Mónica Morales. 4 mayo
Slices of white and brown bread with bagels
Slices of white and brown bread with bagels

En las últimas décadas se hizo popular la creencia que decía que entre menos harinas incluíamos en la dieta diaria, mejor y más efectiva sería la pérdida de peso y grasa de las personas. Sin embargo, a pesar de que estas dietas bajas en carbohidratos o grasas han sido consideradas “saludables”, múltiples estudios demuestran que muchos de los productos asociados a este tipo de alimentación afectan la pérdida de peso, creando el efecto contrario.

Se dejó de lado la base de la alimentación sana, que según la nutricionista Melania Cevo de Consultas Nutrición, trata de un balance saludable entre todos los grupos alimenticios, ya que todos son responsables de que el cuerpo funcione y se vean bien a largo plazo.

“Durante los últimos 50 años muchos estudios han buscado la mejor proporción, y cada macronutriente en algún momento ha recibido la culpa del incremento en la obesidad”, explica la experta.

Estudios que hablan

El secreto está en no enfocarse en eliminar solamente un nutriente de la alimentación, por lo contrario, tener todos en la dieta diaria, pero con moderación y equilibro. En el 2009, investigadores de la Universidad de Harvard, decidieron terminar la confusión y realizar un estudio clínico durante dos años para confirmar esta nueva teoría.

Los resultados demostraron que las personas con dietas bajas en carbohidratos tuvieron los mismos resultados como las personas con dietas altas en carbohidratos, y las personas con dietas altas en grasa obtuvieron tan buenos resultados como las que siguieron una dieta baja en grasa. Por lo tanto, esto comprueba que no es solamente eliminar un alimento en específico, o comer menos del mismo, sino la calidad de cada uno de los macronutrientes que consumimos todos los días.

Para lograr algo a largo plazo y efectivo, es importante tomar en cuenta las necesidades, preferencias, gustos, economía, entre otros elementos importantes para el paciente. Cevo explica que, “buscar programas tan estrictos que sólo se pueden hacer durante algunas semanas han mostrado ser peligrosos y contraproducentes en múltiples niveles”.

Piérdale el miedo a las harinas y no sufra

Es importante que, si está pensando en iniciar un plan de pérdida de peso o grasa, que se informe con un experto que le explique y le brinde un plan alimenticio que contenga todos los macronutrientes, de manera que puedan combinarse con balance y sin excesos.

A continuación, Melania comparte algunos consejos para reducir las medidas y peso sin tener que eliminar los carbohidratos de su dieta.

  1. Reduzca la ingesta calórica: si come más de lo que quema, lo que va a pasar es que va a aumentar de peso.
  2. Puede reducir la cantidad de harinas (sin eliminarlas), con ayuda de la nutricionista, el profesional puede definir cuantos carbohidratos son los ideales para sus metas.
  3. Actividad física regular: el ser humano debe dar al día un promedio de 10,000 pasos, y para mantener el peso debe hacer ejercicio al menos 2.5 horas a la semana, para bajar de peso, se debería de realizar más actividad física aún.
  4. Elija buenas fuentes de carbohidratos: alimentos nutritivos como lentejas, arroz integral, garbanzos, frijoles, manzanas, moras, camote, etc. Buscar alimentos más naturales, menos procesados y altos en fibra han mostrado tener mejores resultados en sostenibilidad de los resultados.

La cantidad óptima de carbohidratos varía de individuo en individuo, según su estado de salud, actividad física, estado metabólico entre otras variables. Es importante que consulte a su nutricionista las maneras de incorporar carbohidratos de buena calidad a su alimentación.

Fuente: Melania Cevo, nutricionista de Consultas Nutrición Costa Rica (teléfonos 7209-7626 / 8387-9685 / 8837-5398.)