Fútbol Nacional

Saprissa, Alajuelense y otros clubes utilizan jugadores extranjeros sin permiso de trabajo

Fedefútbol avala inscripciones sin haber completado requisitos migratorios; Migración y Extranjería recuerda que eso no es legal y se exponen a sanciones

Javon Romario East tiene dos años y seis meses de jugar en la Primera División del balompié costarricense, suma 40 goles y no tiene el permiso de trabajo para laborar en el país. En la máxima categoría del fútbol tico están inscritos 41 jugadores extranjeros y 22 de ellos (el 56,10%) recorren las canchas sin estar a derecho.

Así se desprende de una información que solicitó La Nación a la Dirección General de Migración y Extranjería.

Del total de jugadores foráneos matriculados en la Unafut, hay 10 que no tienen tan siquiera una cita para presentar la documentación ante Migración. Entre ellos se encuentran dos del Deportivo Saprissa, el panameño Víctor Manuel Medina Cunningham y el catracho Darixon Eniel Vuelto Pérez; ambos ya jugaron en el Torneo de Clausura 2022. Vuelto fue titular ante Herediano y estuvo 71 minutos en el campo. Por su parte, Medina jugó 19 minutos.

Por su parte, en Alajuelense laboran dos futbolistas sin tener su permiso en regla, si bien tienen su cita agendada con Migración. Se trata del argentino Israel Enoc Escalante y el catracho Bryan Samir Félix. Ambos deportistas ya jugaron en el torneo en curso; el sudamericano suma 175 minutos y el catracho, 141.

En la misma circunstancias se encuentra el cubano Yosel Piedra Guillén, de la Asociación Deportiva San Carlos.

Sin embargo, el hecho de tener una cita agendada para presentar la documentación e iniciar la solicitud de los permisos no le permite al jugador trabajar en el país, según la normativa de Migración.

“La presentación de un trámite equivale a una expectativa. La persona extranjera puede ser que obtenga el permiso para trabajar, pero antes de que se le comunique la aprobatoria de ese permiso, legalmente, no podría realizar las actividades en el país”, aclaró Cindy Molina, jefa de la Plataforma de Servicios de la Gestión de Extranjería.

En este momento, solo están en regla los extranjeros de los equipos Herediano, Cartaginés y Guadalupe.

Contra la ley

La Ley General de Migración y Extranjería dice, en su artículo 175, que “ninguna persona física o jurídica, pública o privada, podrá contratar a trabajadores extranjeros que estén en el país en condición ilegal o que, aun gozando de permanencia legal, no estén habilitados para ejercer dichas actividades”.

Molina comentó a La Nación que ningún extranjero puede laborar en el país sin tener la notificación donde se le otorga la respectiva autorización.

“Cualquier persona extranjera que vaya a trabajar en el país necesita, antes de empezar a trabajar, un permiso emitido por la Dirección General de Migración y Extranjería. Este permiso se obtiene a través de la resolución que indica la aprobación de ese permiso de trabajo en las diferentes modalidades y categorías migratorias que tenemos.

“Un futbolista está ejerciendo un trabajo; la forma de ganarse el sustento es trabajando. Entonces, ese permiso lo obtiene con la resolución que le emite Migración y Extranjería, donde indica que el permiso está aprobado. Hasta que no se tenga esa resolución, de acuerdo a la normativa que está vigente, no podría ejercer ninguna labor remunerada en el país hasta tanto no se le notifique el permiso” explicó Molina.

Por su parte, la Unión Nacional de Clubes de Primera División (Unafut) se desmarca de la situación migratoria de los jugadores extranjeros que militan en su liga.

Julián Solano, presidente del Comité Director de la Unafut, explica que la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) le emitió una directriz, en agosto del 2020, al Comité de Competición, para proceder con las inscripciones de estos deportistas.

“En virtud que la oficina de Migración y Extranjería no está tramitando permisos de trabajo, debido a la emergencia producto de la covid-19, se autoriza a inscribir los jugadores extranjeros presentando el comprobante de que el trámite correspondiente ha sido presentado de manera física o electrónica”, dice la carta firmada por el departamento legal de la Fedefútbol.

Versiones encontradas

El máximo ente del balompié costarricense explicó a este diario que la medida que ellos tomaron se mantendrá mientras se mantenga la pandemia en el país.

