Esteban Valverde. 19 marzo
Así lucen las calles de Francia ante la emergencia por el nuevo coronavirus. Fotografía: AFP
Así lucen las calles de Francia ante la emergencia por el nuevo coronavirus. Fotografía: AFP

Francia es uno de los lugares donde el nuevo coronavirus ha impactado más a nivel de Europa. El país galo acumula 9.052 casos con 148 decesos, además de que su gobierno ha tomado medidas drásticas como la cuarentena y cierre de locales comerciales, entre otras.

En el país blanco, azul y rojo hay tres ticos: el arquero Keylor Navas en el París Saint Germain, la ofensiva Melissa Herrera en el Stade de Reims y el delantero Julen Cordero en el Le Havre.

Los nacionales se han tenido que apegar a las restricciones que las autoridades dictan. Así, Keylor Navas no sale de su hogar ni siquiera para entrenar, debido a que el París Saint Germain desde hace una semana se encuentra sin actividad.

Los parisinos decidieron enviar a toda su plantilla a casa y darles un plan de acondicionamiento físico para que trabajen en casa.

Navas ha sido claro en sus redes sociales en la importancia de acatar las órdenes de las autoridades.

En el caso de Herrera el panorama no es muy diferente, con la diferencia que la jugadora sí hace un poco de actividad al aire libre, porque debe hacer ejercicios que le permitan conservar su tono aeróbico.

Melissa recalcó que constantemente se lava sus manos, tanto cuando llega como cuando sale de su casa; la jugadora solo lo hace para el ejercicio y hacer algunas compras mínimas en el supermercado.

"Acá mi día a día está totalmente detenido. Estoy en casa, solo salgo cuando es necesario, trabajo mucho en casa, el trabajo de cardio sí lo hago afuera. Trato de evitar ir al supermercado. Yo estoy tranquila y sé que pronto saldremos de esto. Espero que en el país la cosa mejore y todo esto se acabe, solo les pido que lleven a cabo las medidas necesarias para combatir el virus", afirmó.

Por su parte, Julen Cordero dio a conocer que estarán en principio 15 días sin entrenamientos ni partidos.

“Se siguen las órdenes del club y la federación, estamos 15 días sin entrenos, ni partidos. Como ciudadano me lavo las manos constantemente, hablo con mis papás y mi representante, Joaquim Batica, a cada rato, espero que todo allá esté bien”, añadió.

Los tres nacionales están sin actividad deportiva y a la espera que la situación se regule para así volver a la actividad.

Los franceses viven una realidad muy complicada, ya que no están acostumbrados a enfrentar su paisaje más reconocido a nivel mundial, los alrededores de la Torre Eiffel, con completa desolación.

El agente de futbolistas, Joaquim Batica, quien tiene un permiso de las autoridades para correr todos los días por un corto periodo determinado, dijo que el escenario es abrumador.

“No hay nadie en la calle, Champs Élysées no ha estado así desde la Segunda Guerra Mundial, por lo menos; es un escenario complicado”; añadió.

Los ticos en Francia viven en completa cuarentena y afectados por un panorama solitario por el covid-19.