Esteban Valverde. 4 enero, 2018
El 21 de octubre Joel Campbell actuó ante el Alavés en un juego en el que disputó 62 minutos y se le vio un buen rendimiento. Fotografía: Real Betis Balompié.
El 21 de octubre Joel Campbell actuó ante el Alavés en un juego en el que disputó 62 minutos y se le vio un buen rendimiento. Fotografía: Real Betis Balompié.

Joel Campbell se oye tranquilo, está sereno, pese a que todavía no se atreve a dar una fecha de regreso a los terrenos de juego, luego de la recaída que tuvo a mediados de noviembre de la lesión de meniscos en la rodilla derecha.

Según el diario ABC de Sevilla, estaría listo en febrero; no obstante, el tico, en entrevista con La Nación, es enfático en que no acelerará su proceso de readaptación.

Rusia 2018 es una de sus metas y por el historial de la dolencia le preocupa cómo estará para la cita; sin embargo, es consciente de que su calidad y un buen proceso de recuperación lo tendrán en buenas condiciones para la cita del orbe.

—¿Cómo está de su lesión?

La verdad estoy contento porque la lesión va mejorando muchísimo, cada vez me siento mejor. Ya voy para la segunda fase de la recuperación y espero en Dios pronto estar en la cancha.

—¿En qué estado está de la recuperación?

Ya estoy esperando el plan, pero esta semana comienzo con los trabajos de fuerza y readaptación para pronto estar con el equipo.

—¿Usted cómo se siente?

Bien, no es fácil estar lesionado, pero vengo mejor. La lesión está bien gracias a Dios, ayer me hice una resonancia y se ve la mejoría, la verdad la rodilla está muy bien.

"Yo tuve lo mismo que me afectó en la Copa Oro, tenía que cambiarme unas cosas para estar mejor y decidí hacerlo".

—¿Qué piensa del 2018? Más allá de comenzar sin el ritmo deseado.

Es un año importante por el Betis y la Selección, cuesta no comenzar jugando, pero es lo que hay, tengo que prepararme bien para cuando regrese estar fuerte y no volver a recaer, esperar y entrenar fuerte y sacrificarme para estar pronto en el terreno de juego.

Joel Campbell se lesionó de los meniscos en la Copa Oro 2017. Fotografía: AP
Joel Campbell se lesionó de los meniscos en la Copa Oro 2017. Fotografía: AP

—¿Le motiva la cantidad de retos deportivos que hay?

Yo cada año lo veo con positivismo porque quiero mejorar como futbolista y persona, espero este año me vaya mejor que el pasado que fue un poco complicado.

—¿Cómo mantener la serenidad luego de tantos problemas por lesiones?

Son cosas que pueden pasar, soy tranquilo y sé lo que quiero. Estos meses que he estado fuera he disfrutado de mi familia, estuve mucho en la casa, pude pasar una Navidad con mi familia, eso vale. Ya estoy de lleno con la recuperación para estar lo mejor posible en lo que viene.

—El voto de confianza del Betis también ayuda.

Es importante sentir ese cariño y esa confianza, eso me motiva para estar lo más pronto posible en la cancha. Yo sé lo que soy capaz de hacer y eso me tiene motivado.

—¿Si pasaron momentos en los que decayó anímicamente?

Claro, no es fácil estar tres meses sin jugar, regresar, meter gol, y luego otra lesión, eso a uno lo desmotiva. Hay cosas que no están en las manos de uno, solo queda aceptar y pasar página nada más.

—¿Al final la enseñanza de esto llega en la madurez como persona?

Si, son obstáculos que pone El Señor en el camino. Todos estamos expuestos a esas cosas, me tocó a mí, pero yo sigo con la confianza, creo en mí y espero mi momento que yo sé que llegará.

"Es tener mucha tranquilidad, paciencia, no apresurar nada. Voy a ir paso a paso sin saltarme etapas para estar lo más pronto posible de regreso".

—¿Le preocupa el Mundial de Rusia 2018?

Me preocupa no estar en el Mundial, claramente, ¿a quién no le preocuparía? Pero yo sé el momento en el que estoy, sé lo que soy, sé que soy importante para mi Selección, pero si estoy bien, así que bueno tengo que estar lo mejor posible para ser tomado en cuenta.

—¿Físicamente cómo hará para recuperarse?

Eso lo manejo con la parte mental, porque estuve parado tres meses y en el primer partido que regresé colaboré con goles, asistencias, así que nadie se acordaba que no jugaba. Sé que soy un buen jugador, sé que cuando regrese al campo lo haré de la mejor manera.

—Su hermana le ayudó en la recuperación. ¿Cuánto significó el apoyo familiar?

Mucho, la verdad, es la gente que está siempre. Ellos siempre están ahí, mi esposa, hija, primos, hermanos, mis papás. Mi hermana me ha apoyado montones desde que me lesioné y eso me ha dado fuerza para seguir y darle alegría a ellos.

"Yo sé que estas cosas pasan, ahora me tocó a mí. Esto no está en mis manos, no puedo preocuparme mucho por eso, solo aceptar y darle la vuelta. Nada gano con ponerme triste y reprochar esas cosas, sé que mi momento llegará, y cuando llegue tengo que aprovecharlo".

—¿Hay fecha de regreso?

No hay fecha, pero mi idea es jugar para devolverle al Betis la confianza que ha tenido en mí, quiero jugar aquí y demostrar de que soy capaz.

—¿Cuáles son sus metas para este año?

Las metas me las dejo para mí, yo sé que es lo que quiero hacer para mí. Pero la lesión no cambia en nada mi plan y sigue intacto.