Crímenes

Cada 15 días una persona ha muerto asesinada en el casco central de San José

En marzo pasado en un bar de La California mataron a un empresario de 44 años

El universitario Marco Calzada, ultimado en la entrada del barrio chino, cuando se dirigía a su casa, ingresó en la trágica lista de homicidios en la capital. En lo que va del año, cada 15 días le han quitado la vida a una persona en el casco central de San José, e incluso uno de los asesinatos ocurrió en un lugar de esparcimiento en barrio la California.

Las estadísticas de homicidios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) dejan ver que en los cuatro distritos que componen el casco central de San José se registran hasta este 5 de julio un total de 12 homicidios.

En el distrito Hospital han ocurrido seis, en Merced una persona fue ultimada, en Carmen hay otro caso y en Catedral, que es donde apuñalaron a Marco Calzada, se registran cuatro.

Justo en un bar de La California perdió la vida el pasado 13 de marzo un empresario identificado como Edgardo Alonso Camacho Salmón, quien era vecino de Guadalupe de Cartago.

Camacho tenía dos sociedades a su nombre, dedicadas al comercio y al transporte de carga pesada. Fue asesinado al recibir balazos en la cabeza, abdomen y espalda. Falleció dentro del local en horas de la madrugada, luego de un altercado con otras personas.

Esa vez, por razones que no están claras, Camacho sacó su arma de fuego y disparó en varias ocasiones contra los oponentes pero no logró herirlos y más bien los sujetos se abalanzaron contra él, lo despojaron del arma y lo mataron para luego darse a la fuga.

El OIJ informó recientemente sobre otro caso similar al de Marco Calzada, cuando en un asalto en Cuesta de Moras, hirieron a Manfred Barberena Novoa, de 23 años, quien fue apuñalado el 24 de junio y murió dos días después en el Hospital Calderón Guardia, a raíz de las heridas que recibió en espalda y tórax. Por ese caso se detuvo a un sospechoso.

Otro asesinato en el centro de San José sucedió a pleno día el 19 de enero en un tiroteo donde la Fuerza Pública disparó contra un vehículo en el que estaba Luis Diego Fernández Valverde, de 31 años. Al parecer Luis Diego amenazaba con un arma a su padre, el empresario radiofónico Johnny Fernández, quien salió ileso. Al verse rodeado de policías, Luis Diego aceleró el carro para huir, pero el Mercedes Benz quedó 200 al este de la Cruz Roja y dentro de él, sin vida el conductor que recibió tres balazos. Esa acción policial puso en riesgo a muchos transeúntes que pasaban por la zona.

En la avenida 10, cerca de la soda Castro, otro hecho de sangre cobró la vida de Octavio Larios Medrano, de 32 años, quien recibió dos balazos en el tórax el pasado 10 de febrero, en un posible ajuste de cuentas.

También en el distrito Catedral, 200 al oeste de plaza González Víquez, un ajuste de cuentas dejó sin vida a un sujeto que laboraba en un taller de muflas al que llegó un pistolero y le propinó cinco balazos. La victima fue Cristopher Gerardo Pizarro, de 30 años.

Las riñas también han cobrado vidas en la capital y ese fue el caso de Henry Antonio López Cruz, nicaragüense de 37 años, ultimado el 18 de febrero en calle 6, unos 200 metros al oeste del parque Central.

De esta forma el casco central de San José ha tenido hechos de sangre a diferentes horas del día. Esa situación no es nueva, pues en igual periodo del año pasado se registraban 10 homicidios en esos cuatro distritos, caracterizados por otra serie de ilícitos como los asaltos.

El año pasado cerró con 18 asesinatos en ese mismo perímetro, se concentraron en los distritos Merced (7), Hospital (6) y Catedral (5). Mientras tanto, en todo el cantón de San José hubo 46 homicidios, cifra que podría ser similar este año, pues en los primeros seis meses y cinco días del año ya han ocurrido 26.

En todo el territorio nacional el OIJ contabiliza hasta este martes 311 casos, diez más que en igual periodo del año pasado.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.