Umaña, quien hizo un llamado a la población para que en caso tener información del homicidio la comunique de manera confidencial a la línea 800-8000-645.

La otra posibilidad que tiene menos fuerza es que grupos locales que intentan apoderarse de las plazas de venta de Pollo, habrían actuado ante el temor de que la organización del líder narco detenido se volviera a asentar.

Santana Lacayo fue asesinado por tres hombres que se acercaron a pie al taller donde se encontraba arreglando una motocicleta.

Le dispararon en una ocasión y escaparon. A pesar de que la Policía montó un importante operativo en los alrededores pero no pudo dar con los sospechosos.