Marco Marín. 20 noviembre, 2018
El menor, de tan solo ocho años, fue trasladado al Hospital de Niños (HNN) en condición estable luego de recibir el balazo de un arma de balines este lunes en Golfito. Foto: archivo
El menor, de tan solo ocho años, fue trasladado al Hospital de Niños (HNN) en condición estable luego de recibir el balazo de un arma de balines este lunes en Golfito. Foto: archivo

Un niño de seis años que resultó herido en el tórax con un rifle de copas, la noche de este lunes en Golfito, estuvo “a un centímetro de importantes complicaciones y, muy probablemente, de perder su vida”.

Esas fueron las palabras del médico German Guerrero, de la sección de Traumas del Hospital de Niños (HNN), al describir la lesión sufrida por el niño, quien fue víctima de un disparo realizado con un rifle de copas.

Justamente, este martes por la mañana el paciente fue sometido a una intervención para extraerle la copa que pasó muy cerca del corazón.

“El paciente ingresa poco antes de la medianoche. Se coordinó todo vía aérea por el sitio donde estaba (alojado) el proyectil. Lo recibieron estable.

"Se le hicieron los estudios pertinentes, se mantuvo en observación pero la copa estaba muy cerca de la arteria pulmonar. Por la posición y el riesgo donde estaba se decidió ingresar (al niño) a sala”, agregó Guerrero.

Según el médico, la intervención resultó exitosa y el proyectil fue extraído sin problemas. Ahora, el menor permanece estable en observación. La recuperación dependerá de la evolución del paciente.

“Depende, ya que el mismo proyectil perforó parte del pulmón. Si hubiera perforado el vaso, y llega aquí vivo, habría tenido muchos problemas. Ahora tiene un dispositivo en el tórax por esto mismo. Tenemos que ver, puede ser una semana o un poquito menos”, detalló.

Caso

Reportes preliminares indican que el niño estaba jugando con otros menores cuando, por razones desconocidas, empezó a manipular un rifle de copas. En un momento determinado, accionó el arma contra el suelo y la copa rebotó contra el mismo y lo impacto en el pecho.

El menor fue trasladado en avioneta por miembros del Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) del Ministerio de Seguridad Pública y se encuentra estable en el Hospital Nacional de Niños.

Andrea Aguilar, supervisora del Cuerpo de Bomberos, dijo que recibieron la alerta alrededor de las 10:17 p. m. sobre un paciente que llegaría a Base Dos, en el aeropuerto Juan Santamaría.

“El doctor nos indica que se trata de un menor con un impacto en el tórax, alojado a la par del corazón. Fue levemente sedado y trasladado en condición estable al Hospital de Niños”, añadió Aguilar.

La primera parte del trayecto fue hasta el aeropuerto de Coto 47, en Golfito, a 16 kilómetros de la frontera con Panamá. De aquí, SVA transportó al niño, vía aérea, hasta los hangares de Base Dos, en el aeropuerto Juan Santamaría.