Fútbol Nacional

Luis Fernando Suárez también trabaja en Costa Rica sin permiso de Migración y Extranjería

El técnico de la Selección Nacional forma parte de un grupo de profesionales de la industria del fútbol que no tiene permiso de trabajo

El técnico colombiano de la Selección Nacional, Luis Fernando Suárez trabaja en el país de manera ilegal. Según la Dirección de Migración y Extranjería, no tiene el permiso para realizar una labor remunerada en el país, igual que un buen grupo de profesionales foráneos en el fútbol nacional.

El estratega cafetero asumió las riendas de la Tricolor el 25 de junio del 2021. Tiene poco menos de siete meses de estar trabajando en el país y “su trámite se encuentra pendiente de una resolución”, según indicó la entidad encargada de los trámites migratorios tras solicitud de La Nación.

Otro caso es el de Iván Mauricio Niño, preparador físico colombiano que trabaja con la Tricolor, quien tampoco tiene en regla su situación migratoria.

“Está pendiente de confirmar cita en el sistema para presentación de requisitos, hasta el momento no registra expediente abierto de regularización migratoria”, indicó la oficina de prensa de Migración.

Ellos se unen a una lista de al menos 22 jugadores que laboran en la industria del fútbol sin tener su estado migratorio en regla.

Gustavo Araya, Secretario General de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), explicó por qué el cuerpo tećnico de la Selección Mayor no está en regla con la legislación migratoria del país.

“La Federación Costarricense de Fútbol ha realizado todos los trámites pertinentes ante las autoridades gubernamentales en forma y tiempo, pero al ser un proceso de índole privado no podemos revelar el estatus migratorio de quienes usted consulta (lo cual es información privada de esas personas). Sí podemos afirmar que desde el primer día hicimos todos los trámites correspondientes que indica la ley, aunque existen plazos (como asignación de citas) que escapan del control de la Federación”, señaló Araya.

“Adicionalmente, se entiende la situación de la pandemia, que alteró todos los procesos normales que siempre hemos realizado para nuestros trabajadores extranjeros y que impiden a las autoridades gubernamentales tener la diligencia debida para una pronta solución a la gran cantidad de solicitudes”, comentó Araya vía correo electrónico.

El máximo ente del fútbol tico le achaca el retraso a la pandemia producto de la covid-19. Sin embargo, Raquel Vargas Jaubert, directora de Migración, señala que no hay justificación para que una persona foránea no esté en regla en el país. Asimismo algunos foráneos, como el saprissista Iñaki Alonso, sí tienen su permiso de trabajo aun cuando llegaron al país meses después que Suárez. El seleccionador arribó en junio y el saprissista en noviembre.

“Lo que le puedo decir a las personas de nacionalidad extranjera que no tengan su permiso de laborar es que no hay una justificación. Migración y Extranjería abrió sus puertas en octubre del año 2020 y puso a disposición de los usuarios un expediente digital. Entonces, la carga de regularizar el estatus migratorio le corresponde al usuario, a la persona extranjera; y aún más importante, al empleador.

“¿Por qué? Porque hay una Ley de Migración que establece requisitos muy claros para el empleador y para la persona extranjera. Entonces, cuando hay una persona y un empleador en esta posición (sin permisos de trabajo) evidentemente están incumpliendo con una ley nacional y esto conlleva consecuencias como la apertura de procedimientos y, como posibilidad, una deportación en el futuro”, indicó la funcionaria en entrevista con La Nación.

Ante la consulta específica por el caso de Suárez, la oficina de prensa de Migración señaló que el 13 de agosto inició el proceso de filiación (inscripción al sistema) y fue admitida tres días naturales después. En ese mismo momento se le indicó al usuario que ya podía proceder a completar la solicitud (adjuntar todos los documentos) para el trámite de extranjería, sin embargo, a la fecha no lo ha realizado.

Por otra parte, el gerente español de Alajuelense, Agustín Lleida; y su coterráneo, el técnico Albert Rudé sí están en condición regular. La misma situación la registra el asistente mexicano Óscar ‘Rambo’ Torres Becerra.

El gerente del Deportivo del Saprissa, Angel Catalina, también tiene su permiso laboral al día. Al igual que Iñaki Alonso, técnico español que dirige a los morados desde el mes de noviembre del 2021.

En el fútbol de la Primera División laboran 22 jugadores extranjeros que no tienen el permiso de trabajo que los autorice. La Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) advierte que puede deportar a los futbolistas que no se encuentren a derecho en el marco jurídico del país.

La Unión de Clubes de Primera División (Unafut) recibió la inscripción de 41 deportistas foráneos. Solamente 19 de ellos tienen toda su documentación en regla y la autorización para desempeñar su oficio en el país. Fue la Fedefútbol quien indicó a Competición aceptar a los jugadores mientras cumplían los requisitos migratorios; sin embargo, hay casos que llevan más de un año jugando en esa situación irregular.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.