Legionarios

Celso Borges expresa dolor y resignación por dejar el Deportivo La Coruña

El volante brindó una sentida entrevista en la que aseguró: ‘Estaba en un lugar al que le tengo un cariño terrible, pero me tengo que ir’

Celso Borges se encontró el miércoles pasado con la realidad de frente: debía decirle adiós al Deportivo La Coruña, porque así lo decidió el equipo, por lo que él en su deseo de seguir en el profesionalismo del fútbol tomó la decisión de volver al país para vestir la camisa de Alajuelense.

En medio del corre-corre que implica dejar el club en el que se estaba, Borges brindó una entrevista a La Voz de Galicia, diario de La Coruña, en donde no escondió las sentidas palabras por su partida, además de el dolor y la resignación que quedan al no continuar como blanquiazul.

“Fútbol. Estaba en un lugar al que le tengo un cariño terrible y me tengo que ir. Pero me voy con cariño, también. El de los compañeros, del nuevo cuerpo técnico, del personal del club... Y claro, de la gente. Mucha gente que me ha parado para despedirme. Yo creo que eso es bonito y que es lo que tiene que quedar. Puedo decir que he sido honesto y lo he entregado todo. Me voy tranquilo”, afirmó sobre el sentimiento de su salida.

Celso, fiel a su estilo, le huyó a la polémica. Aunque todos los aficionados, prensa y gente relacionada con el club español consideran injusto lo que se le hizo a Borges, él no armó un escándalo y solo tuvo palabras de agradecimiento para la institución.

“Para qué vamos a ahondar en eso. De qué me sirve. He logrado asumir lo que ha sucedido. Claro que me sorprendió, pero se acabó y así es la vida. Las dos partes sabemos cómo fue el proceso y el rencor solo trae cosas malas. Encontramos la solución a la que se pudo llegar. No voy a salir de aquí disparando a nadie, he sido feliz y agradezco lo vivido. Soy así”, declaró.

Celso no se quería ir, bien lo dijo su padre: Alexandre Guimaraes. Él mismo lo había anunciado en el pasado de que veía al Deportivo, en su segunda etapa, no como el equipo para desarrollar su carrera sino también su vida, empero los problemas financieros de la institución la llevaron a tomar decisiones radicales y una de ellas fue separar al volante costarricense.

Ahora con su futuro definido, el mediocampista contó que eligió Costa Rica porque es hora de estar nuevamente cerca de los suyos.

“Es mi país, porque el fútbol de allá viene en crecimiento, y porque han ido pasando los años y he estado lejos de los míos y noto que el tiempo no lo voy a recuperar. Parte de la vida también consiste en pasarla con quienes lo merecen, con quienes han estado siempre ahí. Vuelvo a casa”, sentenció.

El mundialista de Brasil 2014 y Rusia 2018 expresó en su valoración del Deportivo todos los sentimientos que le provoca la institución que le dio el chance de llegar a la élite futbolística.

“La experiencia, la de las dos épocas me la llevo conmigo en el corazón. Estaba fuera de casa y me sentí en casa. Lo que ha ocurrido ahora no puede manchar eso. Aquí me llevo mi relación con los compañeros, los técnicos, los utileros, la gente de la lavandería... Del primero al último con quien he coincidido. Me he sentido acompañado en todo momento y creo que es un síntoma de que algo he hecho bien, de que me he entregado en caída libre. Y me han correspondido. He tenido suerte, de verdad”, resaltó.

Para finalizar, el ahora manudo recalcó en que el último año fue muy difícil a nivel deportivo, porque jamás esperó vivir lo que sucedió, sobre todo al final cuando empezó a notar que su vida no seguiría en España.

“Fue muy duro. Muy duro. Pero también te digo, en la carrera de cualquiera hay muchos golpes y uno va aprendiendo a encajarlos, para quien peor resultan es para quienes lo acompañan en la travesía. Para la familia. Toca decirle: cambia el plan de vida, que ahora es otro. Y luego escuchas cosas, y... Somos seres humanos y hay cosas que uno sufre. Pero nada ganamos quedándonos con eso”, pronunció.

El jugador dio un claro mensaje de madurez, sobre el manejo de críticas.

“La clave está en el momento en el que uno entiende que eso va a suceder. Lo viví desde pequeño, cuando mi papá empezó a entrenar. Todo el mundo tenía una opinión y sabía lo que le convenía al equipo, todo el mundo cree que este o aquel jugador puede dar más...

“Lo importante es lograr dormir sabiendo que has hecho las cosas como debías y que la gente se va a posicionar y eso no puede afectarte. El fútbol admite opiniones de lo más diverso y eso lo hace más bonito”, finalizó, como entendiendo que lidió con esto en el pasado y ahora lo volverá a hacer por su paso de figura morada a jugador de Alajuelense.

Por último, el deportista agregó que algún día volverá al Deportivo, porque ahí fue feliz.

“Cómo voy a descartar eso, hombre. No sé en qué etapa será, pero la idea siempre estará ahí”, concluyó.

Esteban Valverde

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.