Fiorella Masís. 20 marzo

Raquel Rodríguez cambió de equipo para la nueva temporada de la Liga Nacional de Fútbol Femenino de Estados Unidos (NWSL, por sus siglas en inglés), dando un salto de calidad hacia los Thorns de Portland, campeón en dos ocasiones y acostumbrado a luchar por el título.

Pero la ilusión por empezar a entrenar con sus nuevas compañeras se detuvo por la pandemia del covid-19.

Raquel Rodríguez durante un partido ante Nicaragua en el Morera Soto. Fotografía José Cordero
Raquel Rodríguez durante un partido ante Nicaragua en el Morera Soto. Fotografía José Cordero

La costarricense se mantuvo en Costa Rica durante varios meses, primero por compromisos con la Selección Nacional y después en un periodo de vacaciones.

Cuando ya se alistaba para partir a Oregon, la emergencia mundial tocó las puertas del país, además, en Estados Unidos los casos positivos eran miles.

Su equipo comenzó los entrenamientos el 7 de marzo, pero estos solo se realizaron durante una semana y pararon por completo, mientras Rocky llegó el viernes 13.

"La situación del fútbol está en paro, las jugadoras entrenamos solas, no podemos entrenar en grupo", comentó Rodríguez desde Portland.

Esto no es decisión de cada club, sino de la liga como tal, ningún equipo puede entrenar y se supone que este domingo les darán otra actualización.

Por ahora no se cancelado el inicio del torneo, pero sí todos los partidos de pretemporada.

"Nuestra prioridad continúa siendo la seguridad y el bienestar de nuestras jugadoras, entrenadores, personal y fanáticos. Estamos revisando todos los planes de contingencia relacionados con nuestro calendario de temporada regular y estamos monitoreando los eventos en desarrollo y su impacto potencial. Estamos profundamente agradecidos con nuestros fanáticos y socios por su continuo apoyo a nuestra liga y a todos nuestros jugadores de clase mundial", detalló la liga el pasado 17 de marzo.

Sin embargo, el panorama se ve oscuro para empezar el 18 de abril.

"Aunque no ha sido oficial, no me imagino que nuestro torneo no se vaya a posponer porque el asunto no se va a mejorar aquí a menos de un mes", opinó Rodríguez.

Incluso, el campeonato masculino (MLS) ya está suspendido desde el 12 de marzo, cuando se anunció que durante 30 días no habrá fútbol.

Rodríguez también se está recuperando de una pequeña lesión, la cual aseguró no es grave.

"Venía ilusionada para recuperar e incorporarme con el equipo", agregó.

Otras costarricense que está a la espera para jugar en la NWSL es Shirley Cruz, quien hace dos días fue anunciada como una ficha del OL Reign, donde actúa la futbolista Megan Rapinoe.

Por ahora Cruz no va a viajar y se mantiene entrenando a distancia.

Precisamente, sobre esta nueva aventura de su compañera de selección, Raquel se mostró contenta porque otra tica esté en la liga.

“Es raro tenerla de rival de clubes pero muy orgullosa de ella. Es una profesional de mucha experiencia, el entrenador la conoce de equipos pasados entonces el futuro de ella se ve brillante en ese equipo, parece ser el equipo justo en el momento justo”, añadió.