Esteban Valverde. 4 junio
Keylor Navas despeja un balón en un calentamiento del PSG. Fotografía: PSG
Keylor Navas despeja un balón en un calentamiento del PSG. Fotografía: PSG

Keylor Navas continúa en Costa Rica, donde espera noticias sobre su posible regreso a Francia para volver a los entrenamientos con el París Saint Germain. En medio del descanso y su preparación en casa, el arquero reveló su estado de forma actual, después de no tener actividad desde mediados de marzo.

El portero participó de un programa de su club, en el que fue entrevistado por aficionados costarricenses vía Zoom, donde confesó que físicamente está en un gran nivel, al punto que no ha subido un solo kilo desde que se inició la cuarentena.

“Estoy corriendo más de lo que había corrido en toda mi vida, porque es importante estar bien físicamente, entonces salgo a correr todos los días, unos días un poco más, tratamos de manejarlo bien para que no hayan lesiones, entonces cuando tengamos que regresar no costará tanto, porque físicamente estamos bien”, dijo.

El París ya ganó la liga de Francia y continúa con vida en la Liga de Campeones de Europa.

Navas explicó que el ejercicio lo complementa con una buena alimentación y pese a que en el país cuenta con miles de tentaciones culinarias, él prefiere evitarlas para así no tener problemas con su peso cuando deba presentarse al plantel galo.

“En mi casa normalmente no comemos muy diferente a lo que se come en Costa Rica, pero creo que si como todo lo que hay aquí, llegaré rodando, pero hay que cuidarse, no he subido ni un kilo, porque por el entrenamiento y comer sano he logrado cuidarme, trato de no variar la dieta que traía de París”, destacó.

“Nosotros los porteros tenemos un trabajo diferente, pero si la condición física está bien, eso ayuda a estar como un gato ahí otra vez”, agregó.

El seleccionado nacional contó que en sus momentos libres está dedicando mucho tiempo a la Fundación Tiempos de Esperanza, organización que tiene con su esposa, Andrea Salas, y su socia, Mónica Espinoza.

Tiempos de Esperanza ha colaborado de forma importante con afectados por la emergencia causada por la pandemia.

“Yo he aprovechado bastante para desarrollar reuniones de la fundación, también estar en familia en la casa. Nosotros como futbolistas nos hace falta compartir, jugar con los chiquillos, porque viajamos mucho. Siempre le pido a Dios que se arregle a todo rápido, pero esta situación trae esto de compartir en casa”, reflexionó.

El jugador recordó cómo fue su llegada al PSG; en su presentación al resto de compañeros del camerino tuvo que cantar una canción frente a ellos. El tico eligió Con Calma de Daddy Yankee.

“Es que cuando alguien nuevo llega siempre se debe cantar una canción, yo como no canto nada, canto feísimo, entonces dije: ‘aquí es haciendo show’, entonces nos divertimos, son cosas del fútbol. Me tocó cantar y no había quite", mencionó entre risas.

Pese a que Keylor vive su primera temporada como parisino, no esconde que ya vivió momentos que atesora en su corazón.

“Cuando yo llegué fue algo único, porque sentí ilusión porque yo estaba ahí. Cuando voy por la calle y veo que están felices por lo que hago, es gente que está a muerte con uno y eso me encanta. Este año ganamos el título y eso es muy lindo. Tenemos esa mentalidad de ganar, ganar y ganar siempre”, profundizó.

Por último, el cuidapalos aprovechó para darle un consejo a Jimena, una de las aficionadas que participó y que dio a conocer que quiere ser periodista.

“Le doy un consejo, no se le olvide cuando usted va a hacer una nota que detrás de esa persona o deportista hay un ser humano, si usted sigue ese consejo tenga por seguro que será una excelente periodista”, finalizó.