Marco Marín, Eillyn Jiménez B.. 21 diciembre, 2018
La Policía desplegó un operativo para dar con el sospechoso de herir al menor. Foto: Cortesía de RGH Costa Rica

Un niño de tres años y seis meses resultó gravemente herido este viernes por la tarde, luego de recibir un balazo en el hombro cuando caminaba con su madre en el precario Triángulo de Solidaridad, en Calle Blancos de Goicoechea, San José.

El hecho ocurrió cuando un individuo, identificado solo con el alias de Lulú, realizaba disparos al aire. Justo en ese momento, el niño ingresaba al asentamiento, iba delante de su mamá que llevaba un bebé de tres meses en brazos.

La bala ingresó por el hombro derecho y atravesó el tórax, causando "lesiones graves en órganos torácicos”, confirmó Olga Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños (HNN).

“El menor fue trasladado de emergencia a sala de operaciones (...). No tenemos la historia del mecanismo de producción del incidente”, mencionó Arguedas.

Inicialmente, el menor fue llevado en condición crítica a la Clínica de Tibás y, luego trasladado al centro pediátrico josefino.

Marco Vargas, jefe de la Unidad de Trauma del Hospital Nacional de Niños (HNN) indicó a las 8:15 p.m. que el niño fue operado y que permanece grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de ese centro médico.

Según informes del Ministerio de Seguridad Pública (MSP), el responsable de los disparos es conocido por las autoridades ya que tiene historial por sicariato, venta de drogas y comercialización de armas.

Poco después de los hechos, la Fuerza Pública desplegó un operativo en la zona para tratar de dar con el responsable del crimen, incluso un helicóptero realizó sobrevuelos durante la tarde y parte de la noche.

A las 8 p.m. agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y oficiales de la Fuerza Pública se mantenían en la escena recolectando evidencias. Foto: Rafael Pacheco

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) se trasladaron al lugar para recolectar evidencias y testimonios, como parte de las pesquisas del caso.

Un vecino, quien prefirió mantener su identidad en reserva, comentó que la madre del niño herido tiene unos 10 años de vivir en el asentamiento y que al momento del hecho ella regresaba de una cita médica de su bebé.

El menor fue trasladado a la Clínica de Tibás y después al Hospital Nacional de Niños. Foto: Rafael Murillo
Casos similares

El 19 de noviembre anterior un niño de seis años que resultó herido en el tórax con un rifle de copas.

Los hechos ocurrieron en Golfito, Puntarenas, y según el médico Germán Guerrero, de la unidad de Traumas del HNNN, el menor estuvo “a un centímetro de importantes complicaciones y, muy probablemente, de perder su vida”.

Además, en setiembre una disputa entre dos bandas narco por controlar la venta de estupefacientes en barrio Cuba, cobró la vida de un adolescente de 14 años, quien murió de varios disparos.

El joven y su madre resultaron heridos con dos impactos de bala cada uno, luego de que un grupo de desconocidos disparó contra las fachadas de varias viviendas en el sector conocido como Pochote.

El menor murió en el lugar, mientras que la mujer fue trasladada al Hospital San Juan de Dios.

En agosto, otro menor de 10 años falleció de un impacto de bala en la cabeza, producto de un tiroteo que tuvo lugar en Guararí, Heredia.

La víctima se encontraba durmiendo cuando ocurrieron los hechos.

Por otra parte, a finales de junio un niño de siete años, quien salía con su padre de un minisúper en Orosi de Paraíso, Cartago, fue herido durante una balacera.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) consideró que los hechos estarían relacionadas con supuestos problemas personales que tenía el adulto, de apellidos Brenes Chaves y de 31 años, con el presunto agresor.

Este último se dio a la fuga después del hecho.

Finalmente, 1.° de mayo un grupo armado conformado por cuatro sujetos ingresó a calle Los Mangos, en Bajo Los Anonos, en San Rafael de Escazú, para matar a un presunto rival narco; sin embargo, el ataque también cobró la vida de un adolescente de 13 años y el empleado de una pizzería.

El menor murió en el Hospital Nacional de Niños por heridas de arma de fuego en mandíbula y pecho.

Colaboraron los periodistas Ángela Ávalos y Carlos Arguedas.

Información actualizada a las 5:48 p. m. con más datos del caso.