Esteban Valverde. 18 junio
Joseph Mora celebra con sus compañeros en un encuentro de la actual temporada de la MLS. Fotografía: Facebook del DC. United.
Joseph Mora celebra con sus compañeros en un encuentro de la actual temporada de la MLS. Fotografía: Facebook del DC. United.

Joseph Mora volvió a sentir el placer de tener alimentos en su boca y devorarlos con sus dientes. El lateral izquierdo también notó el valor de las palabras, de poder pronunciar y comunicarse... De lo sencillo de hablar.

Mora, quien pasó tres meses recuperándose de una fractura de mandíbula, ya volvió al fútbol, también a la vida normal, bueno a la que estaba acostumbrado previo a la grave lesión. Ahora asegura que entiende lo importante que es comer y hablar, situaciones tan rutinarias que en ocasiones parece que nunca faltarán.

Mora recalcó que luego de los 90 días en fase de recuperación, cuando ya pudo movilizar la zona, no podía hablar bien ni tampoco hacer los movimientos necesarios para morder, ante esto fue como aprender casi de cero.

Joseph quería comer lo antes posible, por lo que no dudó en intentarlo desde el primer momento.

“Lo más curioso fue hablar normal, poder abrir la mandíbula y sentir el movimiento. Hablar con mi esposa, compañeros, fue algo curioso que hace mucho no hacía. Comer fue muy lindo porque a veces uno no lo aprecia tanto y ahora sí se percibe. Se siente muy bien”, manifestó.

Para el zaguero es más importante recobrar su vida normal que el fútbol; sin embargo, ahora que disfruta también del deporte volvió a recuperar la felicidad.

El exsaprissista fue titular en el partido que su equipo le ganó 2 a 1 al Philadelphia Union, por la cuarta ronda de clasificación de la Copa Abierta de Estados Unidos.

“Contento de volver. Hace rato estaba deseando volver a jugar y hacerlo era trascendental, no esperaba que fuera tanto tiempo de baja, ahora imagínese la felicidad. Lo importante ahora es retomar el ritmo competitivo, la parte mental está fuerte, siempre he estado bien, motivado y gracias a Dios el equipo está bien. En lo personal seguir el camino que traía y buscar la regularidad”, explicó.

El futbolista todavía conserva tratamientos fijos que debe hacer para terminar de afinar los huesos.

“El proceso de readaptación es más fácil, fue extraño porque tenía mucho tiempo de no ejercitar los músculos de la boca, entonces la parte afectada la trato con ejercicios, los hago para recuperar fuerza y musculatura. Lo primero que hice fue comer, me sentía extraño, pero lo hice y ahora valoro hablar y comer”, destacó.

"Con una regla mido la apertura de la boca, tengo que hacer ejercicios de fuerza, abrir y cerrar. Incluso me estiran la boca con masajes porque los músculos de esa zona olvidaron el movimiento. Todavía hago ejercicios", finalizó.

Joseph Mora disfruta de volver a jugar fútbol, pero sobre todo de actividades tan normales como comer y hablar, él aprendió después de tres meses y una fractura acciones que dominaba desde su niñez.