Esteban Valverde. 22 mayo

#LoQueNoSeSabe sobre Carolina Venegas: las lágrimas brotan desde su corazón

Carolina Venegas es una de las jugadoras símbolo del fútbol femenino costarricense. Además de ser la capitana del Saprissa FF, la futbolista es de las pocas jugadoras que cuenta en su hoja de vida con un Mundial Sub 17, uno Sub 20 y uno Mayor.

Atrás de ese éxito hay una serie de situaciones que no son palpables a simple vista, pero acá presentamos los secretos de la deportista tibaseña, quien ha forjado su éxito pese a las adversidades.

La deportista fue la décimo segunda invitada al programa de La Nación, #LoQueNoSeSabe, en el que mostró su lado más humano y dio a conocer cómo pese a las adversidades encontró el éxito en el deporte que es su pasión desde los primeros años de su vida.

La gran motivación de Venegas tiene nombre y apellidos, se trata de su sobrina Isabella, la hija de su hermana Adriana, quien también fue jugadora y mundialista Sub 20 con Carolina.

“Mi sobrina Isabella, esta niña es el amor de mi vida, es lo más lindo que me ha dado mi hermana y mi vida. Cuando yo salgo con ella la gente piensa que es hija mía. Es mi primera sobrina y me enamoré perdidamente de ella. Yo le tengo un temor enorme a que crezca, pero solo espero que sea tan valiente como su mamá, su abuelita y su tía... Que sea ella misma, que nunca se deje impresionar por nadie y que sea lo que quiera en la vida”, confesó.

La pequeña tiene seis años y siempre le dice que su deseo es que la entrene para así ser como su tía.

Carolina no escondió que uno de los pasajes más fuertes de su vida es el que vive con su padre, Adrián Venegas, quien desde 2002 está fuera de Costa Rica.

“Mi papá vive en Canadá desde el 2002. Con mi papá dejé de vivir a los 15 años, nos hemos visto como tres veces desde entonces; ahora yo tengo 28. Cuando yo crecí, pues me desvivía por mi papá, seguidamente cuando entré en la etapa de Selección no tuve el apoyo de él. Yo tenía rencores hacia él... Y ya yo me he sentado a hablar con él de estas cosas... Pero yo no logro entender cómo mi papá con todas las facilidades que tiene y teniendo dos hijas que lograron muchas cosas en el fútbol y que el fútbol empezó por él pues.. (...) Él nos vio en el Mundial, pero eso solo es la cima de todo lo que pasamos. Ir a tres partidos del mundial, no es apoyar a tus hijas”, explicó entre lágrimas.

“Yo volví de Canadá a los 15 años y el camino fue durísimo, si ahorita yo lloro es porque me sigue doliendo y no entiendo, pero no hay rencor, yo amo a mi papá, él nunca podrá decir que le he faltado el respeto”, finalizó, quien ha tenido diferentes obstáculos para mantenerse jugando.

El fútbol le jugó una mala pasada a la goleadora en 2018, cuando sufrió su tercera lesión de ligamento.

“He tenido tres operaciones de ligamento, no es solamente todo lo que pasé en mi carrera, sino las lesiones... esa fue la última y me operaron en agosto del 2018, me rompí el cruzado en un entrenamiento de la Selección... Es una de las peores, son muchos meses de rehabilitación, los primeros meses son muy complejos, un mes en cama... Esa vez me tocó pasar por esto, pero bueno, logré recuperarme”, revivió.

En sus inicios, la delantera dio a conocer que tenía muchas dudas religiosas, por lo que decidió tomar la Biblia para comprender diferentes cuestionamientos que la atacaban.

“Yo crecí en una familia cristiana y toda mi vida pues iba a la alabanza y todo. A los 12 años me bauticé en aguas, a mí me obligaban a ir al culto para salir con mis amigos. Tal vez leyendo la Biblia yo logré entender muchas preguntas que tenía, pero sigo en esa lucha. Yo desde hace un tiempo para acá decidí vivir mi vida con lo que debo hacer, sigo creyendo en Dios, pero siento que muchas cosas son fanatismo. Odio la hipocresía en la religión. Yo sigo mi corazón”, definió.

La romperredes agregó que su gol más recordado fue el que marcó en el Mundial Sub 20 de 2009, cuando anotó en el partido inaugural frente a Alemania.

Carolina Venegas es la referencia ofensiva de Saprissa. Fotografía: Facebook de Carolina Venegas
Carolina Venegas es la referencia ofensiva de Saprissa. Fotografía: Facebook de Carolina Venegas

"Anotar en un Mundial Sub 20 es algo mágico, estaba Franz Beckenbauer en la gradería. Lo practicamos y practicamos y no entraba, pero en el partido salió. En el premundial mayor también otro gol que me marcó fue el que le hice a Trinidad y Tobago, porque con ese nos fuimos a los penales y clasificamos a la Copa del Mundo", recordó.

A la jugadora la marcaron como DT's, Karla Alemań y Rándall Chacón.

"Karla Alemán, ella me ayudó mucho en mi formación como persona, no solo futbolista, cuando uno estaba adolescente pensaba que todo sería fácil, ella llegó y te puso los pies en la tierra, ella me enseñó muchísimo. Ella sabe que la admiro muchísimo. El otro fue Rándall Chacón que lo tuve en el mundial Sub-20, él me ayudó mucho, creyó mucho en mí y aprendí mucho de él", añadió.

#LoQueNoSabe reveló los secretos de la capitana del Saprissa Femenino, Carolina Venegas.