Fútbol Nacional

Papá de Santiago van der Putten lloró de emoción al ver a su hijo debutar con Alajuelense

Santiago van der Putten se convirtió en el defensa central más joven en tener su bautizo en la máxima categoría con Liga Deportiva Alajuelense en los últimos 40 años. ¿Sabe usted cómo llegó a la Liga?

Santiago van der Putten se convirtió en el defensa central más joven en debutar en Primera División con Liga Deportiva Alajuelense en los últimos 40 años, según dio a conocer el periodista y estadígrafo Alex Calderón.

Con 17 años y 11 meses, el zaguero que mide 1,85 metros fue titular con la Liga en el partido que Santos ganó 2 a 0. Su estreno en la máxima categoría no se dio ante San Carlos porque él debía purgar una sanción que arrastraba con el alto rendimiento. Y quiere más, porque aspira a ser campeón pronto con Alajuelense.

Desde la víspera de ese juego, el bautizo de Van der Putten con el primer equipo era considerado como todo un acontecimiento dentro del vestuario rojinegro, tanto así que los mismos jugadores lo hicieron público en redes sociales.

Igual de especial era para su familia. Sus papás, Robert van der Putten y Melania Campos saben mejor que nadie la ilusión con la que el jovencito anhelaba ese momento de debutar en Primera.

“Muy emocionado, muy ilusionados. Como papás para nosotros lo más importante es que Santi va cumpliendo paso por paso sus sueños y este es un paso importantísimo en ese sueño que tiene él, de dedicarse a esto de por vida”, relató don Robert van der Putten a La Nación.

Recordó que cuando aquel niño reveló que le gustaba el fútbol, él como papá le respondió que tenía todo su apoyo y que le diera con todo, porque lo iba a impulsar en cualquier sueño que tuviera. Eso sí, también lo aconsejó.

“Yo le dije: ‘Tenés que hacerlo con sacrificio total, con disciplina total, tiene que ser lo más importante en tu vida y lo tenés que hacer desde muy joven con muchísimos sacrificios y un montón de cosas, porque tu carrera es muy rápida’. Y eso es lo que ha hecho”.

Como papá, don Robert asegura que ese debut de Santiago fue un premio para la dedicación y la disciplina que ese jovencito ha tenido.

“Y el sacrificio, porque él es un muchacho que no sale, que no se enfiesta, que se acuesta temprano todas las noches, que no va de vacaciones con la familia. Un montón de cosas, es espectacular, verdaderamente”.

La familia del jugador decidió acompañarlo en el estadio y para todos fue un momento mágico.

“Fuimos a Guápiles, en la lluvia, pero fue demasiado. Yo no me pude contener las lágrimas, claramente de verlo tan contento, tan en paz, tan bien y me encantó verlo jugando seguro en la cancha. Espero que sea el primer paso para todo y ahora vivir la emoción de ese momento. Ya se acabó y a seguir trabajando, porque todavía falta muchísimo por delante. Santi está más ilusionado que nunca”, contó el papá del jugador.

Alajuelense difundió una fotografía tomada hace años, de aquel niño al lado de Celso Borges; pero el domingo hubo una nueva postal con los mismos protagonistas.

Borges no estaba en convocatoria, pero acudió al Ebal Rodríguez y desde la grada presenció el partido, apoyando a sus compañeros e impulsando a Van der Putten. Según confesó don Robert, la escena va más allá de una foto.

“Celso le dedica tiempo, lo invita a comer, le habla... Es increíble que es su ídolo y hoy también su amigo que lo acompaña y lo aconseja”, indicó el padre del defensa rojinegro.

En el podcast ‘Corazón Manudo’, el propio Santiago van der Putten narró su historia y cómo es que llegó a Alajuelense.

Algunos piensan que él hizo sus divisiones menores en Saprissa, pero en realidad no es así.

Cuenta que de pequeño le gustaba el fútbol, pero nunca había sido el mejor y una vez llegó Edson Soto como entrenador al centro educativo en el que estaba. Ahí lo vio y le dijo que le parecía que tenía condiciones para jugar y que fuera a su academia. Desde entonces, Soto se convirtió en su papá futbolístico.

Así es como Van der Putten se integra a Fútbol Consultants, cuando tenía entre 11 y 12 años. Es ahí donde él se formó durante cinco años y estaba ahí cuando llegaron sus convocatorias a selecciones menores, donde era capitán.

“Yo dije quiero un reto más grande. Quiero pasar a un equipo importante de Unafut, porque hay mucha diferencia de un equipo de Segunda a Primera y pasé a Saprissa en enero de 2020, pero por el tema de la pandemia y todo, muchos enredos y pasó y terminé aquí, en el mejor lugar de todos y yo feliz”, relató el juvenil.

Con Saprissa no tenía contrato y de los cinco partidos que disputó en divisiones menores con los morados, uno fue ante la Liga y anotó.

