Carlos Arguedas C., Raúl Cascante y Reiner Montero. 9 noviembre
La víctima se encontraba dentro de la casa que es custodiada por la Fuerza Pública en barrio Atlántida en Limón. Fotos de Raúl Cascante.
La víctima se encontraba dentro de la casa que es custodiada por la Fuerza Pública en barrio Atlántida en Limón. Fotos de Raúl Cascante.

Un hermano del presunto líder narco José Manuel Kelly, alias Chitá, fue asesinado a balazos este viernes a la 1:30 p. m. dentro de un casa en barrio Atlántida, en el centro de Limón.

El fallecido, Wálter Alexánder Kelly Rojas, conocido como Walta, era pescador, dueño de un puesto de venta de frutas y verduras y estaba construyendo unas cabinas en Moín, de Limón.

Hasta el momento no se tienen suficientes elementos para entender por qué Kelly se encontraba en esta comunidad, cuyas casas son de interés social y qué sucedió con los posibles responsables.

Inicialmente, por la versión de testigos, se tiene que los vecinos escucharon ráfagas de disparos. En el sitio se podían observar cerca de 20 indicios balísticos.

Wálter Kelly tenía antecedentes judiciales. En el Boletín Judicial incluido en La Gaceta del 13 de noviembre del 2017 se publica un edicto en lo cual lo notifican de que tiene una causa penal en la Fiscalía de Siquirres, como sospechoso del delito de lesiones culposas en perjuicio de un hombre de apellidos González Esquivel.

En la resolución se detalla que se trató de un ataque ocurrido el 22 de noviembre del 2015, en La Alegría de Siquirres. La notificación se hizo pues no se pudo localizar a Wálter Kelly en su domicilio en Limón.

Alerta policial

Este homicidio de inmediato alertó a las autoridades por la posible relación con José Manuel Kelly, alias Chitá, quien en los últimos dos años ha sido objeto de dos atentados que han dejado seis personas asesinadas.

El primero de los ataques ocurrió el 15 de marzo del 2017, cuando un grupo de pistoleros mató a dos adultos y dos niños en Matama, Limón, luego de descargar 150 disparos contra un vehículo en el que pensaban que viajaba Chitá, al que tenían el encargo de asesinar.

Producto de la balacera perecieron la esposa de José Manuel Kelly, Roschelly Lawson Wright, de 27 años; el acompañante, David Aragón Fernández, de 26 años y los hijos de este último, de 4 y 5 años.

Sobrevivieron los hijos de Chitá, de 8 y 3 años y la compañera sentimental de Aragón, de apellido Barrantes.

El 14 de febrero de este año, Chitá sobrevivió a un ataque de más de 80 balazos que se produjo en el cruce entre Beverley y Filadelfia, en Matama de Limón.

En ese hecho, producto de la lluvia de disparos, fallecieron Álvaro Torres Rojas, de 49 años, y su hijo Andrés Mora Campos, de 22, quienes presentaban disparos principalmente en cabeza, tórax y piernas.

“Él (Chitá) estaba sentado del lado derecho del vehículo y los pistoleros disparan por el lado izquierdo, impactan al chofer y a su hijo, quien va en el medio. Milagrosamente él resulta impactado de forma leve, es impresionante ver la cantidad de impactos que tiene el vehículo y que haya sobrevivido”, manifestó en aquel entonces Michael Soto, quien se desempeñaba como jefe de Operaciones del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).