Mónica Morales. 6 mayo
Photo by Christina @ wocintechchat.com on Unsplash
Photo by Christina @ wocintechchat.com on Unsplash

La pandemia ha venido a evidenciar aún más la necesidad de anticipar situaciones que puedan provocar inestabilidad personal, familiar y empresarial.

Sin duda la COVID-19 ocupa un lugar prioritario en la agenda de las empresas, pues revela los riesgos a los que se ven expuestas: económicos, operativos, de recursos humanos, de proveedores y tecnológicos.

En ese contexto, y con la incertidumbre sobre la duración de la pandemia y sus efectos a mediano y largo plazo, se vuelve esencial contar con un marco para la gestión de riesgos que ayude más que nunca a tomar las decisiones correctas.

¿Qué es el gestión de riesgos?

Es un plan estratégico donde se definen y ejecutan estrategias que permitan prever, contener y mitigar riesgos asociados al quehacer diario de un negocio y también a hechos inesperados. El objetivo es evitar que se obstaculice la producción de una empresa e incluso, hacerla más eficiente.

Los controles internos en toda empresa son necesarios para afrontar desafíos y conocer las debilidades tanto de los procesos existentes como de los nuevos. De esta manera, la gestión de riesgos es una aliada estratégica para maximizar los aspectos positivos, contribuir al cumplimiento de objetivos y potenciar las oportunidades de mejora de toda empresa.

 Los controles internos en toda empresa son necesarios para afrontar desafíos y conocer las debilidades tanto de los procesos existentes como de los nuevo. Foto: Shutterstock
Los controles internos en toda empresa son necesarios para afrontar desafíos y conocer las debilidades tanto de los procesos existentes como de los nuevo. Foto: Shutterstock
Acciones salvavidas

¿Están preparadas las empresas para enfrentar distintos tipos  de  riesgos?  La cultura ha cambiado con el paso de los años; sin embargo, se hace necesario evidenciar la importancia de evaluar la situación de cada empresa para evitar pérdidas económicas e incluso salvar vidas.

Es primordial para las personas empresarias empresarios identificar los riesgos que podrían poner su negocio en peligro, como es el caso de incendios, temblores y accidentes laborales, entre muchos otros.

A modo de ejemplo, solo en los primeros tres meses de este año 2021, Bomberos de Costa Rica registró 230 emergencias por fuego de tipo estructural; de ellas 149 en casas de habitación, 11 en industrias, 39 en bodegas y 6 en locales comerciales. La mayoría de los incendios se asocian a fallas en sistemas y aparatos eléctricos, ya en casas de habitación, establecimientos comerciales o industrias.

Sin duda la prevención es la clave del éxito para proteger las inversiones de una empresa y también la tranquilidad del grupo familiar de los empleados.

Rolando Navarro, experto en gestión de riesgo

Fuente: Rolando Navarro, experto en gestión de riesgo (tel.: 4408-0088 / www.seguros-cr.com).