“Yo me acuerdo que ahí empezó todo. Un profesor se me acercó, pero nada pasó, todo siguió”.

Su papá es vecino de Agustín Lleida y el director deportivo de Alajuelense un día atisbó a don Robert y se presentó.

“Se le acercaba y le decía que su hijo es Santiago van der Putten y yo lo quiero en la Liga. En ese momento yo estaba en Saprissa, estaba bien y tranquilo, pero qué emoción, que él supiera quién soy”.

Pasaban las semanas y Lleida siempre que se los topaba, les decía. Los mensajes también surgían en lo que era en ese momento la Selección Sub-17.

“Josimar Alcócer me decía véngase conmigo a la Liga, me conoce y otros también y Agustín ya empezó más intenso”, recordó.

Él tenía 15 años y un jueves surgió una posibilidad de irse al Boavista de Portugal, para jugar a préstamo por dos años. En Fútbol Consultants le dijeron que tenía un mes para pensar, pero todo se aceleró y le emitieron los tiquetes aéreos casi de inmediato.

Dice que fue un susto, pero debía decidir rápido y el único pensamiento que rondaba su mente es que él quería ser profesional. Se despidió de sus amigos más cercanos y de sus familiares. Aprendió unas pocas palabras en portugués y se marchó.

La aventura allá duró tan solo dos semanas, porque se habían hablado unas cosas y estando en territorio luso se percataron de que todo cambió, por la pandemia.

“Yo iba a entrenar dos veces por semana nada más, sin saber si habría un torneo pronto por la pandemia, los casos de la covid-19 iban subiendo en Portugal, no se sabía si la Comunidad Europea iba a cerrar otra vez”.

Su papá se fue con él y cuenta Santiago que todas las noches llegaba a la habitación de don Robert en el hotel para decidir si tomaban el riesgo o no. Entre el susto y el estrés, ambos fueron lo más sensatos posible ante esa situación.

“Tomamos la decisión de devolvernos y apenas nos devolvimos, Agustín se dio cuenta y dijo que nos veíamos el miércoles en el Centro de Alto Rendimiento (CAR), que tenía una oferta”.

Sin que el propio Santiago supiera, don Robert ya había visitado dos veces las instalaciones del CAR. Pero en esta cita, que era la tercera, lo acompañó el futbolista.

“Hicimos el tour por el CAR, Agustín me estaba enseñando todo y vamos a la oficina y dice: ‘Bryan suba’. Él estaba jugando pool y yo me sorprendo, porque pienso: ‘¿Qué me irá a decir?’. Él es un ídolo para todo el mundo que sigue el fútbol”.

Lo que le dijo el capitán liguista en esa oficina aún lo tiene en mente: ‘Si usted quiere ser profesional y usted quiere estar en el mejor equipo de Costa Rica para los jóvenes y que se pueda desarrollar integralmente y físicamente es la Liga, venga, yo quiero que usted aquí, Agustín quiere que usted esté aquí. Todos queremos que usted esté aquí’.

El mensaje de Ruiz ya le había llegado, pero faltaba más: ‘Yo lo voy a ayudar, yo lo voy a guiar, usted juegue, yo voy a tomar la presión por usted, todo lo mediático es mío. Usted juegue y yo lo voy a ayudar’.

Dijo que al estar frente a Bryan y saber que le estaba diciendo todo eso a él, se sorprendió, aunque don Robert ya estaba convencido de que lo mejor para él era que su primer contrato con un equipo de Primera División tenía que ser con Alajuelense.

En la Liga sabían todo de Van der Putten y en una de las visitas previas que hizo don Robert, Ruiz también le había hablado.

“Le dijo que quería que me trajera y que él les ayudara, porque mi mamá siempre apoyaba al otro equipo. Lo de Bryan fue el último paso para decir: ‘Yo quiero estar aquí'. Sorprendentemente, todavía no estaba decidido. Salí de la oficina con la decisión 90-10, ya casi firmando, pero dije voy a llegar a la casa, a hablar con mi mamá y decirle, porque era una decisión de familia”.

Santiago llegó a su casa a contarle todo a doña Melania y ella estaba asombrada de ese encuentro que tuvo con el ‘10′ y de todo lo que él le expresó al juvenil.

“Yo contándole y me dijo: ‘Si Bryan le dijo eso, si le están diciendo todo esto, no hay que pensarlo mucho más. Si lo piensa se va a hacer más enredos, firmemos’. Y estoy feliz, es la mejor decisión que pude haber tomado”.

En marzo pasado, Santigo van der Putten acudió a una pasantía en el FC Basel de Suiza. Otro de sus anhelos es jugar en Europa, donde no ocuparía plaza de extranjero. Él es costarricense, pero también tiene nacionalidad holandesa.

Si desea unirse al canal AlajuelenseLN en Telegram, aquí encontrará el enlace directo.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.