Fanny Tayver Marín. 17 marzo
El abrazo entre Shirley Cruz y Wílmer López es uno de los recuerdos de una noche mágica para el liguismo. Fotografía: Francisco González / Goles Manudos
El abrazo entre Shirley Cruz y Wílmer López es uno de los recuerdos de una noche mágica para el liguismo. Fotografía: Francisco González / Goles Manudos

Shirley Cruz está tan ilusionada como la primera vez cuando se marchó del país con el objetivo de triunfar en el fútbol extranjero.

A sus 34 años y cuando la idea del retiro rondaba por su mente, la jugadora sigue siendo un ejemplo para las demás mujeres que ambicionan con dejar huella en el fútbol.

En los últimos meses vistió los colores rojinegros de su amada Liga Deportiva Alajuelense y fue una pieza vital para la revolución del fútbol femenino en el país, abriendo oportunidades para todas, como nunca se había dado.

Su presencia en la Liga marcó la diferencia y repercutió en los otros equipos. No podía ser diferente para la guerrillera a la que todas ven como su ejemplo a seguir y que ha sido una pieza muy importante para la Selección Nacional.

Después de jugar en Europa con el Olympique Lyon (2006-2012), el París Saint Germain (2012-2018) y en China con el Jiangsu Suning (2018-2019), la volante decidió retornar al país para cumplir un sueño de actuar con Alajuelense.

La idea de retornar al extranjero no pasaba por su mente, pero de nuevo, la vida y el fútbol le abrieron las puertas de par en par para una oportunidad que ella no podía dejar escapar, porque es de primer nivel.

OL Reign anunció este martes la contratación de la centrocampista costarricense para la temporada 2020 de la National Women’s Soccer League (NWSL) de Estados Unidos.

Eso significa que la capitana de la Selección Nacional y de la Liga aceptó la oferta que le llegó justo cuando estaba en el Preolímpico y será compañera de Megan Rapinoe, quien es actualmente la mejor fútbolista del planeta.

Cruz se volverá a encontrar con un técnico muy importante en su carrera: Farid Benstiti, quien la dirigió en el 2012 en el París Saint-Germain, donde hizo 91 apariciones y terminó en segundo lugar en la Liga de Campeones en dos ocasiones.

“He trabajado durante muchos años con Shirley y sé que es una jugadora especial”, dijo el entrenador en la página OL Reign, para agregar que “además de su calidad, traerá la mente y el liderazgo de los futbolistas al campo. Estoy muy feliz de volver a trabajar con Shirley".

Mientras que la futbolista destacó: “La NWSL es una liga muy competitiva, y estoy muy emocionada de ser parte de un equipo tan grandioso. Trataré de hacer lo mejor para lograr los objetivos del equipo. Será un placer para mí, jugar junto a grandes futbolistas y un entrenador que me conoce bien y sabe cómo sacar lo mejor de sus jugadores. Farid es un entrenador con gran experiencia, ha ganado en muchas ligas, en varios países. Exigirá un estilo de juego muy técnico pero físico. No tengo dudas de que sacará lo mejor de todas nosotras".

Alajuelense anunció en sus redes sociales que este miércoles, a las 11 a. m., la volante dará un mensaje para la afición liguista a través de Facebook.

Sin embargo, ella inmediatamente le respondió a la Liga: “Ya saben cómo soy para estas cosas. Denme tiempo y les escribiré algo que me salga del corazón".

Shirley se va de momento, pero en la Alajuelense le dijeron que la esperan para cuando regrese de esta nueva aventura. En la Liga le han dicho en múltiples ocasiones que para ella siempre habrá un lugar en el equipo, máxime cuando la quieren para continúe el desarrollo del proyecto femenino del club.