“El Comité Ejecutivo de la FCRF conoció en su momento que, debido a la pandemia, las citas para atender los trámites relacionados con la regularización de jugadores estaban suspendidas. Posteriormente, debido a la misma suspensión de servicios que se dio en su momento, las citas que se otorgaban para realizar tales trámites estaban tardando muchos meses en asignarse, lo cual causaba un perjuicio no solo en contra de los futbolistas extranjeros -quienes dependían de tales trámites para poder trabajar y jugar fútbol en el país- sino también contra los clubes de Primera y Segunda división, los cuales no podrían utilizar los servicios de los jugadores extranjeros contratados pero sí debían cumplir con todas las obligaciones contractuales como el pago de salario y cargas sociales.

”La situación era más grave incluso con los jugadores contratados por los equipos de la Liga de Ascenso, quienes a diferencia de los equipos de la Primera División no tienen un trámite diferenciado que les permita realizar tales gestiones de una forma más expedita, por lo cual deben esperar muchos meses para obtener una cita y poder presentar la documentación correspondiente ante las autoridades.

“De tal manera, y entendiendo la situación excepcional que ocasionó la pandemia, el Comité Ejecutivo tomó un acuerdo para que los clubes pudieran inscribir estos jugadores siempre y cuando demostraran que estaban haciendo los trámites respectivos ante la Dirección General de Migración y Extranjería. Esta situación excepcional se mantendrá vigente mientras continúe la pandemia”, explicó Gustavo Araya, secretario general de la Fedefútbol.

Al respecto, la oficina de prensa de Migración y Extranjería indicó que un futbolista o un equipo de fútbol puede pedir una cita hoy mismo y “ser atendido con suma brevedad, prácticamente al día siguiente”.

Sin tan siquiera una cita agendada también están jugando tres hombres del equipo de Jicaral Sercoba: el jamaiquino Chevone Omille Marsh, quien labora en el país desde el 28 de julio del 2021, y sus compañeros hondureños Patrick Palacios Martínez y Kemar Calvin Beckford, quienes llegaron al equipo peninsular para el actual campeonato.

En la Asociación Deportiva Guanacasteca, el mexicano Antonio Ignacio Torres Carrillo tampoco ha solicitado una cita para regular su situación laboral y su primer juego con el equipo pampero fue el 28 de julio del 2021.

El Municipal Grecia es el equipo que tiene a todos sus jugadores extranjeros sin el primer paso ante Migración: los mexicanos José Luis Calderón Morales, Antonny Adrián Monreal De La Cruz y Brian Aarón Martínez Nava, así como el iraquí Yohan Salwan Zetuna carecen de registro alguno.

De La Cruz juega en el país desde el inicio del campeonato anterior (julio 2021), Calderón debutó en el mes de octubre del 2021 y Martínez Nava llegó para el actual campeonato y participó en los cuatro juegos disputados.

Otros casos.

Entre los futbolistas extranjeros que en este momento no tienen un permiso de trabajo en regla, encontramos casos que tienen años de jugar en Costa Rica.

El delantero Javon Romario East debutó con el equipo Santos el 21 de julio del 2019 y, según Migración y Extranjería, el jamaiquino ya finalizó su trámite con ellos pero no ha sido notificado todavía del resultado.

El cubano Luis Paradela, quien también milita en el club guapileño está en la misma situación que la de East. Hace seis meses que labora en el país y no tiene la notificación en sus manos.

Dos jugadores más ya presentaron toda su documentación y están a la espera de una resolución. Se trata del mexicano Jesús Everardo Rubio Quintero, del Santos; y del panameño Yair Fernando Jaen Reina, quien juega con San Carlos.

En Jicaral desconocen de la reglamentación alrededor de los jugadores extranjeros. Roy Barrantes, presidente del equipo porteño, alegó que el director deportivo es quien se encarga de estos temas.

La Nación intentó conocer la versión de Alajuelense, Saprissa, Santos, el Municipal Grecia, San Carlos y la Asociación Deportiva Guanacasteca, pero no había respuesta al cierre de esta nota. Solo Saprissa señaló que todos su jugadores se encuentran “debidamente habilitados por los entes rectores del fútbol nacional y en cumplimiento con los requisitos de Unafut y Fedefútbol”.

El periodo de inscripciones de jugadores finalizó el pasado 2 de febrero y cada uno de los 12 equipos podían inscribir hasta cuatro deportistas foráneos. Nueve de ellos completaron la cifra máxima (Alajuelense, Saprissa, Herediano, Santos, Pérez Zeledón, San Carlos, Jicaral, Guanacasteca y Grecia) y los tres restantes inscribieron un número menor (Sporting, Cartaginés y Guadalupe).

Colaboró la periodista de La Nación Fanny Tayver

Ferlin Fuentes

Ferlin Fuentes

Periodista que tiene a cargo la sección de El Mundo y coordinador de Breaking News.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.