Por: Carlos Láscarez S., Raúl Cascante y Rodolfo Martín, Corresponsales.   14 febrero

Dos hombres cuyas identidades no trascendieron fallecieron la noche de este miércoles, y otro resultó herido, luego de que fueron acribillados a balazos en el momento en que viajaban a bordo de un camión Hyundai.

El hecho ocurrió a eso de las 6:05 p .m. entre el cruce de Beverly y Filadelfia, en Matama de Limón, luego de que al parecer fueron sorprendidos por varios gatilleros que viajaban en un carro.

El herido fue identificado como José Manuel Kelly Rojas, alias Chitá, quien ha sobrevivido a tres atentados en los últimos años. Presentaba al menos tres balazos, por lo que fue trasladado en condición delicada al Hospital Tony Facio por la Cruz Roja de Limón.

El camión en el que viajaban los tres hombres presentaba múltiples balazos en uno de los costados y las puertas. Foto: Reiner Montero
El camión en el que viajaban los tres hombres presentaba múltiples balazos en uno de los costados y las puertas. Foto: Reiner Montero

La información fue confirmada por el fiscal adjunto de Limón, Manuel Jiménez Steller.

Los fallecidos eran el conductor y el acompañante, por lo que al parecer Kelly viajaba en el centro de la cabina, según la información preliminar.

Se conoció que en la escena las autoridades recolectaron más de 40 casquillos de fusil AK-47. Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) trabajan en el levantamiento de los cuerpos.

La escena se mantiene custodiada por oficiales de la Fuerza Pública, mientras agentes judiciales levantan pesquisas y elementos balísticos. Foto: Raúl Cascante
La escena se mantiene custodiada por oficiales de la Fuerza Pública, mientras agentes judiciales levantan pesquisas y elementos balísticos. Foto: Raúl Cascante

A Kelly, quien se desempeña como pescador, un grupo de pistoleros le habían asesinado a su esposa, Kelly Roschelly Lawson Wright, el 14 de marzo del año pasado, en una zona despoblada de Dondonis, Matama, cuando viajaba a bordo de un vehículo Toyota Fortuner 2014.

Ese día también falleció David Aragón Fernández, quien iba en el asiento del acompañante, de 26 años, y los hijos de este último, de 4 y 5 años.

Sobrevivieron los hijos de Kelly Rojas, de 8 y 3 años, y la compañera sentimental de Aragón, de apellido Barrantes, quienes fueron trasladados con heridas de bala al Hospital Tony Facio de Limón.

Aquel atentado fallido iba dirigido contra Kelly Rojas, quien al día día siguiente debía presentarse en los Tribunales de Goicoechea, para enfrentar un juicio por un ataque a balazos contra una vivienda, ocurrido el 29 de julio del 2014, en Limón.

En ese juicio fueron condenados a 25 años de prisión Dinier Estrada Jiménez, alias Ojos Bellos, y cuatro hombres más. En tanto, Kelly Rojas fue separado del proceso a raíz de lo sucedido con su esposa.

Pasado conflictivo

Producto de un primer atentado, Kelly había sido baleado en una pierna, lo que le provocó una lesión permanente que lo hace renquear al caminar.

Chitá es reconocido policialmente desde el 2003, cuando fue encarcelado por robo. Además, tiene antecedentes por tentativa de homicidio y conducción temeraria.

Su nombre volvió a ser noticia el 4 de febrero del 2016, cuando Celso Gamboa, entonces subjefe de la Fiscalía General de la República, compartió, en su cuenta de Twitter, la foto de Chitá, para pedirle a la población que, si veía al sujeto de la imagen, llamara de inmediato al servicio 9-1-1.

Ese mismo día, la Fuerza Pública y el OIJ habían realizado un amplio operativo, sobre todo en Dondonia de Limón, para localizar a Chitá, pero fallaron en el intento. En esa comunidad, a 30 kilómetros del centro de Limón, este hombre posee una finca de 50 hectáreas, según confirma una consulta de sociedades en el Registro Nacional.

De acuerdo con fuentes policiales, los atentados contra Chitá se iniciaron luego de que apareció asesinado y semiquemado el comerciante limonense Kevin Alexis Gardner Gordon, de 45 años, quien era el dueño de la licorera El Soldado, ubicada en el centro de Limón.

El OIJ confirmó que Gardner tenía una herida en el cuello y dos en la espalda, hechas con arma blanca. Luego, los delincuentes le prendieron fuego al cuerpo, cuyas quemaduras afectaron del pecho hacia abajo.