Ana Yancy Flores. 12 diciembre, 2017
En Verdeza, los adultos mayores no solo tienen un espacio para vivir, también reciben asistencia personal y tienen la oportunidad de socializar con otras personas. Cortesía Verdeza
En Verdeza, los adultos mayores no solo tienen un espacio para vivir, también reciben asistencia personal y tienen la oportunidad de socializar con otras personas. Cortesía Verdeza

En épocas como diciembre se da un mayor abandono de adultos mayores. Esto se debe a que muchas familias programan viajes o actividades a las que no siempre estas personas asisten, ya sea por algún impedimento físico o mental, o bien, porque ellos no desean participar de dichos planes.

El proyecto habitacional Verdeza ofrece una solución a dicha población. Se trata de un residencial donde los adultos mayores pueden tener una vida independiente o con asistencia en actividades diarias, según sea elcaso.

Además de encargarse de la limpieza de las viviendas, el proyecto también promueve la socialización entre los residentes, para que siempre se sientan acompañados.

Terapias físicas, clases de tai chi, terapias asistidas con animales, almuerzos temáticos, fiestas, proyección de películas y manualidades son parte de las actividades para los condóminos.

Verdaza ofrece opciones de estadía temporales y permanentes. Los servicios brindados por el lugar también se pueden personalizar.