Crímenes

Cinco asesinatos en Limón y uno en La Uruca en las últimas horas, elevan a 566 los homicidios en el país

Riñas al calor de los tragos, venganzas y ajustes de cuentas dejan muertos por arma blanca y armas de fuego durante la Nochebuena y el primer día de Navidad

En una calle de lastre de Matina, humedecida por las lloviznas del Caribe, la Policía encontró el cuerpo de Steven Hidalgo González, de 18 años, fallecido de un balazo en el tórax. Foto: Reiner Montero.

Durante la Nochebuena y el primer día de Navidad, cinco asesinatos sacudieron la provincia de Limón y uno más ocurrió en La Uruca, San José, por lo que la cifra de fallecidos en todo el país llega a 566. La mayoría de homicidios (144), han ocurrido en la provincia de Limón, que este año alcanza registros históricos.

Entre los casos más recientes está el deceso de Cristhian de los Angeles Badilla Mora, de 34 años. Según datos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Badilla estaba tomando licor con otro sujeto en un lote baldío de Pacuarito de Siquirres, cuando recibió varias puñaladas en el tórax y uno de los brazos, a raíz de una discusión con el hombre que le acompañaba en la madrugada del sábado.

Los agentes judiciales realizaron las pesquisas del caso y horas después detuvieron al sospechoso, apellidado Soto Mejía, de 46 años. Al hombre lo interceptaron los agentes frente a la casa donde vive, en esa misma localidad de Siquirres y luego fue presentado a la Fiscalía.

Otro hecho de sangre ocurrido en Cariari de Pococí, la madrugada del sábado, también tuvo lugar al calor de unos tragos y dejó fallecido a José Javier López Orozco, nicaragüense de 41 años, quien recibió varias puñaladas en el cuello y extremidades. Perdió la vida cuando iba en la ambulancia para el centro médico.

Al mediodía del sábado, en barrio Envaco, Limón, un sujeto identificado como Charles Nataniel Edwards Valerín, de 22 años, fue asesinado al recibir una ráfaga de disparos cuando caminaba por la vía pública. Según el OIJ, recibió unos 15 impactos de bala, por lo que el caso se investiga inicialmente como un ajuste de cuentas. El OIJ recolectó indicios balísticos en el lugar, que fueron enviados al laboratorio forense para tratar de aclarar el caso. Los sospechosos huyeron a bordo del vehículo desde el que dispararon.

Concretan amenaza

A las 6:28 p. m. del sábado, vecinos de Veintiocho Millas de Batán escucharon una ráfaga de disparos y al salir alertaron a las autoridades, pues en la vía pública yacía agonizante Martin Steven Hidalgo González, de 18 años, oriundo de Limón y vecino del lugar donde lo balearon.

Hidalgo había sido vapuleado tres noches antes por varios sujetos que, tras golpearlo, lo habrían amenazado de muerte. El joven, que pocas semanas antes salió de la cárcel, habría sido ultimado por venganza, luego de que al parecer colaboró con la Policía Judicial para esclarecer hechos delictivos en la zona. El tiroteo ocurrió frente al bar El Caimitazo. Hidalgo tenía heridas de arma de fuego en el tórax, espalda, abdomen, costado y brazo derecho, las cuales le causaron la muerte en el sitio. Por este caso aún no hay detenidos.

En horas de la tarde del 24 de diciembre, un vecino de la comunidad Santa Rosa de Río Jiménez, Guácimo, encontró el cuerpo de Huber de los Ángeles Badilla Ríos, de 54 años, quien vivía en un rancho dentro de una finca. Badilla presentaba un balazo en la cabeza. Al parecer le fue propinado al menos 24 horas antes de ser encontrado por un sujeto que lo llegó a buscar. El fallecido era oriundo de Cangrejal de Acosta y, según datos del Registro Civil, era padre de seis hijos. Agentes judiciales de Guápiles se hicieron cargo de la investigación.

Un hombre de apellidos Soto Mejía, de 49 años, fue detenido por el oij en Pacuarito, como sospechoso de ultimar en una riña a otro sujeto de 34 años. Foto: OIJ.
Apuñalado en La Carpio

A las 10:44 p. m. del sábado, la Cruz Roja fue alertada por un herido de arma blanca en La Carpio. Al llegar al sitio, de la primera parada 100 metros sur y 50 al oeste, declararon fallecido al sujeto, pues las heridas en el pecho, la espalda, el abdomen, axilas y manos le causaron la muerte rápidamente. El OIJ se desplazó al sitio y la madrugada de este domingo realizó el levantamiento del cuerpo que quedó en la Medicatura Forense.

La víctima fue identificada como Wilbert Umaña Aragón, de 35 años. Era oriundo de Nicaragua. Por razones que se investigan, Umaña se enfrascó en una riña con otro paisano, de apellidos Rico Gómez, de 45 años, el cual fue detenido por una patrulla de la Fuerza Pública que estaba cerca y lo divisó cuando intentaba darse a la fuga.

Con estos hechos delictivos, se está a solo cuatro casos de alcanzar la cifra de asesinatos con que cerró el año pasado, que fue de 570.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.