Esteban Valverde. 24 junio
Luis Díaz destacó en el campeonato nacional por su velocidad y habilidad; ambas características lo llevaron a la Selección Nacional previo a la Copa Oro. Fotografía: Mayela López.
Luis Díaz destacó en el campeonato nacional por su velocidad y habilidad; ambas características lo llevaron a la Selección Nacional previo a la Copa Oro. Fotografía: Mayela López.

Luis Díaz terminó el mes de mayo cabizbajo. Su cabeza estaba invadida por cuestionamientos y en las noches le era difícil conciliar el sueño, porque una dolencia muscular lo sacó de la Copa Oro, la oportunidad dorada para mostrarse en el fútbol internacional; sin embargo, 23 días después por fin encontró consuelo al confirmar su salida a la MLS.

El extremo rojiamarillo, en entrevista con La Nación, afirmó que recobró la felicidad al enterarse que el Columbus Crew, escuadra de David Guzmán en la liga estadounidense, será su nueva casa.

“Al principio la lesión no la entendía, uno se preguntaba por qué me pasa, porque era el momento de mostrarse más, ya después pude asimilar las cosas y Dios estuvo siempre ahí, él me cerró una puerta, pero me abrió una más grande”, expresó.

Luis declaró que él mismo se sorprendió ante el chance de ir al cuadro amarillo, porque los mejores intereses para dar el salto se presentaron en febrero, después del encuentro que tuvo el Team contra el Atlanta United por la Concachampions.

“La verdad que mi representante me había comentado de los intereses después del partido con Atlanta United aquí en Heredia. Varios preguntaron, pero en ese momento yo rechacé todo porque era muy temprano. Después no sabía cómo se iba a comportar el mercado, no había nada concreto hasta que llegó este chance de Columbus, es un préstamo y estoy muy agradecido con Jafet Soto y mi representante”, resaltó.

Este hábil y veloz futbolista, oriundo de barrio Guadalupe de Nicoya, dijo que visitó su tierra natal el domingo pasado con el deseo de darles la noticia a las dos personas más especiales de su vida: su abuelito Mario y su abuelita doña ‘Freddy’ (Luis la llama así).

Ya en tierras pamperas, el encuentro de emociones para el jugador fue fuerte: la emoción por dar el ansiado salto más los nervios que mostraron sus familiares se combinaron para hacerlo reflexionar sobre su carrera.

“Desde hace un tiempo atrás vengo pensando que salir de Nicoya era complicado, yo me acuerdo de cómo costó y la verdad es que uno hasta siente escalofríos porque fue duro por la parte económica... Gracias a Dios desde que llegué a Grecia vengo en ascenso constante, en Herediano fue maravilloso porque me hicieron uno más de la familia y me permitieron cumplir este sueño”, pronunció.

"A mi familia se lo dije en persona porque tuve que darles mis cosas del apartamento de Heredia. La verdad estaban muy felices, pero también están asustados porque voy a estar más lejos, mis abuelos con los que yo pasé toda mi infancia, Mario y doña 'Freddy', estaban nerviosos por la distancia, entonces hay como susto, pero bueno es parte de...", confesó con voz entrecortada.

Díaz espera debutar con la camisa del Columbus el 13 de julio, ya que su pase internacional llegará hasta el 9 de ese mes. El deportista viajará a finales de esta semana a Estados Unidos para comenzar su nueva vida.

Un plus con el que cuenta el guanacasteco es que en este club está el volante mundialista de Rusia 2018, David Guzmán, quien puede guiarle en la adaptación.

“Estoy al 100 %, gracias a Dios ya hice trabajo físico con Herediano y estoy bien. Tengo que retomar el ritmo del trote, pero la dolencia se quitó. Ahora el reto será mayor como todo, cuando uno llega a un equipo como estos hay que trabajar duro, día con día”, finalizó.