Fiorella Masís. 23 septiembre, 2018

Dicen que cuando un corredor supera los 10 kilómetros quiere más. Normalmente pasa a los 21 kilómetros y tiempo después se prepara para disputar una maratón. En ese proceso intervienen muchos factores hasta que llega el momento de decidir en cuál competencia de 42 kilómetros debutar.

Al ser una carrera tan significativa, la elección es importante y el mercado presenta infinidad de opciones, pero el epicentro es Estados Unidos.

La Nación consultó a 10 expertos, entre corredores y entrenadores, para conocer cuáles maratones internacionales le recomendaría a un debutante. En este trabajo conocerá competencias en Estados Unidos de las que poco se habla; también los costos, las características del recorrido y las sugerencias para debutar con el pie derecho.

Maratones en Estados Unidos.
Maratones en Estados Unidos.

La número uno. Las opiniones son muy diversas, tanto del evento, como de los factores que debe tomar en cuenta al momento de seleccionar su competencia.

Sin embargo, hay un común denominador: el 90% de las competencias están en Estados Unidos y la carrera más aconsejada es la Maratón de Chicago.

No es sorpresa, es uno de los eventos más seguidos por costarricenses, tanto que en la última edición hubo 522 ticos, siendo el sexto país que más aportó atletas.

De las personas consultadas, siete creen que Chicago tiene todo para ser el debut soñado de todo atleta nacional.

¿Cuáles son sus principales características? Es plana, tiene un clima relativamente estable, cuenta con uno de los mejores ambientes y el traslado es sencillo.

Para los expertos, el traslado es un punto importante al momento de hacer una carrera y más si se trata de la primera. Hacer viajes largos y complicados puede generar mayor ansiedad, el cambio de horario interviene y el presupuesto se eleva.

Otras de las virtudes de Chicago es el soporte de los aficionados.

"Nunca se corre solo, en la mayoría de kilómetros hay personas apoyando, la ciudad es un espectáculo, todo se vuelca a la maratón", comentó Sebastián Castro, entrenador de Umbali.

Con él concuerdan los corredores Reynaldo Lazo, Carlos Moncada, Diana Bogantes, José Núñez, Catalina Miranda y el entrenador Álvaro Jiménez.

"La organización es impecable, el ambiente increíble y la ruta plana, aquí se entrena con rutas más duras, entonces se siente muy plana", indicó Miranda.

Para César Lizano, Gabriela Traña y el entrenador Mauricio Méndez, intervienen tantos factores que irse por la más popular no necesariamente es la mejor opción.

Los tres destacan las ventajas que tiene Chicago, pero también creen que hay otras posibilidades y a partir de los objetivos, se debe hacer la elección.

Por ejemplo, después de la carrera en la Ciudad de los Vientos aparecen las maratones de Miami, Disney, Washington, Toronto, Sacramento, Houston, Filadelfia y algunas de la serie Rock n' Roll, como New Orleans o Las Vegas.

También se incluyó Berlín en Alemania pues es una de las favoritas. Hay que tomar en cuenta que el traslado le resta puntos.

maratón1
maratón1
Enamórese del evento que eligió

El atleta y entrenador César Lizano asegura que si un corredor está comprometido y cumple con la preparación adecuada, puede debutar en la maratón que desee y a la que se acople a sus posibilidades.

“Le recomendaría a las personas que lo principal es adaptarse a lo que más le gusta o lo que más quiera. Debe enfocarse en la maratón que decida. Se trata de casarse con la carrera y saber a lo que va”, explicó Lizano, para luego mencionar que algunos de sus pupilos eligen Nueva York, pese a ser catalogada como difícil. Aún así, se ‘casan’ con la carrera, pues les motiva el ambiente.

En cambio, Gabriela Traña rompe con la regla de buscar las carreras más llanas. Desde su punto de vista, es muy probable que un evento de dificultad intermedia le permita mejorar su segunda experiencia.

"Mi primera maratón fue Disney, no es una mesa, pero tampoco es montaña. Me encantó porque se sale de lo normal, creo que esa puede ser atractiva pero dependerá de la personalidad del corredor", explicó.

La Maratón de Berlín es una de las más cotizadas entre los atletas.
La Maratón de Berlín es una de las más cotizadas entre los atletas.

Pero si en definitiva lo suyo no es la multitud y prefiere empezar con algo menos concurrido, el técnico Mauricio Méndez probó dos opciones y sus clientes quedaron satisfechos, por lo que ahora es parte de sus recomendaciones habituales.

“Si quiero asegurar las mejores condiciones para correr, es una de bajo perfil, que cumpla con las condiciones. De esa forma no se saturan aeropuertos, no hay problemas para reservar, hay disponibilidad en restaurantes, no se hace fila para retirar el paquete. Condiciones que las majors (como Chicago o Berlín) no cumplen”, mencionó.

Las maratones The Baystate (Massachusetts) y St. George (Utah), son dos opciones para Méndez. En ninguna se superan los 8.000 corredores.

Para él esto es una ventaja, mientras para otros la persona puede llegar a sentirse muy sola.

Por eso en la elección deben pesar las metas que quiere cumplir, su personalidad y el tipo de evento que quiere vivir.

La mayoría no descarta las maratones nacionales, empezando por la de San José, Cartago o Correcaminos.

Los consejos de Gabriela Traña antes de elegir la maratón

1. La persona debe tener por lo menos un año de experiencia corriendo otras distancias. Adicionalmente la preparación de maratón tiene que ser de cuatro a seis meses.

2. Valoración médica previo al inicio del proceso, que incluya electrocardiograma, prueba de esfuerzo y exámenes sanguíneos.

3. Tener la supervisión de un entrenador.

4. Contar con los implementos adecuados. Los tenis, el tipo de ropa, el reloj o monitor cardíaco, no solo es lo bonito, es lo que le funciona.

5. Cuando el proceso avanza hay que tener una guía para la alimentación e hidratación. Conforme aumenta la carga de entrenamiento van a haber cambios en el cuerpo y se requiere de otros alimentos.

6. Tener un fisioterapeuta que lo asista en todo el proceso de entrenamiento. Debe ir de la mano con el esquema de entrenamiento.

7. Elegir una maratón de acuerdo a las características de la persona, si le gusta subir, bajar, lo plano, frío o cálido. De acuerdo a las posibilidades económicas o si le gusta un lugar en particular y quiere visitarlo.