Esteban Valverde. 25 mayo
Keylor Navas durante la inauguración de su fundación Tiempos de Esperanza. Fotografía: John Durán
Keylor Navas durante la inauguración de su fundación Tiempos de Esperanza. Fotografía: John Durán

Keylor Navas se encuentra en Costa Rica, donde pasa tiempo en casa ante la suspensión del fútbol en Francia por el nuevo coronavirus. El arquero costarricense aprovecha estos días para reflexionar sobre su vida y también enseñar sobre la palabra de Dios.

Navas, quien es integrante de la organización cristiana Theos Place, hizo una reflexión publicada este lunes en redes sociales sobre cómo Dios brinda esperanza y fortaleza al ser humano.

El jugador que asiste a la sede de la organización en París, Francia, comenzó a asistir a Theos a finales del 2008, donde también conoció a la que hoy es su esposa, Andrea Salas.

Keylor, por medio de su testimonio, hizo entender cómo Dios tiene todo un sistema para cumplir promesas.

La enseñanza del arquero del París Saint Germain, además de contar con su relato de vida utilizó el versículo de Isaías 41:10 como su base.

"Quiero hablarles sobre cómo Dios nos da esperanza y fortaleza. A veces vemos muchas promesas que Dios nos ha dado, pero no llegan, parece que no se van a cumplir nunca y peor aún podemos estar pasando momentos sumamente complicados, momentos de sufrimiento y decimos: ¿Dónde están esas promesas?", dijo el portero.

Seguidamente, el futbolista dio a conocer cómo él se enfrentó a esta situación en su vida y con apenas 16 años tuvo que comprender el mensaje de Dios.

"Yo recuerdo cuando tenía 16 años que una señora me dio una palabra de Dios y Dios me dijo que yo iba a jugar en el extranjero, que había un lugar que una persona dejó y ese lugar me estaba esperando. Eso lo guardé en mi corazón", reveló.

El exjugador del Real Madrid detalló que no fue sencillo entender cuándo era el momento de dar el salto al exterior, sin embargo él nunca perdió la fe y confió en el mensaje que Dios le había dado.

"Yo tenía toda la convicción de que Dios lo iba a cumplir en algún momento. Iban pasando los años y pasando los años y esa promesa no se veía cumplida en mi vida, pasé momentos donde la gente me decía que eso era totalmente imposible, que el jugar en el extranjero no iba a ser para mí, que yo no me iba a ir de donde estaba y muchos comentarios fueron negativos... Pero la esperanza de que Dios iba a hacer eso realidad estaba en mi corazón. Seis años después pude ver la promesa hecha realidad en mi vida y creo que eso fueron momentos duros, pero son importantes para forjar nuestro carácter", profundizó.

Para el Halcón hay que comprender que las situaciones Dios las da por hechas en el momento que Él considera, la persona está lista para asumir el nuevo reto.

"Cuando Dios nos da lo que prometió es porque nuestro corazón está preparado para hacer las cosas de la mejor manera, hay un versículo en la Biblia que les quiero compartir; Isaías 41:10: 'No tengas miedo, pues yo estoy contigo, no temas, pues yo soy tu Dios. Yo te doy fuerzas, yo te ayudo, yo te sostengo con mi mano victoriosa'.

Me gusta mucho ese versículo porque Dios nos manda a que seamos fuertes, que no tengamos temor y sobre todo nos dice que Él estará ahí con nosotros", recalcó.

TemasEn5Minutos: Esperanza

Las promesas de Dios pueden no llegar cuando las esperamos, pero siempre llegan a tiempo. El #TemaEn5Minutos de hoy es perfecto para reflexionar en la esperanza que podemos tener en Dios.

Posted by Theos Place on Monday, May 25, 2020

Después, Keylor añadió otro ejemplo más, pero basado en una historia bíblica.

"En el ejemplo de José, a José Dios le hablaba en sueños y le dijo en un sueño, le reveló que él iba a sobresalir sobre sus hermanos y que sus hermanos se iban a postrar sus pies. Esto ocasionó mucha envidia, a tal punto, que ellos lo querían matar, ellos intentaron matar a su hermano, al final no lo lograron, pero si lo vendieron a los egipcios. Él se fue como esclavo, pasó hasta por la cárcel injustamente. Todos podemos pensar que él dijo: ¿Dónde está la promesa de Dios? Estoy en un lugar totalmente lejano a lo que Dios me había prometido...

‘Al final podemos ver cómo José llegó a ser el segundo detrás del faraón, donde él pudo hallar a todo el pueblo, a sus hermanos, él tenía un puesto sumamente importante. En nuestra vida debemos ser luchadores, debemos tener esperanza como la tuvo José en esta historia y tenemos que saber que Dios no es como los mortales, que cuando Dios nos da una promesa Él la cumple porque Él no cambia de opinión’", comentó.

Por último, el parisino tuvo un llamado de esperanza.

"Yo quiero mandarles un abrazo muy grande a todos y decirles que tengan esperanza, fortaleza y que si Dios les dio una promesa que la abracen con todas sus fuerzas, que la guarden en su corazón y que esperen el momento en que Dios sepa que su corazón está preparado para ver lo que para nosotros es imposible, porque para Él es posible. Entonces Él hará realidad esas promesas, un abrazo muy grande y que Dios los bendiga", concluyó.

Keylor Navas continúa entrenando por aparte en nuestro país, mientras recibe noticias del PSG sobre cuando debe presentarse nuevamente a entrenar. Pese a que la liga francesa fue declarada finalizada, el portero y su club continúan con vida en la Liga de Campeones de Europa, donde esperan rival para los cuartos de final.

En Francia se habla que para mediados de junio podrían volver las prácticas, pero deben esperar el permiso del gobierno galo. El nacional continúa disfrutando en la zona rural, mientras mantiene su forma física y espera noticias.