Steven Oviedo. 13 noviembre
Esteban Alvarado en uno de los entrenamientos de la Selección Nacional. Foto: Rafael Pacheco
Esteban Alvarado en uno de los entrenamientos de la Selección Nacional. Foto: Rafael Pacheco

La carrera del portero Esteban Alvarado en la Selección Nacional ha sido de contrastes, tan llena de polémica fuera de la cancha como de buenas actuaciones en ella, con el nivel de juego que lo llevó al fútbol de Europa.

En el 2009, Esteban Alvarado se perfilaba como el portero del futuro de Costa Rica, luego de ser designado como el Guante de Oro en el Mundial sub 20 de Egipto, en el que fue punto alto para llegar a semifinales.

Empero, para que Esteban llegara al nivel que le vimos en la justa mundialista fue necesario mucho trabajo en su carácter cuando estaba en las divisiones menores del Deportivo Saprissa.

“Yo conocí a Esteban en el 2007 en Saprissa, yo trabajaba en divisiones menores. Él tenía un gran biotipo físico, pero con muchas deficiencias técnicas que mejoró con trabajo. Era un joven bastante emotivo, agresivo, en algunos momentos había que tratar de enfocarlo porque perdía la cabeza muy rápido, pero fue madurando”, explicó Edson Soto, parte del cuerpo técnico en el Mundial de Egipto 2009.

A Esteban siempre se le ha criticado su carácter explosivo, pero esta forma de ser del siquirreño la traía desde que era pequeño.

“En Saprissa sí hubo que trabajar mucho esa área con él, pues era muy joven, tenía 15 años y a los jóvenes hay que ayudarles. En una ocasión, como no era titular se devolvió para Siquirres y don Enrique Rivers tuvo que ir a buscarlo a la casa, hablar con los papás y traerlo de nuevo al club”, añadió Soto.

Inclusive, Alvarado tuvo un aprendizaje extra en el Mundial sub 20 de Canadá en el 2007, donde participó pese a ser más joven que el resto de sus compañeros. Era el tercer arquero, por detrás de Alfonso Quesada y Alejandro Gómez.

Esteban Alvarado fue el portero titular en el Mundial sub 20 de Egipto 2009. (AP Photo/Amr Nabil)
Esteban Alvarado fue el portero titular en el Mundial sub 20 de Egipto 2009. (AP Photo/Amr Nabil)

Con todo ese proceso de formación en selecciones menores, se esperaba que Alvarado diera el salto al marco de la Nacional, pero desde su debut ante Paraguay el 11 de agosto de 2010 solo ha participado en 16 partidos de La Sele y se perdió los mundiales Brasil 2014 y Rusia 2018.

Los entrenadores que más han confiado en Alvarado son Paulo César Wanchope y Rónald González, quienes le dieron ocho y cuatro partidos, respectivamente.

“Consideré en el momento darle la oportunidad de estar en la Selección. Inicié un nuevo proceso y necesitaba ver caras nuevas. A Esteban Alvarado, por todo el proceso que había tenido, era justo darle ese chance. Por diferentes situaciones no se había consolidado. Trabajar con él fue bueno, tenía mucha ilusión de aportar, muy profesional y siempre pro grupo. Tengo los mejores conceptos de él”, destacó Paulo César Wanchope.

Además, Óscar Ramírez lo uso en dos compromisos y jugó en uno bajo el mando de Ricardo La Volpe y otro con Gustavo Matosas.

El principal lapso en el que Esteban Alvarado se quedó fuera de las convocatorias fue entre el 2011 y 2014, cuando el colombiano Jorge Luis Pinto no lo convocó más tras su abandono de la concentración para los duelos ante España y Panamá.

En el camino hacia Rusia 2018, inició con varios llamados y partidos bajo el mando de Wanchope, pero con el cambio de estratega a Óscar Ramírez volvió a quedarse al margen.

Ramírez y Alvarado evidenciaron problemas de comunicación en el 2017, ya que el arquero mantenía que deseaba ser convocado, pero el entrenador consideraba que no había interés de su parte al priorizar una operación.

Esteban Alvarado es punto alto del Club Sport Herediano. Fotografía José Cordero
Esteban Alvarado es punto alto del Club Sport Herediano. Fotografía José Cordero

En este año, Gustavo Matosas volvió a llamar al arquero, pero su abrupta salida de Alajuelense lo dejó sin equipo y sin Selección Nacional.

Ahora, Esteban está totalmente consolidado en el marco del Herediano y es uno de los porteros de mejor nivel en el campeonato nacional.

“Muchas veces, y lo digo con todo respeto, la gente ha sido ingrata con él. Esteban trabaja muchísimo. Se está comprometiendo con el equipo. Yo creo que con las acciones que ha tenido es para aplaudirle. Es un portero de muchísima jerarquía y siempre da el máximo”, expresó Rándall Azofeifa, capitán del Herediano.

El arquero tiene todo para ser el titular este jueves a las 5:30 p. m. ante Curazao.

Colaboró: Daniel Jiménez.