Hugo Solano C., Eillyn Jiménez B.. 15 febrero
El vehículo tenía al menos 80 impactos de bala. Foto: Raúl Cascante, corresponsal GN
El vehículo tenía al menos 80 impactos de bala. Foto: Raúl Cascante, corresponsal GN

José Manuel Kelly Rojas, alias Chitá, sobrevivió a un ataque de más de 80 balazos este miércoles por la noche en el cruce entre Beverly y Filadelfia, en Matama de Limón.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó la mañana de este jueves que en la escena se recolectaron al menos 45 casquillos de fusiles de asalto tipo AK-47 y AR-15, mientras que el vehículo en el que viajaba Kelly, junto con otros dos hombres que fallecieron, presentaba alrededor de 80 impactos de bala.

(Video) Hombre sobrevivió a un ataque de más de 80 balazos en Limón

Kelly Rojas, de 33 años, cuenta con un amplio historial delictivo que lo vincula con la operación de bandas dedicadas al narcotráfico en Limón, así como con delitos de portación ilegal de arma de fuego permitida, y tentativa de homicidio.

Se trata del tercer intento de muerte al que sobrevive, el primero fue cuando le dispararon en una pierna, luego cuando pensaron que iba en un carro con su familia y el de este miércoles.

Michael Soto, subdirector a. i. de la Policía Judicial, confirmó que el más reciente atentado iba dirigido hacia Kelly Rojas, quien solo presentaba una herida en su mano derecha, por lo que fue dado de alta del Hospital Tony Facio, en el centro de Limón, horas después del suceso.

Daver Vidal, director del hospital de Limón, detalló al herido se le inmovilizó uno de sus brazos porque presentaba una fractura y luego se le dio de alta.

"Es impresionante ver la cantidad de impactos que tiene el vehículo y que él (Kelly Rojas) haya sobrevivido", Michael Soto.

Las víctimas mortales de la lluvia de disparos fueron identificadas como Álvaro Torres Rojas, de 49 años, y su hijo Andrés Mora Campos, de 22, quienes presentaban disparos principalmente en cabeza, tórax y piernas.

"Él (Chitá) estaba sentado del lado derecho del vehículo y los pistoleros disparan por el lado izquierdo, impactan al chofer y a su hijo, quien va en el medio. Milagrosamente él resulta impactado de forma leve, es impresionante ver la cantidad de impactos que tiene el vehículo y que haya sobrevivido", manifestó Soto.

De acuerdo con las autoridades, Torres, con antecedentes por robo agravado, y Mora, sin expediente judicial, trabajaban en una finca propiedad de Chitá, donde desarrollaban labores agrícolas, de mantenimiento y de construcción. La propiedad se ubica en Dondonia, también en el distrito de Matama, Limón.

"Ellos venían sobre carretera principal, reducen la velocidad para meterse en una propiedad que está aledaña a la carretera y en ese momento un vehículo que venía atrás, color oscuro y tipo camioneta rural, se coloca en la parte lateral del camión, salen dos masculinos y con armas de fuego disparan en múltiples ocasiones en el camión en el que viajaban las víctimas", explicó Soto.

Agregó que, por la dinámica de los hechos y el tipo de armas usadas, se maneja como móvil un intento de ajuste de cuentas en el que los homicidas iban por los tres ocupantes del carro.

En el vehículo de carga liviana donde iba Chitá, el OIJ no encontró armas.

Soto explicó que desde que mataron a la esposa de Chitá, él ha mantenido un perfil sumamente bajo, se le ve poco en Limón y no hay datos de que esté haciendo ostentación alguna.

La Fiscalía Adjunta de Limón informó de que Kelly Rojas no tiene condenas.

Chitá salió del Hospital Tony Facio, en Limón, horas después del ataque. Foto: Raúl Cascante, corresponsal GN
Chitá salió del Hospital Tony Facio, en Limón, horas después del ataque. Foto: Raúl Cascante, corresponsal GN
Tercer ataque

El jerarca policial recordó que en marzo del año pasado la esposa de José Manuel Kelly Rojas, identificada como Roschelly Lawson Wright, de 27 años, murió en un ataque similar ocurrido en Dondonia.

Ese día, hombres en moto atacaron con fusiles de asalto el vehículo en el que viajaba la esposa de Kelly Rojas. También murió un ocupante identificado como David Aragón Fernández, de 26 años, y los hijos de este último, de 4 y 5 años.

Además, en otro ataque previo, Kelly perdió una de sus piernas, motivo por el cual usa una prótesis.

Juicio en espera

Chitá afronta un proceso judicial por un ataque a balazos contra una vivienda, ocurrido el 29 de julio del 2014 en el barrio Pacuare, en el centro de Limón. Sin embargo, fue separado del proceso el 15 de marzo del 2017, luego del crimen de su esposa.

"Cuando muere su esposa él estaba en juicio y el Tribunal decidió separarlo del caso y hacer el debate posteriormente", mencionó Soto, quien aclaró que de momento el hombre no cuenta con protección especial.

El juicio que tiene pendiente es por los delitos de tentativa de homicidio, portación ilegal de arma y resistencia agravada.

La oficina de prensa del Poder Judicial dijo que todavía no tiene fecha establecida para ese proceso.

Por este caso, se condenó a 25 años de prisión al presunto líder de una banda narco, Dinier Estrada, alias Ojos Bellos; y a Gary Alejandro Casanova León, Jonathan Alexánder Green Davis, Roy Alexánder Clayton Davis y Kebin Christopher Barthey Maxwell.

Otro participante en la agresión, Ryan Xavier Bustos Cedeño, había sido sentenciado a 15 años de cárcel el 4 de diciembre del 2015. Esta pena la confirmó la Sala Tercera de la Corte, el 2 de diciembre del 2016.

Chitá es reconocido en ámbitos policiales desde el 2003, cuando fue encarcelado por robo. Además, tiene antecedentes por tentativa de homicidio y conducción temeraria.

Su nombre volvió a ser noticia el 4 de febrero del 2016, cuando Celso Gamboa, entonces subjefe de la Fiscalía General de la República, compartió, en su cuenta de Twitter la foto de Chitá, para pedirle a la población que, si veía al sujeto de la imagen, llamara de inmediato al servicio 9-1-1.

Colaboró el corresponsal Raúl Cascante.

Información actualizada a las 12:32 p. m. con más datos del OIJ.