Esteban Valverde. 13 marzo
Luis Mora (primero de izq. a der. en la fila de abajo) tiene más de 10 años en el fútbol de Guatemala. Fotografía: Cortesía.
Luis Mora (primero de izq. a der. en la fila de abajo) tiene más de 10 años en el fútbol de Guatemala. Fotografía: Cortesía.

Luis Mora juega, normalmente, a 2.000 metros de altura sobre el nivel del mar. Más del 70% de su carrera deportiva la ha hecho en la liga de ascenso de Guatemala y ahora milita en Deportivo Quiche FC; él mismo dice que su realidad “no es parecida a lo que vive Keylor, pero sí es reconfortante y por esto estoy sumamente agradecido con Dios por esta oportunidad”.

Este volante de 34 años no tuvo la oportunidad de ir a Europa, es más, en Costa Rica solo militó con Belén por un corto periodo; no obstante, asegura que en tierras chapinas encontró lo necesario para considerarse feliz en su vida y su carrera deportiva.

Nunca ha enfrentado al Barcelona de España, tampoco ha jugado la Liga de Campeones de Europa, ni siquiera el torneo de clubes de la Concacaf, pero su aventura como representante de Costa Rica en el exterior le ha traído otro tipo de retos.

La segunda división guatemalteca es un desafío deportivo que implica una serie de complicaciones por superar.

“Uyyy hermano, esto es complicado porque jugar aquí de visitante es bien difícil, imagínese que los arbitrajes son muy localistas y eso pesa. Los futbolistas acá son fuertes, aguerridos, las canchas son malitas, cuesta manejar el partido. La verdad es que aquí la cosa es brava”, explicó.

Los estadios en los que se desempeña Mora no son similares ni siquiera al Ricardo Saprissa, Morera Soto o al Nacional; por supuesto están muy lejos de ser el Santiago Bernabéu y demás plazas europeas.

El estadio del Quiche es muy similar al Lito Pérez de Puntarenas, con un césped irregular, en ciertas partes ausente y lleno de tierra.

“Hay tres equipos que son de occidente donde se juega en altura, la cancha de nosotros está más o menos, jugamos en una cancha parecida a la del Lito Pérez. Los demás equipos son del sector playa y juegan a mediodía y es muy duro, la verdad, imagínese nada más es jugar casi siempre a 37 grados”, declaró.

Guatemala le da dado al volante circunstancias de vida que él mismo se pregunta si acá en el país las tendría.

“Acá yo hice mi familia, acá encontré mi esposa, tuve a mis hijos. Vos sabés que estoy agradecido con Dios por esto, porque la verdad es que no sé si me hubiera quedado en Costa Rica cómo me habría ido... Dios me trajo acá y solo bendiciones tuve”, pronunció.

El mediocampista está tan conforme en ese país centroamericano que no piensa en regresar al nuestro, al menos en el mediano plazo.

"Es que yo acá tengo todo. Futbolísticamente me quedaré acá, lo visualizo así. Los planes de Dios son perfectos y agradecido con él con todo lo que me ha dado acá futbolísticamente", finalizó.

Luis Mora es legionario como Keylor Navas, pero su realidad es otra a la del portero; no obstante, él se siente dichoso y agradecido con la oportunidad que ha tenido de hacer carrera fuera de Costa Rica.

El tico ya tiene 14 años en el balompié chapín, mismo en el que espera volver a la máxima categoría para la temporada venidera.

“Vamos a ver si lo logramos prontamente, espero con este equipo porque tiene la estructura y demás. Yo aquí quiero jugar más mientras Dios me lo permita”, agregó.