Cristian Brenes. 23 septiembre

Lo de Marcel Hernández contra Saprissa solo se puede calificar como una obsesión implacable, que parece no tener fin. El cubano tiene entre ceja y ceja a los morados y cada vez que se los topa los castiga con fuerza y les demuestra que les tiene la medida puesta.

La última vez que se los topó en el Torneo de Clausura 2020 les marcó un triplete en la Cueva y este miércoles, en la fecha tres del Apertura 2020 (reposición), les convirtió un doblete en el mismo escenario.

Si a alguien le quedaban dudas de la paternidad Hernández con la S, el isleño despejó todo. En 11 partidos contra los tibaseños les abombó las redes en 10 oportunidades, con lo que se convierten en el equipo al que más le marcó Marcel desde que llegó a Costa Rica.

Marcel Hernández (centro) venía de marcarle tres tantos a Saprissa en su último juego y este miércoles le convirtió dos más en la Cueva. Fotografía: José Cordero.
Marcel Hernández (centro) venía de marcarle tres tantos a Saprissa en su último juego y este miércoles le convirtió dos más en la Cueva. Fotografía: José Cordero.

Es más, el 18% de las dianas que tiene el ariete en el país se las hizo al Monstruo (10 de 55). El dato es lapidario y todo parece indicar que el capitán de los blanquiazules no está satisfecho, quiere más ante su adversario favorito. La razón de convertir tanto frente a este oponente está clara para el jugador.

“Quizás sea por el modo de jugar de Saprissa, porque propine y muchas veces se queda mano a mano, donde soy muy fuerte. Trato de aprovechar esa ventaja, pero si el equipo no me respalda es difícil anotar. En este partido el equipo todo el equipo hizo un gran esfuerzo, trabajó bien, tuvo la actitud y la personalidad de ir al frente”, manifestó.

El "9″ se dio un festín en Tibás, terminó con cinco remates directos y dos desviados. Más allá de que su primer dardo fue con complicidad de Aarón Cruz, quien atacó muy mal el disparo de larga distancia y se le escabulló la redonda de las manos, el segundo fue una obra de arte.

Hernández cobró de manera impecable un tiro libre desde la frontal del área, que se coló al ángulo derecho de Cruz. Incluso, pudo hacer uno más, pero perdonó en la complementaria.

Marcel desbordó, fue imponente en el uno contra uno, se tiró atrás para recoger balones y se llevó el protagonismo, lo que aprovecharon sus compañeros para encontrar espacios. Jeikel Venegas, Andy Reyes y Cristopher Núñez, así como Allen Guevara y Byron Bonilla, de cambio, fueron acompañamientos idóneos.

¿Es Marcel Hernández el mejor jugador del fútbol tico?

El ariete considera que no, aunque la realidad dicta que sí. Actualmente suma nueve goles en solo siete partidos y por ende, es el mejor romperredes del Apertura 2020.

“No creo que sea el mejor jugador (de Costa Rica), porque hay muy buenos jugadores y los que respeto muchísimo. Más allá de esto, trabajo para no estar en la media, sino más arriba y los resultados lo reflejan de esta manera... Destaco la actitud, el deseo, la personalidad del grupo a la hora de tener la pelota, ser intenso, porque sabíamos que el partido iba a ser difícil. Gracias a Dios concretamos en las primeras que tuvimos y a partir de ahí se nos fue dando el partido", añadió en conferencia de prensa.

El cubano sueña con jugar con la Selección de Costa Rica y no descarta que le den la autorización ante modificaciones de FIFA en el reglamento. De momento es solo un ideal para él, pero de lograrlo, la Tricolor conseguiría al delantero que tanto añora.