Por: Cristian Brenes 13 julio

Alajuela

Joel Campbell llegó al país para iniciar el proceso de recuperación de su lesión en los meniscos de la pierna derecha y en su maleta la incertidumbre llena la mayoría de los espacios, no solo porque desconoce el tiempo que estará fuera y la gravedad de su dolencia, sino porque tampoco hay claridad en su futuro futbolísitico.

El delantero de la Selección Nacional quedó fuera de la Copa Oro, tras resentirse durante el duelo ante Canadá y, de momento, lo único que está 100% seguro es que no podrá driblar el quirófano.

En la parte deportiva, Joel aún tiene contrato con el Arsenal de Inglaterra, pero no hay confirmación sobre si se quedará con los Gunners o si será enviado a préstamo nuevamente. Campbell se mostró con aparente tranquilidad ante la prensa al referirse a su club, aunque sin profundizar mucho en el tema y con respuestas escuetas.

"No sé qué tan complicado sea mi futuro, son cosas que pasan en la vida y que ya están escritas. Esto es una piedrita más en el camino, pero hay que salir adelante. Siempre pongo todo en manos de Dios, por lo que estoy tranquilo", comentó el jugador en su arribo.

El ariete dice no tener definido cuándo se efectuará la intervención, tampoco sabe si se realizará en Costa Rica o si lo deberán valorar en suelo inglés. El primero paso será comunicarse con su equipo y luego seguir las indicaciones que le dicten.

El panorama no parece alentador, debido a que el propio atacante expresó que hay dolor y que "es una ruptura bastante grande". Adicionalmente manifestó que le fastidia salir de esta manera del certamen del área, ya que su objetivo era tomar ritmo y colaborar con la Sele en busca del cetro; no obstante, apenas acumuló 55 minutos frente a Honduras, duelo en el que ingresó de cambio, además de 23 minutos contra los canadienses.

En la era de Óscar Ramírez ha jugado en 23 de los 30 compromisos, perdiéndose únicamente la Copa Uncaf y los fogueos con Nicaragua y Venezuela.

"Vengo al país a esperar qué dicen los médicos para ver cuándo me tengo que operar. Deberé operarme, pero no sé nada de tiempos", acotó.

El futbolista reveló que era una molestia que tenía desde tiempo atrás y con la que había lidiado tanto en entrenamientos como en juegos; sin embargo, empeoró en la Copa.

Al ser consultado sobre si ya se puso en contacto con el Arsenal, respondió: "obviamente tengo que ponerme en contacto con ellos porque son los dueños de mi ficha".

El legionario no considera que esta lesión trunque su camino en pleno mercado de fichajes en Europa, por el contrario, piensa que no cambia en nada para la próxima temporada.

"Yo no pienso en eso, le doy gracias a Dios por lo que me da, todo lo pongo en sus manos; Él (Dios) tiene cosas grandes para mí", añadió.

Campbell ya superó una ruptura de meniscos en la pierna izquierda, por lo que recalca que conoce lo que vendrá en los próximos días para él.

"Duele mucho porque uno siempre quiere jugar y nunca quiere lesionarse, pero es parte del fútbol. Ya me había pasado lo mismo, pero esto es fútbol y puede pasar. No estoy triste ni mucho menos, son cosas que suceden. Le pido al Señor que me dé fuerzas para que me ayude", concluyó.

Colaboró: Kenneth Hernández y Daniel Jiménez.

Etiquetado como: