Esteban Valverde. 5 junio, 2020
Alexandre Guimaraes dirigió al América de Cali en el torneo colombiano y en la Copa Libertadores. Fotografía: AP
Alexandre Guimaraes dirigió al América de Cali en el torneo colombiano y en la Copa Libertadores. Fotografía: AP

Alexandre Guimaraes se va del América de Cali como una leyenda. Más allá de darle un título al equipo rojo luego de once años y devolverlo al panorama internacional, al ponerlo a jugar la Copa Libertadores, periodistas que siguen de cerca al cuadro de Cali son enfáticos en destacar lo hecho por el ‘DT’ tico.

Guimaraes dejó una imagen excepcional en territorio cafetero al punto que comunicadores colombianos no imaginan quién puede ser el sucesor de un estratega que marcó una época en el club, con solo un año en el cargo.

“Mi conclusión es que Guimaraes despertó a un gigante dormido. Por eso las alarmas están prendidas porque aún los hinchas y los periodistas no nos imaginamos quién puede ser el reemplazo idóneo... Imposible reemplazar a un técnico intachable”, destacó Juan José Mantilla, de Win Sports.

Guima con los Diablos Rojos consiguió un cetro en el último semestre del 2019, cuando nadie lo ponía como candidato y consiguiendo amplia superioridad sobre sus más cercanos competidores.

"Se va y deja la ventana abierta con la siguiente frase: con trabajo duro y honesto, se puede. El técnico que llegue tendrá el peso en la espalda de tener un antecesor que logró, en la misma temporada en que llegó, un título y con él la clasificación a Libertadores", resumió Mantilla.

Por su parte, Emiro Ochoa, periodista de RCN, destacó que sin duda la hoja de vida del costarricense continuará rondando por los diferentes clubes de Colombia.

Ochoa mencionó que los que quedaron en mal ante la salida del timonel fueron los directivos del América.

“Su trabajo con el América de Cali, por su sencillez, respeto y calidades humanas, fue excepcional. Al final pienso que le hicieron la ‘falseada’, el presidente del América es muy querido, pero no le jugaron las cartas bien al profe, ahora con lo que hizo acá si algo es seguro es que al profesor no le faltará trabajo y no tendrá problemas para salir adelante con su familia, con sus proyectos”, afirmó.

“Guimaraes ha sonado para otros equipos y en cualquier momento regresará a Colombia. La hinchada del América quedó muy dolida ante la salida del profesor, sin duda él dejó huellas, él puso al América en la vitrina internacional, le dio un título... Uno puede entender que hay problemas económicos, pero independientemente, no hubo elegancia del América con Guimaraes”, agregó.

Paula Fresneda, de Canal Capital, explicó que todavía cuesta digerir y comprender la decisión tomada con el centroamericano, no obstante la exigencia en América quedó muy alta y si no hay resultados positivos en el segundo semestre del 2020 se podrían venir inconvenientes para los administradores del plantel.

"Con la llegada de Guimaraes a Colombia hubo mucha incertidumbre, pero en seis meses, el profesor pudo concretar algo que los técnicos de este país no tienen: templanza, tanto para acoplarse, como para conocer a sus jugadores. Fue aplicado, y su trabajo fue tan bueno de inicio a fin, que al principio generaba dudas. La parte táctica fue una fortaleza", añadió.

Harry Gaitán, de ESPN Colombia, contó que desde su punto de vista el principal aporte de Guimaraes fue devolverle al América su grandeza.

“Lástimosamente se va un hombre que le dio muchísimo a Colombia, pero sobre todo al América, porque le devolvió su legado. Él le devolvió la grandeza, si bien América regresó de la 'B' hace un tiempo, no era ese equipo que daba miedo como antes, eso él lo cambió. América se volvió impasable en defensa y letal en trasición defensa - ataque”, concluyó.