Juan Diego Villarreal. 13 julio
Juan Diego Castro (rojo) en algunos momentos de la carrera se vio encerrado por sus rivales, sin embargo logró cerrar muy fuerte la prueba de los 800 metros lisos en el Mundial de Tampere, Finlandia y clasificarse a las semifinales. Cortesía: Costa Rica Runs
Juan Diego Castro (rojo) en algunos momentos de la carrera se vio encerrado por sus rivales, sin embargo logró cerrar muy fuerte la prueba de los 800 metros lisos en el Mundial de Tampere, Finlandia y clasificarse a las semifinales. Cortesía: Costa Rica Runs

En cuestión de una semana el atleta Juan Diego Castro Villalobos rompió en dos ocasiones el récord nacional de los 800 metros lisos, mejorando en 58 centésimas su mejor marca personal y demostrando su progreso.

Este viernes por la madrugada, en el Mundial Sub 20 de Atletismo de Tampere, Finlandia, Juan Diego cronometró 1 minuto, 49 segundos y 18 décimas (1:49:18) en la prueba, con la cual clasificó a las semifinales que se realizarán este sábado, a las 5:30 a. m.

Hace un año en el Mundial de Atletismo Sub 18 en Nairobi, Kenia, Castro logró el cuarto puesto con un tiempo de 1 minuto, 49 segundos y 76 centésimas (1:49:76), implantando un récord nacional.

El viernes anterior, en el cierre de la disciplina del atletismo en los Juegos Nacionales Icoder 2018, Juan Diego ganó la presea dorada con 1:49:45, sorprendiéndose él mismo de su marca.

Su entrenador, Marvin Ramírez, comentó que todo se debe a un año más de entrenamiento y a perfeccionar ciertos aspectos del corredor.

“En su evolución es importante el año de trabajo que se desarrolló, en el que se le dio énfasis a los entrenamientos de fuerza y velocidad, aprovechando que estuvo unos meses con una fuerte bronquitis que le impedía correr con regularidad. Además, influye también el desarrollo fisiológico normal para su edad al pasar de 17 a los 18 años”, explicó Ramírez.

Juan Diego Castro clasificó a semifinales en el Mundial de Finlandia

El estratega comentó que Juan Diego incluso tiene la capacidad de correr más rápido en este Mundial, pero todo dependerá del ritmo que impongan sus rivales en la serie en que disputará el boleto a la final.

Castro volverá a la pista este sábado a las 5:30 a. m., en el primero de los dos heats de semifinales. Partirá en el carril 2 y enfrentará a Mehmet Celik, de Turquía; Salomón Lekuta, de Kenia; Adisu Girma, de Etiopía; Alex Boterill, de la Gran Bretaña; Peter Sisk, de Bélgica; Josh Hoey, de los Estados Unidos y Sven Cepus, de Croacia.

“Juan Diego anda muy fuerte y todo indica que puede correr aún más rápido en el Mundial, incluso andar en 1:48 alto, pero todo depende del ritmo que impongan sus rivales en la ronda de clasificación, porque más allá del tiempo lo importante es clasificar a la final”, admitió Ramírez.

A la final avanzan los tres primeros de cada heat y los dos mejores tiempos adiciones para completar ocho atletas que disputarán el título mundial.

“En la eliminatoria Juan Diego pasó la primera vuelta a 54 segundos y 20 centésimas, mientras la segunda a 54:78, es decir, corrieron más rápido el primer giro, cuando usualmente es al contrario. El cierre fue muy fuerte y de allí los buenos tiempos que se realizaron. Para lograr bajar el tiempo a 1:48 Juan Diego debe rondar los 53 segundos en su primera vuelta”, enfatizó Ramírez.

En cuanto a la competencia de este viernes, el entrenador resumió la carrera como muy táctica y enredada, a su pupilo se le hizo difícil acomodarse.

“Al principio salieron fuerte los primeros 200 metros y posteriormente decayó un poco la primera vuelta, no se pasó tan rápido. Juan Diego iba un poco encerrado, por lo que trató de ir acomodándose entre los primeros, quiso ponerse de segundo, pero no le dejaron. Cuando intentó nuevamente acomodarse el estadounidense (Josh Hoey) apretó el paso de nuevo y él pudo aguantar los últimos 250 metros para terminar con un buen tiempo y clasificar”, comentó Ramírez.