Daniel Jiménez. 19 julio

Saprissa pretende revalidar el título y coronarse bicampeón en este Torneo de Apertura 2018, pero en los últimos cuatro años ningún club lo ha conseguido en el fútbol tico. De hecho, el último en lograrlo fue el Monstruo en el 2014.

Algunos técnicos le atribuyen esto a tres razones puntuales. La primera es que al equipo campeón siempre se le van piezas importantes. La segunda consiste en que los clubes que quedan cerca del título se refuerzan o al menos logran mantener el grueso de su planilla. La tercera, por último, radica en que todos los equipos le quieren ganar al campeón, sea cual sea, una motivación extra imposible de medir.

Saprissa logró el título 34 en el Clausura 2017. Fotografía: John Durán
Saprissa logró el título 34 en el Clausura 2017. Fotografía: John Durán

En cuanto a la salida de jugadores es una constante y ese tema se ve con claridad en los últimos dos campeones: Pérez Zeledón y Saprissa.

Por ejemplo, a los Guerreros del Sur se le fueron futbolistas importantes tras la obtención del título, como Juan Gabriel Guzmán, Álvaro Sánchez, y Porfirio López. La S en esta oportunidad no contará con el hondureño Jerry Bengtson, el brasileño Henrique Moura, David Ramírez, Ariel Rodríguez ni Jonathan Moya.

“El equipo que gana normalmente comercializa muchos jugadores y se van. Ahora, en el caso de Saprissa... Cuando se gana un campeonato algunos equipos toman como iniciativa hacer un recambio y por esas salidas se da que otros equipos se refuerzan igual o en mejor forma”, comentó Rónald González.

Coincide con él Claudio Ciccia: “Los equipos se empiezan a desmantelar porque los buenos resultados hacen que jugadores tengan mejores ofertas y se vendan y dejen mermado al campeón. Además, hay un trabajo acumulado de un largo tiempo y si se van jugadores, hay que empezar de nuevo”.

Otro aspecto a tomar en cuenta es que los clubes que no logran el título se refuerzan para intentarlo de nuevo. En el presente está el caso de Herediano, club que fichó a 10 jugadores y que incluso cambió de D.T. al contratar al colombiano Jaime de La Pava.

“Los equipos se vuelven más parejos. Se comienza a contratar extranjeros de mejor nivel para darle un salto de calidad de la planilla los que se quedaron en la orilla. Ahora vemos el caso de Herediano que se refuerza, Alajuelense que mantiene la base y lleva jugadores, y Cartaginés, que contrató a 11 jugadores y eso le pone las cosas más difícil”, ahondó Rónald.

González explicó también que en el siguiente torneo todos los clubes desean vencer al actual monarca. Eso se ha visto luego de cada certamen. “Eso existe. Ya lo vimos con Pérez Zeledón el torneo pasado, se volvió el equipo a vencer, no siendo un equipo tradicional; levantó el título y en el campeonato siguiente no clasificó”.

Según Ciccia, también hay que entender la competencia como tal. Ahora todos los equipos desean ser campeones y lo ven como algo realizable por los ejemplos de otros clubes a nivel mundial y también en el ámbito local.

También hay un tema de estructura que mantiene el monarca y eso también tácticamente lo podría convertir en un club predecible.

“Lo que pasa es que ahí viene la idea de reinventarse tácticamente. Los rivales ya conocen los puntos altos y tratan de minimizarlos. Son torneos muy disputados”, concluyó Ciccia.

El brasileño Tássio Maia dos Santos es el fichaje del Monstruo en la delantera. Foto: Albert Marín.
El brasileño Tássio Maia dos Santos es el fichaje del Monstruo en la delantera. Foto: Albert Marín.

Ante esto, el vestuario morado mantiene su consigna: aspira al bicampeonato, cueste lo que cueste. Eso sí, reconocen que será más difícil.

“Saprissa siempre tiene la responsabilidad de ser primero, ganar en casa y ser campeón. Vamos a hablar con los fichajes nuevos porque tienen la responsabilidad de venir a aportar, los que no han jugado tratar de hacerlo y los que son titulares mantener el puesto. Me imagino el semestre difícil, los clubes se están armando para competir y ser campeones”, comentó Daniel Colindres, quien esta campaña también será el capitán.

Por su parte, el creativo Marvin Angulo sabe que el tema pasa por lo rápido que puedan acoplarse los nuevos del grupo a la idea táctica de Vladimir Quesada.

"Se nos fueron jugadores, pero también llegaron. Nosotros estamos para competir primero por el puesto y después por mantenernos. Los jugadores que llegaron deben acoplarse y entender la idea que desea el cuerpo técnico para imponer nuestro estilo como Saprissa", agregó el 10.

Los morados iniciarán el camino hacia el título este domingo a las 4 p. m. ante el Santos en la Cueva.