Fútbol Nacional

Las últimas confesiones de Luis Fernando Vargas al dejar la presidencia de Cartaginés

“Salgo igual que las directivas de los últimos 70 años: sin un título”, reconoce Vargas, quien dejará de ser la cabeza brumosa ante la toma de control del grupo 1906 Cartaginés S.A.. Jerarca analiza su gestión en una época de crisis económicas y administrativas.

Luis Fernando Vargas dejará la presidencia de los brumosos el próximo 29 de noviembre, ante la llegada del grupo inversor 1906 Cartaginés S. A., el mismo que tomará el control del equipo con el 90% de las acciones, siempre y cuando no surjan trabas en el camino.

Vargas valora su gestión luego de tres años como vicepresidente y casi tres como jerarca. El dirigente defiende las decisiones que tomó, hace un mea culpa ante los errores y también plasma sus inquietudes, luego de una etapa en la que los blanquiazules atravesaron por su peor crisis económica y administrativa.

Pese a afrontar problemas prácticamente a diario, el dirigente afirma irse tranquilo, considera que son parte del cambio positivo y también confiesa que está cansado de problemas internos y luchas de poderes. Incluso, no esconde que teme que se produzca algún obstáculo para concretar la venta de los centenarios.

Sus sensaciones de la asamblea histórica

¿Cómo sale después de la última asamblea de accionistas?

Fui uno de los que votó a favor, parte del 97% de los socios presentes que aprobamos la propuesta de 1906 Cartaginés. Independientemente de que se dijo que era la única, pienso que es la mejor, porque es gente de Cartago, tienen identidad, un arraigo, un plan deportivo y sobre todo los recursos, que es lo que requerimos.

En la propuesta de 1906 Cartaginés S. A. solo conocemos a Adrián Jiménez (actual vicepresidente) y Daniel Gendrón (gerente general) ¿quiénes son las otras personas que están detrás de la propuesta?

No, los nombres de los señores no los manejo, solo los he visto. Adrián podría ampliar del asunto. Sé que es gente de Cartago y allegados al club. Para aclarar no hay ningún directivo de los actuales, hay cercanos pero como socios de 1906 no hay ninguno actual.

¿Hay total seguridad que este grupo va a cubrir toda la deuda que se acarrea?

No solo por eso, en el último mes han hecho un aporte de $120.000 en efectivo, constantes y sonantes. Evidentemente todo lo que han ido generando y entregando, nos da la seguridad. No cualquiera se saca $120.000 de la bolsa y va y hace negociaciones como lo han hecho. Es importante y es de mucho respaldo lo que están generando.

”Son un grupo sólido, una sociedad que ha demostrado que tiene la solvencia suficiente para poder hacerle frente a las necesidades del club”.

Su salida de la presidencia de Cartaginés

¿Cómo se va del Cartaginés?

Me siento tranquilo porque siempre tratamos de hacer lo mejor por la institución. Como junta directiva fuimos los que generamos esta posibilidad de que Cartaginés fuera adquirido, para buscarle un norte diferente desde el punto de vista financiero y por ende deportivo. Vienen cosas importantes para el Cartaginés y me voy tranquilo.

Algunos dicen que más bien ustedes fueron parte del problema, ¿cómo lo toma?

Es que es ese 3% que votó en contra (propuesta 1906 Cartaginés S. A.) también fue parte del problema. Esas personas fueron cercanas al Cartaginés y no lograron las cosas que nosotros tampoco pudimos conseguir. Mis compañeros y yo salimos al igual que las otras juntas directivas de los últimos 70 años: sin un título, que era lo que todos buscábamos.

”A las pruebas nos remitimos, hicimos esfuerzo para mantener la institución y buscamos la posibilidad de que se abriera la sociedad y se logró.

¿Estaba cansado de tanto problema y de tan pleito con los mismos accionistas del equipo?

Sí, llega un momento que uno se desgasta de todas estas luchas de poderes, tenía un tiempo de estar impaciente por lo que podría pasar en el futuro. Incluso, para la asamblea no fui con toda la certeza de que sucediera lo que al final pasó, porque uno siempre le tiene respeto a las voces del odio, como les he llamado yo. Al final, lo importante es que las cosas salieron bien y ahora me voy con bastante tranquilidad para la casa.

¿Le hará falta estar al frente del equipo?

Honestamente creo que ya son alrededor de 15 años relacionado con la dirigencia de alguna manera, en los últimos cinco años como vicepresidente y después como presidente. Por ejemplo, el día de la asamblea fue el cumpleaños de mi hija menor y no pude compartir con ella por estar en cosas del Cartaginés. Creo que ya es hora de dedicarme al negocio que tengo, a la familia y estoy muy tranquilo.

”De verdad que quiero ser una aficionado más, poder expresarme y manifestarme de la manera que hacen los otros aficionados, guardando la línea del respeto. Me voy tranquilo por lo realizado en nuestra gestión.

Proceso de cesión y posibles trabas

¿Qué opina de que el accionista Adrián Ulloa solicitará la documentación sobre estados financieros, sesiones de junta directiva y audios de las últimas asambleas?

Todos los accionistas están en derecho de solicitar la documentación a la que hace referencia, siempre que cumpla con las formalidades y los parámetros que determinan los estatutos. Sin embargo, en este caso en específico la finalidad no es informarse, sino que hay antecedentes y lo que han hecho es buscar cómo impugnar o cómo traerse abajo ciertos acuerdo, cuando la enorme mayoría de accionistas han tomado una decisión.

”Me parece que esto es continuar con una tendencia vieja de la lucha de poderes. La persona que solicita esto es reiterativa en este tipo de acciones. En la próxima sesión de junta directiva analizaremos este punto, para proceder con lo que corresponde y darle respuesta a este accionista.

”Es más de lo mismo, no dejar que la institución avance y vea hacia el futuro, pero es a lo que debemos acogernos según los estatutos de la sociedad anónima”.

Ante esta situación, ¿teme que se pueda venir abajo el acuerdo con los inversionistas o que este grupo prefiera hacerse a un lado?

En lo personal tengo cierto recelo, tal vez no temor, pero sí inquietud por lo que puedan pensar los inversionistas ante la continuación de estas luchas de poderes y que no se respete un acuerdo que se tomó por una mayoría aplastante de los accionistas. Espero que los inversionistas tomen esto como lo que es, como un grupo que no está interesado en el futuro de Cartaginés, sino que busca el pelo en la sopa.

¿Cómo será la transición para que el nuevo grupo inversor tome el control del equipo?

Eso es lo que se requiere definir en próxima asamblea. La ventaja es que es gente cercana, va a ser una transición sumamente fácil para nosotros, y sobre todo transparente porque aquí no hay nada que ocultar. Ellos tienen toda la información y accesos y me imagino que la gerencia interina va a continuar en su función, entonces la verdad que aquí es ser facilitadores y colaboradores de cualquier proceso que vayan a iniciar.

¿Cuáles son los cambios que se deben realizar en la próxima asamblea del 29 de noviembre?

En la última asamblea se aprobó la adquisición del 90% de las acciones por parte de 1906 Cartaginés S. A., se tiene que hacer un aumento de capital social para lo cual se tiene la otra asamblea, ahí se van a entregar los poderes para que ellos asuman como administradores del club y como dueños con el 90% de las acciones del equipo. Evidentemente tendrán poder de decisión a través de la sociedad 1906, que será el socio mayoritario.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.