Esteban Valverde. 19 marzo
Real Madrid y Barcelona se enfrentaron en marzo en el Santiago Bernabéu como parte de la presente temporada que todavía no tiene fecha de reinicio después de lo sucedido con el coronavirus. Fotografía: AP
Real Madrid y Barcelona se enfrentaron en marzo en el Santiago Bernabéu como parte de la presente temporada que todavía no tiene fecha de reinicio después de lo sucedido con el coronavirus. Fotografía: AP

Las principales ligas del orbe, como la inglesa y la española, comienzan a buscar soluciones para su calendario ante la suspensión indefinida que han vivido por la afectación del nuevo coronavirus. Todos los días tienen reuniones entre sus dirigentes y la noticia salta en cualquier momento. La última directriz en el fútbol inglés y español es: no se juega hasta el 30 de abril.

De esta forma, tanto en España como Inglaterra, el balompié da por perdido otro mes en esta lucha: abril. En los dos lugares la enfermedad covid-19 continúa sumando víctimas e infectados, por lo que reanudar el fútbol no es posible, ya que hasta los mismos equipos cuentan con enfermos.

El camino seguido por estas dos potencias del deporte rey podría marcar los pasos a seguir por otros campeonatos, como el costarricense, el francés donde está Keylor Navas y demás torneos del orbe. De hecho, diarios como AS y Marca dan a conocer que en realidad sí existe posibilidad de volver a jugar, en aquellas latitudes, será hasta mediados de mayo.

También esto afecta directamente a legionarios como Óscar Duarte, del Levante español.

Solo en España hay contabilizados 17.935 casos con 803 muertes, mientras que en Inglaterra hay 2.644 enfermos y 103 decesos.

"La Liga, tras reunirse varias veces de manera telemática con el resto de las grandes competiciones, ha acordado dar este paso. De hecho, la Premier ya ha anunciado de forma oficial que suspende su liga hasta el próximo 30 de abril. La Liga también hará lo propio de inmediato mientras sigue rehaciendo todos los calendarios con la UEFA. Como el propio Javier Tebas aseguró a AS en una entrevista reciente, ‘hasta mediados de mayo tenemos tiempo para reanudar y que se acabe La Liga perfectamente antes del 30 de junio’”, publicó AS.

En tierras británicas la instrucción fue más allá, porque además se adelantó que cuando finalice el pico alto de la pandemia se harán los esfuerzos necesarios para terminar la temporada.

"Las reglas y regulaciones establecen que la temporada terminará a más tardar el 1.° de junio y cada competencia, dentro del límite establecido, determinará la duración de su propia temporada de juego. Sin embargo, la Junta ha acordado que este límite se extienda indefinidamente para la temporada 2019/20 en relación con el fútbol profesional. Además, hemos acordado colectivamente que el juego profesional en Inglaterra se pospondrá aún más hasta el 30 de abril”, se lee en el comunicado.

Por su parte, en Francia, donde juega el arquero nacional Keylor Navas, el panorama es todavía mucho más incierto.

En tierras galas están en 9.058 casos y 243 fallecidos.

“Todo es incierto por acá, pero definitivamente no se ve por donde reanudar el torneo hasta mayo”, reveló el periodista del diario L’ Equipe, Romain Lafont.

¿Posible calendario? Hasta el momento el escenario más realista en España y el que podrían seguir otros países es volver a la actividad a mediados de mayo. De esta forma se reiniciaría el 16 de mayo y finalizaría el 12 de julio.

"Este calendario es válido a priori, contando con que los equipos españoles sigan avanzando hasta las finales europeas. Si nos quedamos sin representantes en Champions y Europa League se podrían jugar más jornadas entre semana", recalcó Marca.

El cambio con Costa Rica sería que al no tener competencias internacionales, los cuadros ticos tendrían disponibles más fechas entre semana.

El covid-19 continúa impactando fuertemente al fútbol, en el Viejo Continente comienzan a ver mayo como la opción para volver a jugar, pero aclaran que todo dependerá de la evolución de la enfermedad. En Costa Rica hay reunión después de Semana Santa para determinar el paso a seguir.