Esteban Valverde. 14 abril
Cristian Gamboa entrena en grupos de cuatro jugadores con dos metros de distancia entre cada futbolista. Fotografía: Facebook del Bochum
Cristian Gamboa entrena en grupos de cuatro jugadores con dos metros de distancia entre cada futbolista. Fotografía: Facebook del Bochum

Un legionario ya volvió a la actividad. Cristian Gamboa, lateral derecho tico del Bochum de la segunda división de Alemania, regresó a las prácticas con su equipo, sin embargo después de tres semanas sin hacerlo y con un nuevo sistema de entrenamiento asegura sentirse extraño.

Gamboa y sus compañeros dejaron atrás las prácticas en las que el grupo de más de 20 jugadores compartía en el terreno de juego; ahora se dividen en cinco mini grupos que trabajan alrededor de 40 minutos al día en diferentes horas.

El nacional suma una semana y media con esta dinámica y aunque está contento porque se retomó el toque de balón, él es enfático en que no imagina cómo será la dinámica cuando intenten tener a todo el equipo junto.

En Alemania, los equipos para volver al trabajo llegaron a una negociación con el gobierno, en la que los planteles se comprometieron a mantener las más estrictas medidas sanitarias.

"Tenemos una semana de entrenar, los equipos llegaron a un acuerdo para entrenar en grupos pequeños de tres jugadores, nosotros hacemos de todo, hacemos gimnasio pero con medidas muy estrictas. Los grupos se mantienen a distancia de dos metros, todo es como raro, pero al menos volvemos a tocar bola y hacemos trabajo poco a poco", manifestó.

"Es un toque raro, porque comenzamos con grupos de cuatro, la cancha es grande y no nos vemos, un grupo es a las 9:30, otro a las 10 y así sucesivamente. Cada jugador trabaja muy individual, no hay actividad grupal", agregó.

Gamboa recalcó que en el Bochum les pidieron llevarse su ropa de entrenamiento y tacos para la casa, para de esta forma evitar que las prendas sean manipuladas por otras personas.

El mundialista de Rusia 2018 y Brasil 2014 contó su ritual para mantener la higiene cuando llega a la casa después de los entrenamientos.

"Una de las medidas es que nosotros tenemos nuestra ropa de entrenamiento y tacos en la casa, yo viajo todos los días a entrenar como media hora y vuelvo y me lavo las manos, uso alcohol en gel y luego me baño y bajo ya a integrarme a mi familia, pero primero me aseo", profundizó.

El lateral no escondió que en sus pensamientos siempre está Costa Rica, porque en el país están sus padres y abuela, quienes son adultos mayores y a él le generan preocupación.

"Es extraño todo, porque si nos vamos atrás y alguien te dice que se viene una pandemia pues uno no piensa en eso, pero ahora pasa y es en el mundo y esto se dimensiona enorme. Yo pienso muchísimo en mi familia en Costa Rica, en mis abuelos y mis papás, trato de hablar con ellos en todo momento y les pido que no salgan", explicó.

Gamboa también no se visualiza jugando a puerta cerrada, otra circunstancia que sabe se dará en un corto plazo.

“Será rarísimo porque sentiré los partidos como entrenamientos, pero bueno trabajo es trabajo, gracias a Dios acá vamos. Acá en Alemania han manejado bien el tema del coronavirus, en realidad no hemos tenido toques de queda. Hemos tenido una cuarentena abierta, pero con protocolos. Aquí los hospitales han reaccionado bien, creo yo”, finalizó.

En principio se espera que la Bundesliga 2 regrese a la actividad a mediados de mayo, empero todo dependerá de la evolución del nuevo coronavirus en tierras teutonas.

Alemania reporta 131.359 infectados con covid-19 y 3.394 decesos.