Mássimo Hernández. 7 diciembre
Foto: AP.
Foto: AP.

Es 1993. Tengo 20 años y toda la energía del mundo. Es sábado y voy camino a Pavas a recoger a Luis, el cantante del grupo que estamos armando, para ir al ensayo que es en mi casa. No me importa ir de ida y vuelta por que el carro es prestado de mi hermanillo y tiene este equipo de sonido impresionante.

Además, acabo de comprar el nuevo disco de Pantera, Vulgar Display of Power, y es la vara más bestial que oído. Nunca había escuchado una banda como esta y el baterista es un monstruo de otro planeta. Ese tarrero se llamó Vinnie Paul, y fue de uno de los mejores que ha dado el metal en la historia.

Nada se compara a oír Pantera en ese carro a todo volumen. La banda, la más tallada y pesada que había escuchado en mi vida. Además, tienen un groove en la sección rítmica increíble, que lo dictaban Vinnie Paul y su hermano Dimebag Darrel en guitarra.

Vince Paul Abbott, originario de Texas, de familia de músicos, fundó en 1981 junto a su hermano Dime la banda Pantera. También fue miembro de Damageplan y Hellyeah, pero llegó a la fama mundial principalmente por su tiempo en Pantera. Vinnie Paul era un monstruo detrás de la batería. Inspiró a toda una generación de bateristas y sigue inspirando a cualquiera que se acerca a su música.

Empecemos por el sonido que lograba. Era gigante, explosivo e impecable, una aplanadora, casi tan increíble como su excepcional gusto y maestría en el uso del doble bombo. Además, estaba su fenomenal groove, algo que no tenían otros grupos en el metal. Claro Black Sabbath tenía lo suyo, pero el de Pantera era diferente, mucho más pesado, tenía elementos del hardcore, era distinto.

Es 1993. Vengo de chivo en CUS, nuestro segundo concierto. Estuve conversando con Arturo, batero de otra banda local nueva buenísima que se llama Hormigas en la Pared, y ambos hablamos de Pantera, de lo increíble que es y lo impresionante que es su baterista. En ese momento, ni sabíamos como se llamaba…. “Mae, ¿oyó los bombos en Fucking Hostile, la intro de By Demons be Driven, el peso de New Level, el sonido de toms en Mouth for War y Walk?

Durante el resto de los años 90 no hubo banda y baterista que llevaran la bandera del metal como lo hicieron Pantera y Vinnie Paul.

Vinnie Paul tocaba con su hermano Dimebag, otro fuera de serie y juntos tenían una muy fuerte relación, tanto musical como personal. Eran inseparables y se complementaban, muy a la Eddie-Alex Van Halen. Además, estaba el cantante Phil Anselmo, que parecía que estaba punto de darse de golpes con cualquiera. Al vocalista lo acompañaba una de las base rítmicas mas asombrosas que ha dado el metal, guiada por los hermanos Abbot y por Rex Brown en bajo.

Vinnie Paul logró junto a Pantera lo que cualquier banda soñaría alcanzar: respeto mundial, amor de sus fans , cuatro nominaciones al Grammy, pero tal vez de sus logros más asombrosos fue debutar en la posición número uno de los 200 discos más vendidos, según Billboard, con su tercer álbum Far Beyond Driven. ¿Que por qué tan meritorio? Pues porque el disco es, tal vez, el más pesado y extremo que haya logrado debutar en esa posición. Si no me creen, denle play a la primera canción, Strenght Beyond Strenght. Impresionante, realmente.

No importaba cuan grande se hacía la fama del grupo, pues Pantera nunca suavizó su propuesta. Más bien, entre más célebres se hacían, más pesado y más brutal era su siguiente disco.

Vinnie dejó a lo largo de su carrera un legado de arreglos y chops baterísticos que cambiaron el metal. Becoming, Sandbasted Skin, Five Minutes Alone, Use my Third Arm, Domination, 13 Steps to Nowhere, Suicide Note Part2, y Revolution is my Name son algunas de la canciones que demuestran el poderío y maestría de Vinnie Paul detrás de la batería.

Después de la disolución de Pantera, Vinnie formó Damageplan, también al lado de su hermano Dime, con el que grabó un disco. Lastimosamente el 8 de diciembre del 2004, durante un concierto en Ohio, un ex-marine asesinó a Dimebag Darrel, en una de las escenas mas tristes de la historia de la música.

“Como texano crecí con una saludable dosis de ZZ Top y Stevie Ray Vaughan, pero también escuché metal desde el primer día: Led Zeppelin, Black Sabbath, Kiss, Van Halen...”.

Después de pensar en retirarse, Vinnie Paul retoma la música y forma el grupo Hellyeah, con el cual grabó cuatro álbumes.

Nunca conocí a Vinnie Paul, pero fui seguidor de toda su carrera. Siempre he sido fanático de los bateristas que son más que “el baterísta”, sino que son también compositores, arreglistas, productores, cabezas de bandas, líderes…

Vinnie era uno en esa tradición. En todas las bandas de las que formó parte, él siempre fue cerebro y líder, productor y encargado de los negocios. Al parecer también era una gran tipo, admirado y querido por toda la industria musical.

El 22 de junio del 2018, Vinnie Paul murió de causas naturales (miocardiopatía o agrandamiento del corazón) El mundo de la música perdió a un gran artista y la comunidad de bateristas a un game changer del instrumento.

Goddamn Electric Vinnie. RIP.

El autor es baterista de las agrupaciones Gandhi y The Cursed, y productor en H2O Contenido.