Esteban Valverde. 1 agosto, 2018
Juan Pablo Vargas marca a Johan Venegas en un juego entre Herediano y Saprissa. Fotografía: Rafael Pacheco
Juan Pablo Vargas marca a Johan Venegas en un juego entre Herediano y Saprissa. Fotografía: Rafael Pacheco

Pese a que la Selección Nacional Masculina Sub-21 fracasó en su participación en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, uno de los seleccionados consiguió convertirse en legionario por su rendimiento. El zaguero Juan Pablo Vargas convenció a los visores del Deportes Tolima de Colombia de buscar hacerse con sus servicios.

La participación de Costa Rica en los Juegos Centroamericanos y del Caribe fue decepcionante, debido a que el plantel dirigido por Marcelo Herrera no pudo avanzar de la fase de grupos.

El combinado tico perdió con Colombia 1 a 0, le ganó a Trinidad y Tobago 3 a 2 y cayó con Honduras 2 a 1.

El zaguero, capitán de ese combinado patrio, fue negociado con los cafeteros. En el Tolima el jugador estará en principio por un año, con opción de compra.

Ricardo Salazar, gerente del Tolima, atendió a La Nación vía telefónica y confirmó que fue por la competición de Barranquilla que decidieron contratar al defensor.

“Estamos esperando saber cuándo llega para hacerle exámenes. Él viene por un año, es un préstamo. Lo vimos en los Juegos, pero también un asesor que tenemos nos alertó y nos puso al tanto del potencial que tiene. Al final decidimos verlo en los encuentros, después como nos gustó, nos pusimos a averiguar su situación y al final pues fuimos por él”, recalcó.

El directivo describió las condiciones que los convencieron para decidir apostar por Vargas. Uno de los puntos que destacó es el potencial que tiene para buscar una segunda venta, sobre todo por sus 23 años.

“Bien, tiene un buen biotipo, es rápido, él sabe jugar. Es una persona que se le ve la categoría, es joven y es un buen futbolista... Nosotros pensamos que a futuro puede ser una muy buena adquisición”, explicó.

El periodista colombiano Elmer Pérez analizó la llegada del tico a las tiendas del Tolima.

Para el comunicador es una contratación refrescante por la juventud del zaguero, además destacó la vitrina que tendrá el herediano porque para la próxima temporada el club podrá disputar la Copa Libertadores.

“Ha gustado el fichaje de Juan Pablo Vargas porque fue de lo mejor de Costa Rica en los Centroamericanos. Él puede encajar desde el punto de vista de adaptación y demás. Es un fichaje que genera muy positivas expectativas por el biotipo que tiene el jugador. Desde 1998 no se tenía un costarricense en esta escuadra, el único fue Wílmer López, pero se sabe la gran calidad que tiene el futbolista tico”, dijo.

Vargas militó en Alajuelense, Belén y Herediano. El fichaje del zurdo por el Team fue polémico debido a que entraron temas de derechos de formación en la discusión.