Fiorella Masís. 21 octubre, 2020

Todavía no ha llegado a su mejor nivel, y aun así Jimmy Marín se convierte en una pieza clave del Saprissa, podría decirse, casi indispensable.

El atacante participó en la mitad de los 12 goles concretados por los morados hasta ahora. De una u otra manera, su presencia da réditos al conjunto de Tibás.

Jimmy Marín volvió a Saprissa para este torneo, luego de su paso por Belén, Herediano e Israel. Foto: Rafael Pacheco
Jimmy Marín volvió a Saprissa para este torneo, luego de su paso por Belén, Herediano e Israel. Foto: Rafael Pacheco

De esos seis tantos, en tres anotó, en dos asistió y en otro provocó la jugada que culminó en celebración.

Casualmente, en los dos partidos que Marín estuvo ausente, también desaparecieron los goles, ante Limón (derrota 1-0) y San Carlos (empate 0-0). El volante sufrió una lesión muscular del aductor de su pierna izquierda y volverá para el partido ante Santos.

El futbolista comentó que la molestia se debía cuidar con reposo, trabajo de fisioterapia, así como el apoyo del preparador físico.

“Casi me desgarro en un entrenamiento, pero gracias a Dios ya me siento bien y listo para lo que viene”.

Sin duda, eso le da más opciones a Wálter Centeno para romper la dificultad de hacer goles.

Las asistencias fueron desbordes por la derecha, con centros precisos a sus compañeros. El primero se dio en la victoria ante Jicaral de 1-0, cuando envió un balón a Johan Venegas, quien cerró de cabeza.

Después, Jimmy asistió a Michael Barrantes, en la victoria a domicilio ante Sporting (2-1).

Como bien reflejan esos dos marcadores, fueron acciones que terminaron por inclinar la balanza a favor de Saprissa, así como su primer doblete, que provocó la victoria, también ante Sporting, pero en la Cueva.

Venegas es el segundo tibaseño con más influencia en anotaciones y al igual que Jimmy, no ha podido gozar de continuidad. En su caso debió perderse tres partidos por la expulsión ante Cartaginés.

El futbolista anotó tres goles y en otro asistió a Mariano Torres, en ese mismo duelo contra los brumosos.

El argentino, Daniel Colindres, Michael Barrantes y Marvin Angulo son los otros jugadores por donde pasan las jugadas que terminan en anotaciones. Cuando algunas de estas figuras se juntan, es más probable que Saprissa encuentre lo que tanto le ha costado en el Apertura.

Jimmy Marín está listo para volver a competir

Si nos concentramos solo en los asistidores, ninguno destaca por encima de otros, pero son estos mismos futbolistas los que pisan más el área.

Incluso porque cuatro de los goles han llegado sin asistencia, o sea, nacieron de un rebote, jugada individual y también error del rival, como el que aprovechó Frank Zamora para hacer su única diana con la camisa morada.

El regreso de Marín es la mejor noticia para Saprissa. Estar al menos diez días sin entrenamientos con el grupo y casi 20 sin competencia probablemente ponen al joven de 23 años en otro reinicio, justo cuando empezaba a subir su nivel.

Él mismo lo mencionó después de conseguir su primer doblete en la máxima categoría: “debo mejorar y aún no estoy en mi nivel”.

Marín sigue con ese pensamiento, así como la exigencia que hay en la parte colectiva.

“El grupo está unido y consciente de las rachas, siempre se acaban y esperamos en este próximo partido acabar con eso de no hacer goles, más en las instancias que nos estamos acercando, donde hay que estar más concentrados y mentalizados de salir a ganar todos los partidos”, expresó.

Ahora Saprissa urge de su aporte, sea con la mejor versión o no.

Los morados volverán a competencia el próximo miércoles 28 de octubre a las 8 p. m. en el Ebal Rodríguez, donde se enfrentará al Santos de Guápiles.