Cristian Brenes. 21 mayo

La Selección de Cuba no contará con Marcel Hernández para la Copa Oro 2019, pese a la autorización que dio el Juzgado Penal de Cartago para devolverle temporalmente el pasaporte al jugador y permitirle viajar a la competencia.

La audiencia para dejar esta medida en firme o aceptar la revocatoria, que solicitaron el Inamu y el Ministerio Público, está pactada para el próximo martes, ante esto, surge la gran duda: ¿qué pasará ahora que el delantero quedó excluido del certamen del área?

A Hernández se le otorgó la posibilidad de salir del país del 15 de junio al 15 de julio, tiempo en el que se desarrollará la Copa: Como garantía se estipuló cancelar una fianza de $15.000 (¢8,8 millones), esto debido a que sobre él pesa una acusación por una supuesta violación a una menor de edad.

Más allá de que el Juzgado valoró el posible llamado a la selección isleña como uno de los factores para modificar una de sus medidas cautelares, el abogado defensor, Raymundo Pérez, explicó que plantearon más argumentos y esperan que esto pese, para que se mantenga lo establecido el miércoles anterior.

El delantero de Cartaginés Marcel Hernández terminó el Clausura 2019 con seis anotaciones. En su primer torneo consiguió 15 goles. Fotografía: Rafael Pacheco.
El delantero de Cartaginés Marcel Hernández terminó el Clausura 2019 con seis anotaciones. En su primer torneo consiguió 15 goles. Fotografía: Rafael Pacheco.

“La no convocatoria no cambia el panorama para la audiencia de apelación. Nunca se le ocultó a la jueza que era una situación preliminar. Además, argumentamos que con el paso del tiempo quedó infundada la sospecha de que Marcel quería escaparse. Pasaron siete meses y llegó a firmar siempre, nunca se comunicó con la víctima y nunca se le ha visto en las fronteras de Costa Rica tratando de irse. Estas garantías y formas de comportarse se esgrimieron y la jueza acogió y fundamentó”, dijo Pérez.

De igual forma, explicó que para Marcel es fundamental trasladarse a Cuba y así no perder los beneficios que le otorgaron al salir de manera legal para jugar en Costa Rica. Esto también se lo hicieron saber a la jueza que dio la autorización.

Inicialmente, la idea del delantero era viajar a su lugar de nacimiento y ahí sumarse a su representativo patrio. No obstante, de manera sorpresiva su Federación estregó la lista preliminar de citados con 28 de los 40 campos que tenían disponibles. La fecha para hacer cambios a este documento ya se venció y quienes no están no podrán ser de la partida en Copa Oro.

“Marcel necesita ir a Cuba para mantener sus derechos de ciudadano. Efectivamente (pensaba viajar a Cuba), porque ellos como ciudadanos cubanos en ejercicio tienen una serie de beneficios de orden cívico y alimentario. Sin embargo, si pasan 18 meses sin que regresen a su país natal, ese derecho se cancela y sus padres, que son los beneficiarios, lo perderían”, destacó la parte defensora.

Hernández también realiza las gestiones pertinentes para que sus padres vengan a suelo costarricense a residir, tramite que la defensa aportó entre sus argumentos del martes anterior.

Pérez no esconde que la no convocatoria es un elemento de peso para la audiencia de apelación, aunque apuntan a que todo se mantenga y le regresen el pasaporte a su representado por el tiempo estipulado.

“Tiene importancia que no lo llamaran, no puedo decir que es irrelevante, porque tiene que ver con la ventana que le abrieron. No obstante, no es el único elemento que esgrimimos”, concluyó el defensor.

INAMU y en el Ministerio Público solicitaron que se rechazara la petición del jugador, ya que consideran que este proceso podría quedar en nada, pues existe gran riesgo de evasión de la justicia, aclararon en un comunicado.

Ante la pregunta de este medio sobre la no convocatoria del jugador, Ana Hidalgo, coordinadora del área de violencia de género afirmó que: “en efecto se confirma que la jueza tomó una decisión sin fundamento y que él hizo una solicitud sin pruebas”.

Colaboró: Patricia Recio.